"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

jueves, 8 de mayo de 2008

La crueldad...


Constantemente sostenemos que el ser humano cada vez es más cruel, que no conocemos el límite.

Todos hemos pensado alguna vez que ... "dónde se dirige la humanidad... con estos asesinos en serie, estos niños que maltratan a sus padres, o que graban en el móvil las agresiones a un compañero más débil".

Es verdad que somos crueles, y nuestros jóvenes también... pero...

El otro día fuí al centro de Madrid a comprar unos libros, y encontré en una plaza muy cercana a la céntrica Gran Vía, (cerca de Callao, para quien conozca Madrid), un mercadillo medieval, con sus olores a especias, su horno haciendo pan... el suelo cubierto de paja y montones de personas disfrazadas de la época.
Sonaba música del medioevo y aquello me transportó a un pasado que parecía haber vivido ya. Un pasado, del que seguramente todos hemos formado parte en otras vidas u otros mundos...

Al salir del mercadillo quedé parada. Frente a mi, una pequeña exposición al aire libre de unos elementos que me hicieron erizar los cabellos. Quedé pegada al asfalto viendo aquel horror. Se trataba de elementos de tortura del medioevo, de los que se utilizaban normalmente para interrogatorios, básicamente o como castigo ejemplar de sabe dios qué delitos...



Como mis bolsos aún conservan el tamaño de cuando mis hijos eran pequeños que me veía obligada a llevar, tiritas, pañuelos húmedos, baberos, juguetitos y demás gaitas... pues siempre puedo llevar miles de cosas... como ¡mi cámara de fotos!

Me alegré y me acordé de todos. Quería compartir aquello con mis amigos del blog, es decir con todos los que estáis ahí, en la trastienda, sentaditos, con un café a la espera de leer amablemente mis post...

Aquí están las fotos de estos "aparatos" que nos dan una idea de cómo el ser humano no es ahora más malo y perverso que antes. Simplemente cambiaron los métodos, las personas somos, desgraciadamente, tan horribles entonces como ahora... a mi me resulta terrible imaginar el sufrimiento de aquellos pobres habitantes...


.-Silla de interrogatorio:

Se trataba de un utensilio básico del inquisidor. El efecto de los pinchos sobre la víctima es evidente. No necesita comentarios.
Éste sufre atrozmente desde el principio del interrogatorio, que puede ser más intenso si se aplican sacudidas o golpes en brazos, piernas u otra parte del cuerpo.
El asiento era muchas veces de hierro. de manera que se podía calentar con un brasero o una antorcha, aumentando así el dolor al calentarse los clavos.




.-Potro pequeño

Sencillo aparato de tortura donde el reo era atado de pies y manos, quedando en una incómoda y vulnerable posición. Generalmente se complementaba con azotes y latigazos.






.-Garrote Vil

Aparato de tortura y ejecución inventado en España. Consistía en un método por el cual, un pincho se introducía por las vértebras cervicales al mismo tiempo que aprieta el cuello por delante, asfixiando la tráquea con el collar de hierro que, girando una manivela trasera, aprisionaba el cuello, matando así, por asfixia o por la destrucción la médula espinal.
La presencia de la punta de hierro en la parte posterior de la cabeza, no solo NO provoca una muerte rápida, sino que aumenta las posibilidades de una lenta y prolongada agonía.
Fue utilizado durante el siglo XX en España y en algunos países de América Latina.




.- Rueda de la Verdad.

Pocos inquisidores disponían de aparatos tan complejos. Con esta rueda, el verdugo conseguía desorientar y aturdir en unos pocos minutos.
Tras el aturdimiento se colocaba un brasero bajo la rueda. Con el fin de castigar al condenado, quemandole cada vez que giraba.
En algunos casos se colocaba una tabla cubierta con clavos que desgarraban la piel a cada vuelta de la rueda.






.- Silla simple de interrogatorio.

Silla pequeña y ligera, por lo que el inquisidor podía desplazarla hasta el lugar preciso. No menos efectiva que las grandes y pesadas sillas de interrogatorio, aunque al principio pareciera menos peligrosa, el interrogado descubría al instante, que al disponer de menos pinchos, éstos se clavaban con mayor facilidad.







.-Cepo con barras de Pinchos.

Utilizado para inmovilizar al condenado cerrándose en torno al cuello y las muñecas. Son ambas piezas de madera.
Se completaba el sufrimiento y el suplicio con dos barras armadas con pinchos afilados que se clavaban en las carnes, provocando laceraciones y heridas, que por infecciones resultaban muchas veces mortales.






.- Cuna de Judas.

Instrumento de tortura utilizado principalmente para sacar confesiones.
Consiste en una pirámide puntiaguda, sobre la cual se alza la víctima para después dejarla caer una o varias veces, de modo que la punta topara con la zona genital o anal con mayor o menor presión, dependiendo de como se desarrollara la confesión.
Para aumentar el sufrimiento, en ocasiones se ataban pesada piedras de las manos y los tobillos del reo.








Como veis, una terrible colección de aparatos de tortura...
No tenemos que perder la perspectiva del pasado, de dónde venimos...

Tal vez deberíamos cambiar hacia donde vamos...
¿Acaso no hemos aprendido nada?

Un saludo
Natacha.

83 comentarios:

Hache XX dijo...

Escalofriante. Llevas razón que son cosas que no deben caer en el olvido. La crueldad del hombre no tiene límites.
Besotes.

Antiqva dijo...

Yo vi hace tiempo una exposicion sobre la Inquisicion y tambien estaban exquisiteces de ese tipo...

Y lo curioso es que es como si no hubiera pasado nada.

Los herejes, brujas y similares siguen siendo los malos.

Sin comentarios

Un abrazo, Natacha

angie dijo...

Hoy me ha resultado imposible leer tu post. No puedo soportar la tortura de ninguna manera. Cuando hay escenas de este tipo en la televisión o en alguna película no puedo evitar taparme la cara o salir de la habitación. Es superior a mí.

Natacha dijo...

Hachexx. Se queda uno pegado mirando ese horror.
Un beso, guapetón.
Natacha.

Natacha dijo...

Si antiqva, me pregunto que harían con algunos de nosotros en esa época, ¡qué miedo!
A pesar de todo me alegro de vivir ahora y aquí.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Angie, cariño, he tratado el tema con bastante suavidad. Tampoco me agrada el dolor, de hecho mi umbral de dolor no existe, es bajo cero.
Pero me pareció interesante echar un vistazo al lugar de donde venimos... Pero bueno, no pasa nada. El próximo prometo ser más dulce, como es mi costumbre.
Un besito, linda
Natacha.

Eva dijo...

Jo-der, se me han puesto los pelos como escarpias. ¡Qué horror!

Zinar Ala dijo...

Un tremendo reportaje Natacha.
Yo lo vi el año pasado en Ciudad Real en los jardines del prado, ¡qué miedo! Todo es terrorífico

Natacha dijo...

Eva, a mi también, cuando lo ví. La verdad es que es terrorífico... pero lo malo es que es real...
Nunca me gustó la edad media, yo creo que en parte por lo bestias que eran.
Un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Zinar, si que da miedo... Pero vamos a no olvidarlo...
Un beso, lindo
Natacha.

Gatadeangora dijo...

¡¡Tremeno!!,sólo el hombre puede inventar e imaginar estos artilugios extremecedores para el sufrimiento de sus semejantes.
Besitos

Anónimo dijo...

estoy realmente impresionada con las imágenes! resulta imposible visualizar lo que realmente representan y tendemos a verlos como objetos curiosos... pero... ¡cuánta incomprensión! ¡cuánta intolerancia!... el uso del garrote vil en el siglo XX resulta insoportable... como tantas otras barbaridades cometidas en la misma época, tan reciente. Y en Estados Unidos siguen asesinando a los presos con una tremenda frialdad... Muchos besos y espero seguirme ilustrando en tu blog. Sinkuenta

Airblue dijo...

A ver, carita de cielo, la tortura existe desde que el ser humano ¡qué ironía! está en el mundo. Es terrible pensar que se encuentre placer en hacer esas atrocidades, en definitiva, hacer daño es igual a malicia y desgraciadamente el mal y el daño casi son innatos.

En una ocasión en uno de mis viajes a Londres, se nos ocurrió a mi hija y a mi visitar el Museo de los horrores, el London Dungeon que
reconstruye más de 2000 años de sucesos espantosos que ocurrieron en la realidad. Te aseguro que no vuelvo.
Sabía lo de la feria medieval en Madrid.
Interesante entrada como siempre para meditar.

¿Otro café?.

Interesante tema

Genín dijo...

Ay, muchas gracias Natacha, gracias a ti voy a ganarme una pasta.
Se me ha ocurrido traducir tu post al Inglés y mandárselo al Bush, seguro que compra la idea para Guantánamo y las cárceles clandestinas que tiene por el mundo...jajaja
Besitos y salud

Maru dijo...

Ay amiga, qué angustia me ha causado ver esto..
No quiero imaginarme el sufrimiento de la gente.
Seguimos siendo crueles, sólo hemos cambiado los métodos.
Y creo que ahora es aún peor, porque somos menos ignorantes (se supone) y lo necio no se nos ha quitado.

Un beso escalofriante.

Amelie dijo...

¡Qué horror! qué mal sabor de boca se me ha quedado...

Como digo en una de mis últimas entradas en mi blog, el ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor...

Besos.

josé javier dijo...

Uff, impresionante. Aunque creo que en la edad media esa crueldad venía de le inquisición, del poder. Ahora eso no ocurre en España, o al menos eso espero. Un saludo. J.J.

hawkeye dijo...

Hola Natacha! curioso, este finde pasado también visité un merdadillo medieval y tambien tuve la orripilante ocasión de ver todas esas "armas" de tortura, y las califico así porque exclusivamente estaban destinadas a hacer daño y a acabar con la vida de otras personas... El hombre por eso siempre tropieza mil veces con la misma piedra, y la crueldad del ser humano es algon innato en ellos... Besos!!!

Aguabella dijo...

NATACHA
escaloriante es poco, no hay palabras la maldad del hombre no tiene limites.
no me extraña en absoluto que en los interrogatorios todos fueran culpables, todos dirian lo que los inquisidores querian oir.
tremendo.
que buen trabajo has hecho.
Un besito

Pedro dijo...

A mí también se me han puesto los pelos de punta. Para infringir dolor no nos falta imaginación. Lástima no usarla para hacer el bien.
Me temo que nunca cambiaremos.
Un beso.

ricard dijo...

Definitivamente, la tortura actual es mucho mas refinada y casi invisible... tan invisible que a veces te torturan a diario sin que te des cuenta. Casi que prefiero esos aparatos rudimentarios y terroríficos, al menos sabías a que te enfrentabas.

Me ha encantado tu post.

Adolfo Calatayu dijo...

Realmente meten miedo esos "artilugios"...y ocurre como vos estimás;no es que ahora la especie humana sea "más mala",o que antes lo fuera. Hemos sido siempre igual: ángeles y demonios,vale decir con nuestras luces y sombras...se suele hablar de una cierta evolución en la Humanidad,pero no es así,la única evolución que deberíamos considerar es la moral (incluso la espiritual),no la tecnológica exclusivamente,entiendo que ese es el desafío del Hombre,no la polución,la explosión demografica,el calentamiento global,los residuos etc etc. Si la Humanidad (y también nos olvidamos del "sentido" de esa palabra),"crece" y logra elevarse del barro de sus miserias,podrá solucionar sus otros problemas que mencioné,no? Es mi forma de verlo...
Muchos cariños,preciosa.

Natacha dijo...

Sinkuenta, querida, es verdad que es horrible. Pero hoy en día se siguen cometiendo burradas parecidas o incluso peores...
No tenemos que pensar mucho... los anfitriones de las olimpiadas, por ejemplo...
En fin, no perdamos la memoria y que nos sirva de algo... ver todo este dolor.
Un besito, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Airblue, ese museo deber ser terrible... gracias por contarlo... ya sé un lugar que puedo ahorrarme si voy a Londres...
Es verdad que el ser humano carga consigo todo lo bueno y lo malo. Creo que el secreto está en intentar que el uno supere al otro. Encerrar lo malo en el fondo... para que no salga y no dañe...
Venga ese café, preciosa.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Jajaja, Genín. Venga, pero vamos a medias... jeje.
Un besito, guapetón.
Natacha.

Natacha dijo...

Maru, bueno eso de que somos menos ignorantes.... qué quieres que te diga. queda mucha gente bestia... conozco algunos con carreras (varias) que no los quisiera de consejeros...
Un beso, guapa.
Natacha.

Natacha dijo...

Amelie, si cielo. se trata de eso, de sacar siempre (o intentarlo) lo mejor que todos lo tenemos también.
Un besito, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Jose Javier, espero que no, aunque creo que hay muchas formas de tortura y no tengo claro que no existan hoy día.
un besito, amigo
Natacha.

Natacha dijo...

Hawkeye, qué curioso, verdad?
La verdad es que son aparatos que destilan el miedo y el dolor que produjeron en su momento... una horrible visión.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Aguabella, siempre lo he pensado, que yo al primer dolor cantaría todo lo que quisieran... no aguantaría ni un minuto... ¡qué horror!
Un beso, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Pedro, bueno, vamos a pensar que también hay gente que emplea sus dones para bien... No todos somos malos, afortunadamente, Mira tú, eres un amor....
Un beso, amigo
Natacha.

Natacha dijo...

Ricard, ¡hola!
Es una manera de verlo. Realmente ya hemos dicho que hoy en día la tortura sigue existiendo y así será mientras el hombre pise el suelo....
Gracias por venir.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Adolfo, qué razón tienes. Cuando el hombre sea capaz de "crecer" por dentro, tal vez soluciones los horrores de su exterior, de sus relaciones con los demás, del ansia de poder....
Es dificil la evolución... mucho más lenta de lo que parece o de lo que sería deseable.
Un beso, mi niño.
Natacha.

Natacha dijo...

Gatita, es horrible. tu no mires, que eres tan tierna que no debes verlo...
Un besito, preciosa.
Natacha.

@Patrulich dijo...

Por Dios!!! No he podido terminar de leer... se me puso la carne de gallina, aunque algunas cosas había leído hace tiempo ya.
Producir sufrimientos tan atroces me quita el aliento, sólo pensarlo...
Un abrazo y un beso, hermana

Natacha dijo...

Patri, hermanita. No era mi intención heriros, al contrario, pensé que el tema merecía la pena por su parte de aprendizaje...
Siento haberte herido. Mi niña.
un besito, linda
Natacha.

@Patrulich dijo...

Por supuesto que no me has herido... quizá me expresé mal.
Te pido disculpas, porque no quise decir que me herías... pobre gente la que padeció esas locuras, ellos sí que han sufrido.
Un beso grande!

Natacha dijo...

Ufff, qué bien. Linda niña. No quiero ver que nadie te hace daño. Me cortaría las manos antes de hacer daño a alguien, y menos a tí, mi cielo.
Natacha.

PIZARR dijo...

Bonita entrada Natacha. Hace años tuve la ocasión de ver una exposición semejante y la verdad es que pone los pelos de punta.

Como bien dices, algo deberíamos de haber aprendido del pasado... pero...

Un beso Natacha

Natacha dijo...

Pizzar, no hemos aprendido nada, si acaso como hacer aún más daño sin que nadie se entere. Sin necesidad de ningún aparato. Terible ¿no?
Un beso, linda
Natacha.

eva maria dijo...

Es un tema que me crea mucha angustia, en Santillana del mar, hay un museo de la inquisición, y llevo toda la vida parando en esa puerta, y jamás he conseguido entrar, ni nadie lo conseguió, y ahora se que nunca entraré y no me importa. Cuando salen estos temas, siempre mi mente me lleva a lo que luchan otras personas por salvar vidas, durante años, para vacunas o enfermedades mortales, y lo fácil que es acabar con la vida de alguien, "es tan frágil" que lo llego a ver injusto, pero ¿que no es injusto en esta vida?, nose, por desgracia mi vida siempre ha sido así, con más injusticia que justicia, pero bueno, aqui sigo dandote guerra, y encantada de hacerlo, cada dia mas, muchas gracias por estos momentos, eres maravillosa hasta en temas tan desagradables, muchos besitos bella mujer, muchos muchos.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Que crueles hemos sido. en épocas anteriores a la de ahora..
esas fotos me dio un poquitin de miedo, no se, no me ha gustado nada ni la silla ni todos esos medios de torturas,... no..abrazos.

eva maria dijo...

Por cierto, "yo tambien te quiero ofrecer un premio" joooo, pero no se ni como se hace, me va a tocar al final abrir un blog jajaja, espero que te valga mi cariño en la distancia, muchos besos

Natacha dijo...

Eva, la vida a veces, parece que se pone de acuerdo para ponérnoslo difícil, para tener que estar cada día saltando obstáculos, cuando hay personas que no valen nada, que su vida es un puro valle.
Pregúntate, que tal vez las personas que valen la pena, tienen que "crecer" y eso supone salvar dificultades con éxito, hacer de las injusticias vivencias enriquecedoras...
Las personas que no valen nada, nada tienen que superar.
Eres un ser "rico" gracias a todo lo que puedes superar. No tires nunca la toalla, linda.

En cuanto a lo frágil que es la vida... la vida se puede perder en un solo instante. Un segundo basta para arrebatarte lo que te costó años construir... es injusto, pero es lo que hace de esta vida un lugar maravilloso, del cual nunca deberíamos perder la perspectiva. Disfrutar de cada instante...
En fin... cuando estoy triste, me inspiro... ¿ves? que injusto, ¿porqué tengo que estar triste para ser lúcida? pues así es .. si te gusta bien y sino... también.
Eva, sigue viniendo a verme, por favor, tu también me haces bien.
Un beso mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Pier, no me extraña. Son horribles... pero cerrar los ojos no hacen que desaparezcan... Ojalá fuera así. Os pediría que los cerrarais todos a la par y borraríamos esto de la tierra.
Un beso, preciosa.
Natacha.

Natacha dijo...

Eva, ¿qué más premio crees que deseo? No sabes la satisfacción que siento muchas veces cuando cierro mi portatil al final del día...
De todas formas si me mandas una imagen que te guste a mi correo:

ylaluzsehizo@gmail.com

La colgaré en el lateral con mucho cariño... Tu verás. Pero que sepas que mi regalo, mi premio eres tú, linda.
Un beso, preciosa mujer.
Natacha.

libra dijo...

Se dice que la crueldad es innata a todo ser humano, que somos nosotros los que elegimos ser fieles o no a unos valores...¿conoces el experimento de la prision de stanford?

http://www.prisonexp.org/spanish/indexs.htm


Besitos.

Elsis dijo...

Natacha, es horrible pensar en el sufrimiento de las personas torturadas.
Serían seguramente mentes enfermas las que idearon estos elementos de tortura.

Yo también me alegro de vivir ahora y aquí.

Natacha dijo...

Libra, conozco el experimento. Terrorífico, Tal vez debería hacer un artículo sobre él. Si alguien no lo conoce, es digno de comentar.
Estoy leyendo un libro sobre los experimento sicológicos del siglo xx interesantísimo.
Tengo idea de compartirlo en breve con vosotros.
Gracias, guapa.
Natacha.

Natacha dijo...

Elsis, no se si estarían enfermos. Ojalá, aunque no las tengo todas conmigo...
Un besito mami linda
Natacha.

neurotransmisores dijo...

Después de ver esto creo que poco a poco la sociedad humana va mejorando.

Saludos.

Natacha dijo...

neurotrasmisores, desde luego en este sentido, al menos, los derechos humanos parece, que algunos lugares del mundo, van respetándose... no tanto así en otros lugares y otros aspectos....
Nos queda mucho que rectificar
Un beso, cielo.
Natacha.

Hache dijo...

Hace tiempo vi algo parecido en un pueblo del Perigord. Pensé lo mismo que tú ... ¿No hemos aprendido nada?

La tortura es una palabra que me hace daño sólo leerla. No me entra en la cabeza que el ser humano pueda pensar en ello .. pero ha estado siempre ahí, y sigue estando, con otros instrumentos, pero no ha cambiado.

Buena entrada ... suerte que llevaras la cámara a mano.

Natacha dijo...

Hola hace, gracias por venir a verme, nos cruzamos muchas veces... jeje.
La verdad es que ya siempre llevo la cámara en el bolso...
La visión fue desagradable pero me hizo pensar en eso, en lo poco que hemos cambiado y lo mucho que se ha sofisticado el sufrimiento. Ahora es limpio y aseptico, pero horrible igual
Un beso, preciosa
Natacha

Chuspi dijo...

Creo que seré una de las únicas que opinen de una forma un poco distinta.
A ver, evidentemente son métodos angustiosos y terribles, en eso no hay lugar a dudas, y que en esa época eran muy brutos en todos los aspectos.Me dá pánico el pensar que incluso los utilizasen contra el típico e incauto ladroncillo que robaba una gallina, porque lo cierto es que era así.Y ahí es donde me resultan tan exagerados como inhumanos.
Sin embargo, aunque como somos tan democráticos y permisivos con respecto a los métodos a emplear actualmente, (insisto una vez mas, como en otros post que has publicado),así nos luce el pelo con la cantidad de depravados que circulan a sus anchas por nuestras calles.
Si existieran métodos similares para la confesión de los "grandes asesinos culpables o similares" y que sirvieran para redimir sus culpas, no se reirían tanto de la justicia, del pueblo y se pensarían dos veces el volver a actuar con tanta impunidad, sobre todo en aquellos casos en que es indudable la autoría y su cabeza rige perfectamente sabiendo de sobra la línea que separa el bien del mal.
Me reitero 500 veces más si hace falta en que esta justicia de hoy en día tan blandengue no conduce a nada de nada. Bueno, me equivoco, sólo al sufrimiento del pueblo.Que ya es bastante.

Un besito Na!!!

Frabisa dijo...

Tantas veces he oido que no debemos de olvidar la historia para no repetir errores.... Sin embargo lo que ha conseguido el ser humano es perfeccionarlos.

He observado con atención todas las fotos que has hecho y las que te has tomado la molestia de buscar. Muy educativo, desde luego, si sirviese para aprender...

Enhorabuena.

un beso

Elsis dijo...

Querida niña mía, en mi blog hay un premio para vos.

Ya sabés que no tenés que sentirte obligada a retirarlo, decidas lo que decidas estará bien.

Te quiero niña ojos de agua!!!
Que suerte la mía el haberte conocido!

Besitos!!!

Natacha dijo...

Chuspi, sabes que comparto algunos matices de tu opinión. De hecho hace bien poco estaba defendiendo la cadena perpetua... lo que ocurre es que el miedo la equivocación... nos hace parar.... y el malvado, la gente que delinque aprovecha, efectivamente esa debilidad.
El problema está en los errores judiciales, en que la justicia la aplican personas que se equivocan y el error judicial hace siempre que andemos con pies de plomo a la hora de aplicar sentencias ejemplares.
Luego podría hacer de abogado del diablo y decirte qué ocurre en Estados Unidos... la brutalidad policial, las condenas a muerte, un país con una buena tasa de violencia...
Inherente al ser humano, por un lado la crueldad y por otro la compasión mal entendida o la aplicación no infalible de las leyes.... ufff muy complicado ¿no crees?
Un besito, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Fabrisa, creo que el ser humano avanza llevando consigo en la maleta todo lo bueno y también lo malo. Sigue cayendo en lo mismo de siempre con distinta ropa, con distinto nombre....
Un besito, mi niña. Gracias por venir
Natacha.

Natacha dijo...

Elsis, mami. Ahora voy a verte, mi cielo.
Un amor
Natacha.

NANA dijo...

Estoy totalmente en contra de las torturas...pero a los pederastas los sentaba yo en la pirámide esa!!
Besos bonita

Sandra... dijo...

Hola Manuela... impresionante este post!
No sé por qué no salió publicado el mensaje que te mandé sobre este tema este fin de semana (???) debe ser que como tenía problemas en mandarlo, no lo aceptó directamente.. no importa!
Te vuelvo a decir que es buenísimo e impresionante!!!!
Por ésto y mucho más, este blog tiene un premio en mi casa, te espero!
besos

Marinel dijo...

¡Dios, Natacha!.He leido montones de libros de aquella época y siempre me he sentido torturada por dentro.Me ha parecido que el dolor lo sentía yo.
Ver estas imágenes me parece una muestra mgnífica de lo que da de sí la mente "humana" en cuanto a barbarie se refiere y lo que tú dices:¿Es que no se ha aprendido nada?...
Besos.

Jorge L. López dijo...

Lo peor de esa forma de crueldad es que no se trataba de un psicópata que andaba suelto,sino de una crueldad organizada desde las institucines que debieran proteger a la gente, y que todavia existe aunque hayan cambiado los métodos.

Natacha dijo...

Sandra querida, gracias de nuevo. Voy ahora mismo a visitarte.
Un abrazo y un beso grande.
Natacha.

Natacha dijo...

Marinel, pues ya ves. De otra forma, pero se sigue torturando y además, sin resultados.
Porque si al menos se aplicase con seguridad.... pero no es efectivo y no aprendemos nada de nada.
Mala y cruel época aquella.
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Si, Jorge la crueldad institucionalizada, es exactamente eso... francamente muy bien explicado. Gracias, amigo.
Un beso
Natacha.

Juan M. Prieto dijo...

Natacha. Creo que aunque estos métodos de tortura nos parezcan inhumanos, crueles, sádicos... y todos los calificativos que podamos imaginar, gran parte de este horror sigue existiendo en el siglo XXI. No hay más que echar un vistazo a las cárceles de Latinoamérica, a las lapidaciones de Nigeria, a las atrocidades cometidas en Irak o a Guantánamo. Pues si el país más desarrollado del mundo sigue aplicando la cámara de gas, la inyección letal, o la silla eléctrica, ¿que se puede esperar de otros lugares? La Iglesia debería pedir perdón por las prácticas aberrantes de la Inquisición durante varios siglos en España, Francia e Italia. También por apoyar dictaduras en las que existían juicios sumarísimos como en Argentina, Uruguay o Chile. (En China, en Cuba, en la URSS y en muchos otros países también ha pasado lo mismo). La población civil ha sido duramente reprimida a lo largo de los siglos: genocidios, guerras, opresión... En nuestro país no hace falta remontarnos a la época de los Reyes Católicos, ni tan siquiera al Franquismo, también en la época democrática ha habido torturas en cárceles, cuartelillos de la Guardia Civil, comisarías y otros lugares. Hoy tal vez ya no se utilicen aquellos aparatos, pero la tortura psicológica y los métodos empleados por las mafias son tan crueles o más que aquellos. En fin, que los seres humanos parece que no aprendemos.
Un abrazo amiga, Juanma.

Natacha dijo...

Querido Juanma, el panorama que describes es tan real como descorazonador... es cierto todo lo que dices... pocas personas han crecido, y desgraciadamente las que lo han hecho no se encontraban en puesto de poder... nunca lo están.
Fijate ahora con los policías de Coslada, Me repugna el abuso de poder con uniformes... es asqueroso. Espero que se pudran en la cárcel...
Gracias por tu interesante opinión, como siempre, cielo.
Natacha.

Camy dijo...

Terrible. ¿Cuales son los métodos actuales? Horrible.

es necesaria esta luz.

un beso

Natacha dijo...

Camy, espero que no tengamos nunca la oportunidad de conocerlos....
Si que es terrible
Un beso, gracias por venir, cielo
Natacha.

Aguabella dijo...

NATACHA, como estas?
vine a verte un ratito.
un besito guapa

Ricardo Colomer dijo...

En el último festival medieval celebrado en Cáceres vi los mismos artilugios. Los pelos como escarpias.

Natacha dijo...

Aguabella ¡guapa! gracias por este cariñito
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Ricardo. Pude tocar un poco uno de los pinchos... ufff que mal rollo.
Un beso
Natacha.

@ngelito dijo...

Llego a ti desde el blog de ANUM, y tengo que darte mi mas sincera enhorabuena, un blog interesante y con bastante información que pones a nuestra disposición para entender, comprender y sobretodo VER.

Por cierto, el mercadillo medieval, lo ponen en varias pueblos de madrid, yo lo ví en Majadahonda, allí compré unos aceites esenciales muy buenos.


Un saludo.

Natacha dijo...

@ngelito... ví los aceites esenciales, qué casualidad, ahora acabo de publicar en mi blog de manualidades algo sobre los olores y los aceites, jeje.
Oye, gracias por venir. Espero verte a menudo por aquí.
Te mando un besito
Natacha.

@ngelito dijo...

Que guay!, el sentido del olfato es uno de mis preferidos, sin él estoy perdido, ji ji ji. Me encanta respirar el aire puro de la naturaleza, de las flores y plantas, de la vida....

Un beso

Natacha dijo...

Angelito, pues por allí te espero...
Un beso, ¡guapo!
Natacha.

thot dijo...

Que crueldad. En Praga vi un museo sobre esto y me quedé hundido para toda la tarde (se empeñaron los amigos).
En otra vida debí de pasar por alguna prueba de estas...Que mal rollo me da.

Besos.

Natacha dijo...

Thot, también pienso que algunas cosas ya las he vivido en otro momento...
Tuve que salir deprisa de la catedral de toledo hace unos días. Me sentí mal en una de las salas del museo interior... no supe qué era pero tuve que salir... Cosas raras... jeje.
Un beso, amigo
Natacha

Anónimo dijo...

Ninguno de esos instrumentos fue utilizado jamás por la Inquisición. Muchos de ellos tampoco en España, ni siquiera por los jueces civiles. El garrote vil que aparece no tiene nada que ver con el utilizado en el siglo XX. En fin, una lamentable exhibición de propaganda para ignorantes.

Natacha dijo...

¿Propaganda, de qué? ¿Ignorantes, quienes...?
En fin amigo, siento que no te haya gustado el post... otra vez será, aunque nunca sabremos quien eres, ¿verdad?
Un beso, en cualquier caso.
Natacha