"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

lunes, 20 de abril de 2009

Ayuda (El relato de una vida)

Un relato publicado en Relato completo, Relato comansi, para los que no lo leísteis allí, cuando se publicó...
Espero que os guste.


"Respiras hondo y te haces la ilusión de que lo vas a conseguir, que tú puedes, que está a tu alcance...
Sueñas cada noche con descubrir que, de algo sirven tus esfuerzos, que para algo han valido esos besos, esa sumisión y esa admiración. La obediencia ciega. Que la recompensa ha de estar escondida en algún lugar... y la buscas y la esperas… sin descanso, con la fe propia de los
niños.

¿Seré yo? ¿Qué habré hecho mal? ¿Provoco yo sus ataques…?


Y los golpes van llegando... y los vas encajando...
Acabará pronto, te dices a ti mismo...

Y un día, algo te golpea tan fuerte, que te hace caer, tambalearte tan violentamen
te, que incluso en el suelo parece que sigas cayendo... Y ni te duele. Los morados de la piel parecen surgir a voluntad propia, pero lo que escuece no se ve, lo que duele es el alma que llora desconsolada preguntándose ¿Por qué yo? ¿Por qué?

Y entonces decides que ya no puedes más.
Es cuando un sentimiento fuerte se apodera de ti, y de da fuerzas.
Sientes que puedes caminar y LO HACES… sin dudar... y derivas en una playa... vacía, ya sin preguntas, ya sin penas, ya sin dolor ni dentro ni fuera... Y de repente, él aparece y te muestra una puerta, una salida... ¡Y la tomas! corres como loco, como alma que lleva el diablo.

Corres sin destino y
sobre todo sin mirar atrás... Y avanzas por ese camino sin reparar en las cosas que vas dejando a los lados, en la personas que vas despreciando... NO, no entres en mi vida, me dañarás... NO, no quiero conocerte, me herirás... NO, no me toques... sangraré... como siempre, NO, no me beses, me abandonarás… El corazón convertido en el corredor de fondo de una loca carrera por alcanzar el final... ¿de qué?
Y vas quedándote solo, sólo con él... ese que encontraste en la playa, que te mostró un sendero por el que correr, un escape...
Ese malvado, disfrazado de payaso, de amable y risueño compañero, de guía experimentado... que te ha llevado de la mano al futuro de tu propia vida...

Ahora estoy aquí, sentado frente a un profundo acantilado, con los pies colgando... han pasado muchos años... En el 2050, las cosas han cambiado. Yo conseguí que nadie me golpease más.

No volví a ver a mi padre, ese ser tan cruel... Mis bracitos nunca más tuvieron moratones, ningún diente voló fuera de mi boca ensangrentada. Nunca nadie más me violentó en mi propia cama.
¡Lo conseguí!

Ahora miro a mi alrededor y, lejos de sentirme orgulloso de mí mismo, veo que nadie me acompaña excepto él... siempre cerca, siempre como una sombra, oscureciendo
cada rayo de sol...
Se acerca despacio hacia mí, y me susurra al oído "SALTA"... un abismo me espera.
Detrás... él continúa... susurrando como un soplo de aliento que se mete por mi nuca…"SALTA... saaaalta".

Me levanto lentamente, un leve mareo de vértigo acude a mi frente y lo hago... suavemente... Salto. Más… me dejo caer… caigo y puedo oír como él, mi compañero de viaje, se ríe burlón... me señala con el dedo y SE RÍE... SE Ríeeeee....

Veo como allí, al borde del abismo él... el odio... Se ríe de mí... mientras busca ya a su próxima víctima.

Alguien a quien SALVAR, algún pobre desgraciado que, como yo, nunca supo perdonar y olvidar."


Hace tiempo que aprendí que odiar mancha a todo el que tiene contacto con ese sentimiento... no odio, mi fábrica dejo de hacer ese producto. Mi fábrica solo emite cosas buenas y he observado que desde entonces, hasta mi piel está más limpia...
¿Que opinas?

Un beso,

44 comentarios:

Pilar dijo...

Enhorabuena, por esa decisión... muy sabia decisión. Del sufrimiento también se aprende... pero eso debería ser en edades adultas, nada justifica el sufrimiento de un niño. No solo tu piel es limpia... tu alma, tu mirada, toda tu eres limpia y bella.
Un enorme abrazo, mi niña linda.
Pilar

Soñadora dijo...

Opino que vales un tesoro querida amiga y que agradezco a Dios que haya cruzado nuestros caminos aunque sea virtualmente.
Muchos besitos,

Antonio dijo...

Buena decisión de vida tomada en ese relato, hasta el espíritu se siente limpio cuando no hay odio.


Un beso mijita.

seo dijo...

ya lo conocia de leerlo alli pero sigue impactando una segunda vez

un beso

Genín dijo...

¡Que recuerdos!
Yo no salté, me escapé y me metí en el Ejercito y me salvé.
Pero muchos de esos miedos, los tengo todavía muy presentes, condicionaron siempre mi vida y lo siguen haciendo, pero no odio, hace mucho tiempo que la perdoné...
Besos y salud

Isabel. dijo...

Hola Natacha.

Opino que si hay personas que tienen siempre ese odio a su lado, yo sin querer he conociodo a una, afortunadamente no la tengo cerca pero se que su odio no la deja vivir, por eso ella (por es una mujer)intenta no dejarnos vivir a nosotros.

Mi conciencia está muy tranquila y mi piel muy limpia...


Un abrazo y te felicito por el escrito, es precioso, como todo lo que tocan tus manos.

Mar dijo...

Un relato muy fuerte pero con un gran mensaje, me ha encantado!!

Felicidades a todas las Madres!!

Besitosssssssssss

PIER BIONNIVELLS dijo...

Si que es fuerte esta entrada!!
Lo bueno de todo. es econtrar el buen camino y seguir la decisión acertada!!
Que tengas una buena semana.
Abrazos.

Geni dijo...

Mientras iba leyendo tu entrada, sensaciones diferentes me han ido invadiendo rabia, impotencia, miedo, dolor, pero al final el perdón a predominado y vivir sin rencor es la mejor opción aunque muy difícil cuando se ha tenido una niñez así.
Un beso querida amiga, eres una maestra de las palabras, sabes hacer llegar tu mensaje.
Un besito guapa.

Amelie dijo...

Precioso y estremecedor relato.

El odio es mal compañero, nos hace infelices, y no podemos permitir que se salga con la suya. Hay que alejar de nuestras vidas lo que nos hace daño y rodearnos de cosas positivas. Y ser felices.

Un abrazo.

Adolfo Calatayu dijo...

Es precioso,querida Natacha,directo,sencillo y profundo,como decimos por estos lares "cortito y al pie" jajajaja (es un refrán nacido del fútbol).
Cuanta sabiduría en tu relato !!!
Muchos muchos cariños.

Airblue dijo...

No sé, carita guapa, yo no sé odiar y te aseguro que he tenido motivos, pero cuando el ceño se me frunce pienso que no merece la pena. Hay recuerdos que vienen a mi mente que entonces me hicieron daño y ahora no les doy tanta importancia.

Odiar nunca. Aunque soy de las que perdono, pero nunca olvido.

Besos preciosa.

Chuspi dijo...

Hola Natachilla!!
Yo he estado muy enfadada, muy enervada y todo lo qué quieras pero creo que jamàs he conocido EL ODIO.
Me han invadido muchos momentos de rencor in extremis que me producían ese efecto bloqueo-caparazón, de no querer saber nada más...
Pero al final, si eran personas allegadas, el cariño subyacente lo mitigaba...
Eso sí...igual no era un olvido, o un perdón...pero jamás ese sentimiento tan destructivo y aniquilador como el odio.

Besos desde bambalinasss!!!
Te sigo/ os sigo/ aunque no escriba,: )

Un abrazote!!!

roxana dijo...

Siento igual que ti,Es de una gran pobreza espiritual el que necesita golpear para hacerse entender o querer!!!!
Tiene mucho mas que nosotras para aprender, le llevamos unos pasos de adelanto! Eso ya es mucho, continuemos por el camino que nos hace bien y es el de ser personas que dicen lo que piensan o reflexionan sino lo pueden decir, pero que no golpean para que los entendamos!
un beso grande !!

rivela dijo...

Precioso relato, no lo conocia. Tocar fondo , la mayoria de las veces nos hacer resurgir de nuestras porpias cenizas. un saludo

Pedro dijo...

Me ha estremecido igual que la primera vez que lo leí.
El odio hace todo eso y mucho más. Lo mejor es olvidarnos de él para siempre, como tú has hecho.

Un beso.

Bowman dijo...

Ya sabes, el mejor desprecio es no hacer aprecios.

Precioso texto, tan bien escrito como todo lo que sale de tu pluma virtual.

Besos

Aimara dijo...

Hola Natacha!!

A veces no somos capaces de saber hasta donde podemos llegar y si alguien conseguiría hacer nuestro ese sentimiento tan feo del que hablas, el odio.
Quienes por diferentes motivos complicados, humillaciones, daño, terror... han visto cerca al odio y lo han dejado pasar,de verdad, sin que una parte quede dentro, escondido quizá de cara a los demás, son libres realmente, mas fuertes de lo que llegaran a pensar y para mi unos auténticos guerreros de la Luz!!

Besitos astrales!!

Natacha dijo...

Pilar, es necesario tomar estas decisiones... sino el dolor nunca termina.
Gracias por tus hermosas palabras, no sé que decir, la verdad.
Un beso, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Soñadora, nada de tesoro, soy muy afortunada de contar con personas hermosas a mi alrededor, tal como tu, linda
Un beso, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Claro, Antonio, el odio mancha muy feo.
Gracias mijito.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Seo, gracias bonita, por volver a leerlo, esto es amistad... jeje.
Un beso, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Genín, vaya, siento oir eso... es triste, pero es maravilloso que escaparas y sobre todo, que no guardes renconres. Tu sabes muy bien que no sirven.
Gracias por tus palabras, cielo.
Un beso,
Natacha

Natacha dijo...

Isabel, pues es una lástima... son personas perdidas, no aportan nada a los demás y además se quedan secos, vacíos, oscuros...
Tal vez en vez de alejarte deberías intentar que entienda... Salvar o ayudar también es hermoso, siempre que se pueda, claro...
Gracias por tus lindas palabras, eres encantadora.
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Mar, gracias por venir, cielo. Felicidades, aunque sea con retraso.
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Pier, si, solo quería señalar que hay que perdonar, que cargar con esos sacos... no va a ningún lugar.
Un beso, mi niña.
Natacha.

Natacha dijo...

Geni, gracias bonita. Me alegra ver que el mensaje llega. Solo prentendo eso, dar a entender que no lleva a ningún lugar bueno revivir cosas terribles. Es cierto que la vida es diferente dependiendo de tu infancia... pero todo eso ha de quedar atrás y olvidado, Es lo más sano.
Un beso, encantadora mujer.
Natacha.

Natacha dijo...

Amelie, ese es el secreto, desde luego. Da risas y tendrás risas... amor por amor y felicidad por felicidad... siempre es así.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Adolfo, nada de sabiduría, jajaja. Soy una total ignorante de casi todo, ya lo sabes, pero esto me gusta trasmitirlo, comprobarlo es muy facil y sano.
Un beso, corazón.
Natacha.

Natacha dijo...

Air, esa es mi niña. Claro que sí, imaginaba que eras de ese tipo de personas.. no podría ser de otra forma. Lista y encantadora.
Un beso, querida amiga.
Natacha.

Natacha dijo...

Chuspi, hola mi niña.. ¡qué alegría verte!
El odio es horrible y me alegra saber que nunca lo tocaste, no lo hagas, infecta de manera horrible.
Gracias por asomar tu cabecita. Para mí es un regalo.
Un beso, mi niña bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Roxana, así es cielo... Sigamos nuestro caminito que es mucho más hermoso...
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Rivela, tocar fondo nos deja pegar el zapatazo para volver a salir, asi es...
Un beso, preciosa
Natacha

Natacha dijo...

Pedro, gracias por volver a leerlo. Un placer tenerte cerquita, ya lo sabes.
Y si, el odio bien lejos...
Un beso, lindo
Natacha.

Natacha dijo...

Bowman, un refrán interesante, claro...Gracias por tus palabras.
Un beso, corazón.
Natacha.

Natacha dijo...

Aimara, asi es... muy interesante tu reflexión. Muchas gracias por pasarte por esta trastienda.
Te dejo un beso, mi niña
Natacha.

Bitter dijo...

La última frase la he encontrado sencillamente preciosa, pienso que hay cosas que no valen ni el esfuerzo, ni el gasto de energía, cuando se puede canalizar en buenas ondas.
un abrazo preciosa

Pd: que buen relato eh!

Adrisol dijo...

nada justifica el dolor de un niño!!!!!
decisión correcta.....
besitos, reina


no había visto esta entrada!!
mis disculpas....

José dijo...

Es un relato muy emocionante. Ojalá ningún niño, mujer ni hombre, tuviera que soportar nunca más ninguna violencia.
Tienes razón, el odio no es buena cosa, aunque yo no creo haber llegado al punto en que ya no lo siento.
Un beso.

Natacha dijo...

Bitter, gracias mi niña. Es un placer recibirte por aquí.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Adrisol, gracias por venir, linda. No tienes la obligación de visitarme, solo hazlo cuando te apetezca, mi niña.
Un beso, bonita
Natacha

Natacha dijo...

José, me alegra que nunca lo hayas sentido así, no lo hagas, es un feo asunto,
Un beso, cielo.
Natacha.

mireya dijo...

me encanta leerte...te encontré por casualidad y creo..que he llegado un poc tarde, pero....espero volver a leerte y poder estar junto a vosotros un poco más.

Mireya

Luna. dijo...

Es muy difícil quitar el odio de tu vida, necesario, pero muy difícil. Cuando nos han hecho tanto daño, tanto físico como psicológico, ademas ves que intentan seguir haciéndotelo, el odio se convierte en un aliado que parece, erróneamente, que te de fuerzas para seguir sobreviviendo. Se que no es así, el odio genera mas dolor y es una carga pesada que no merece la pena llevar.
Yo también quise acabar una vez con todo, en el ultimo momento me arrepentí, pero mi "familia" se encargo de seguirme amargando la existencia.Con los años vas aprendiendo donde esta tu sitio y a quien quieres cerca y a quien no.
En fin, muy buena entrada y felicidades por el blog!