"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

martes, 7 de octubre de 2008

Sincronicidad.


Últimamente he estado oyendo este término en varios medios de comunicación, lo que no deja de ser paradójico, teniendo en cuenta el significado de esa palabra.

Esto nos da pie para poder abordar un asunto siempre curioso y que a todos nos ha ocurrido alguna vez en la vida.
"Las casualidades no existen" dicen algunos... otros afirman que todo tiene una explicación razonable, el problema es que no sabemos encontrarla y, el ser humano, dado a fantasear, lo achaca a razones "invisibles" o misteriosas. No me quedo con ninguna de esta definiciones. No encuentro explicación a cosas que me han pasado en la vida. No muchas, es verdad, pero alguna de ellas realmente inexplicables para mí.
Algunos sostienen que las cosas siempre pasan por una razón determinada. Que nada es casual...

Como algunos casos curiosos de sincronicidad, es decir cúmulo de casualidades exagerado... que derivan en una conclusión sorprendente, podemos destacar alguna historia bien curiosas. La escuché hace pocas fechas en un programa de televisión ("Cuarto Milenio") que muchos conoceréis.

"Un hombre va de camino al trabajo y, ensimismado en sus pensamientos, se pasa la parada donde tenía que bajar y cuando está llegando a la siguiente parada, muy alejada ya de su lugar de destino, reconoce a lo lejos la casa de una vieja amiga, a la que hace años que no ve.
Decide seguir un tramo más, apearse y visitar a esta persona, ya que está tan cerca...


Baja del autobús y se encamina hacia la casa y al llamar a la puerta de la mujer, ésta acababa de abrir la llave del gas para quitarse la vida.
Este hombre, le salvó de una muerte segura... ¿estaba en el lugar adecuado? ¿fue casualidad que este hombre se pasara de parada? ¿Y recordar a su amiga? ¿también casualidad? Llegar en el preciso momento de que ella dediciese suicidarse... Ese mismo día, ese mismo instante..."

Por supuesto que los cúmulos de casualidades ocurren, constantemente.
¿Os ha ocurrido algo así, alguna vez? ¿Piensas que las casualidades existen, o que todo sucede por un motivo?

Pensar eso... significaría admitir que el destino está escrito. Por lo tanto... ¿Deberíamos dejarnos llevar por nuestros impulsos?
Tengo que co
nfesar que la idea romántica de que el destino tiene algo ya preparado para mí, me seduce... Por otra parte, perder mi libre albedrío me agobia un tanto...

¿Qué opináis?
Un saludo,

98 comentarios:

isis de la noche dijo...

¿Me vas a decir que nunca te han pasado cosas sorprendentes que pudieron no pasar tan solo con un segundo de diferencia? ¿O que nunca has sentido que una mano invisible está guiando el curso de los acontecimientos? Tengo muchos amigos escépticos que afirman que esa fe en que todo es por algo es una defensa ante el desconsuelo. Tal vez... Pero la vida está llena de estas "casualidades" y encontrar sus razones ocultas a simple vista a veces requiere ampliar el campo de visión. Una perspectiva más amplia que abarque incluso años de sucesos aparentemente inconexos. Yo creo en estas cosas porque no tengo más remedio, ante todo lo que me ha sucedido. Y créeme: la predestinación y el libre albedrío no se oponen... Descubrir nuestro destino es lo único que nos hace libres. ÉSTE ES UNO DE LOS GRANDES MISTERIOS DE LA VIDA. Una de sus más interesantes PARADOJAS.

Un abrazo. Me encantó tu blog. Me encanta encontrarme con mentes inquietas por conocer. Al final este viaje es lo interesante, más que las mismas respuestas...

Como siempre digo: mantén abierto el corazón a las señales ;) aunque no creas en ellas jeje..

Natacha dijo...

Hola Isis, guapa. ¡Claro que creo! algunas cosas (no muchas) me han pasado en mi vida que me han hecho, al menos dudar...
Muchas gracias por tu visita y por tu amable comentario.
Estoy encantada de recibirte. Vuelve siempre que quieras, eres bienvenida a esta trastienda.
Un besito, cielo
Natacha.

Pd.: estaré atenta, claro.

hawkeye dijo...

jo con el tema de hoy!!! daría muchísimo de que hablar ya que cada cual tendrá su opinión y su punto de vista... yo en estos casos ya sabes que me gusta desmarcarme por mi lado romántico y pensar que el Destino, nuestro Destino está escrito en algún lugar... como te decía... me dejo llevar muy a menudo por mi lado romantico!!! besos

libra dijo...

No creo en las casualidades, pienso que todo lo que hacemos es por algo y tiene una repercusión, cuando hay una explicación razonable, lo entendemos, pero cuando no hay una respuesta razonable, le "echamos la culpa" a la casualidad, y yo creo que todo tiene un porque...ahora bien, tampoco creo de que todo esté escrito,de que nada se pueda cambiar, sino que, depende de las decisiones que uno tome, es decir, que sí que queda espacio para el libre albedrio...En esta historia, el hombre tenía dos caminos, o bajar en su parada o en la siguiente,y aunque haya sido por "equivocación",el que se pasara la suya, también podía haber optado por no ir a casa de su amiga...Es decir, creo que tenemos un destino que cumplir, una enseñanza que aprender, pero que podemos tomar decisiones...

Besitos guapa, un tema muy interesante.

Natacha dijo...

Haw, si no lo hicieras, no serías tú. El lado romántico siempre es bonito y me gusta pensarlo también.
Un beso, tierno y romántico amigo.
Natacha.

Natacha dijo...

Libra, qué lío... la verdad es que hay ocasiones en que uno diría que la vida le ha empujado sin remedio a un camino determinado.
Es un tema apasionante, la verdad. Me encanta saber vuestra opinión la respecto.
Gracias mi niña.
Un beso
Natacha.

Leznari dijo...

Si, yo creo en las CASUALIDADES, a veces me han ocurrido cosas que ni se me podían pasar por la imaginación.Coincidencia?..puede pero...verás nunca te ha ocurrido estar pensando en una persona porque te encuentras triste y necesitas charlar con ella y que en el siguiente minuto te haya llamado?
Besitos.
LEZ

Antiqva dijo...

AMIGA, LAS CASUALIDADES NO SON CASUALES... SEGURO...

FIJATE LO QUE ESTABA YO COPIANDO PARA PONER EN EL BLOG, Y ME SALES TU CON EL MISMO TEMA:

COMIENZA A COPIAR:

Durante más de una década he estado fascinado por la idea de que las coincidencias dirigen y dan forma a nuestras vidas. Todos hemos experimentado sucesos que pueden considerarse increíbles o asombrosos. Estamos ordenando un armario y encontramos un regalo de una persona con la que no hemos hablado en años; una hora después, sin motivo aparente, esa persona nos llama por teléfono…

¿Es posible considerar estos momentos como meras coincidencias? Por supuesto que sí, pero en un análisis más detallado también podemos decir que son atisbos de lo milagroso.

Cada vez que tenemos estas experiencias, podemos considerarlas sucesos azarosos en un mundo caótico y desecharlas, o podemos reconocerlas como acontecimientos potencialmente cruciales. No creo en las coincidencias sin sentido; creo que cada coincidencia es un mensaje, una pista sobre un aspecto particular de nuestras vidas que requiere atención…

Deepak Chopra (Sincro destino)


EN FIN, OTRA VEZ SOY YO, ANTIQVA.

UN ABRAZO, AMIGA NATACHA

jordicine dijo...

Pues sí que creo en las casualidades, lo que no sé es si están orquestradas por alguien. En uno de los últimos libros que he leído, 'La dama azul', se habla mucho de las casualidades... provocadas. No sé. Un abrazo y hasta pronto, NATACHA. Me has hecho reflexionar. Un beso.

Bowman dijo...

Vaya, o sea que Tachita ve el programa de Freaker Jiménez... ;-)

Claro que existen casualidades. Probabilisticamente hablando, es posible. La probabilidad es baja, pero existe (que el número de casualidades fuera nulo sí que sería improbable ¿no?).
Por ejemplo, en un estadio de 1000 personas, la probabilidad de que dos amigos se encuentren es, como mínimo, de 1 entre mil ¿no? Puede suceder. Será raro, pero no extraño. Y teniendo en cuenta las veces que nos cruzamos con alguien, las veces que nos equivocamos de autobús o calle, etc., alguna vez (por necesidad) tiene que ocurrir (basta sólo con que el número de cruces o equivocaciones sea suficientemente grande, aunque nadie puede asegurar que no suceda "al primer intento").

No creo que sea cosa de ningún destino (sólo tenemos un destino cierto y seguro, que no quiero ahora nombrar). Otra cosa es que achaquemos a la casualidad lo que no es. Podemos hablar de algún tipo de conexión telepática. No me gustan mucho las frikadas, ya lo sabes, pero, aunque sea a nivel cuántico, siempre estaremos relacionados unos con otros y podremos percibir (sin darnos cuenta) patrones reconocibles de personas. Igual que nunca creí en los fantasmas, pero sí en que personalidades muy fuertes pueden dejar su impronta en en el ambiente y las paredes de una casa. No están vivos, pero se siente aún su presencia, no sé si me explico.

¿Conexión? Muchas veces me acuerdo de alguien... ¡y me llega un mail suyo, por ejemplo! (eso tambien puede ser debido a que el ADSL de telefónica es lentísimo y el pensamiento va más rápido, ja, ja). A veces recordamos situaciones al percibir un olor. De igual forma, podemos recordar a alguien repentinamente por un mecanismo que no es paranormal... simplemente aún lo desconocemos. Y actuamos inconscientemente guiados por el... ¡hasta el punto de distrernos y perder el autobús, por ejemplo!

No quiero pontificar al respecto, y menos de cosas que desconozco y que, la verdad, nunca me han quitado el sueño. Comentaba lo anterior simplemente por dar otra perspectiva. Pero tengo claro que el destino reservado no existe (excepto, como he sugerido antes, la muerte).

Miguel Fabra Pérez dijo...

Yo creo que todo es por algo, que todo tiene su significado. Me cuesta mucho creer en las casualidades, además es negar totalmente a la razón, es abandonar la busqueda del porqué. Pero eso no significa perder la libertad, simplemente que la libertad de cada uno constituye una historia en la que todos estamos relacionados. También pienso que estas relaciones las rige Dios. Pero Dios sólo rige la relación de nuestros actos con los de las otras personas, nuestros actos los elegimos nosotros.

un saludo!

PD: No se si me he explicado bien... A lo mejor está un poco liado

€_r_i_K dijo...

Todo el mundo, en su buena salud
Físico__Mental, puede ser el forjador de su destino....
La diferencia está, en el atrevimiento para aceptar las cosas, para saber que hay que librarse de la plagas del ser Humano.....
"LA ENVIDIA" Y LA "INDECISIÓN"...
Si somos cápaces se salvar estos obstaculos, casí todo es pósible...

Pero claro, desde que era pequeño, me embobaba en los escaparates de las jugueterías.....Comprendiendo la situación....y.......bueno, cuando por fin decidieron comprarme la "Bici", casi era hora de comprarme el coche para ir a trabajar.........

moderato_Dos_josef dijo...

soy escéptico. Opino que nada está escrito de antemano, todo surge sobre la marcha, de lo contrario el mundo no sería tan imprevisible. O acaso es previsible? En ese caso, de serlo te diré. Tal y como vamos En ciento cincuenta años la palmamos todos. Es previsible? No. Un saludo!

José dijo...

Yo creo que el destino no está escrito.
También vi el programa de Cuarto Milenio que mencionas y oí la historia que aquí cuentas. Me chocó de esa historia que la ponían como un golpe de suerte, como un decir, mira qué bien que por este cúmulo de casualidades la señora se ha salvado... pero la señora quería morir y así lo había manifestado abriendo la llave del gas. Quién sabe lo que pensara hoy esa mujer de que la salvaran: ¿estará agradecida a su amigo o se lamentará por que llegara tan a tiempo? La otra cara de la historia.
Bss! Tema interesante.

Martin dijo...

Si, existen las casualidades y me ha pasado en varias ocasiones cosas bien raras (coincidencias no sé)y en cuanto al destino, lo único que se es que tengo que morir.
Mejor me dejo llevar por mis impulsos y el resto lo dejo al tiempo, nada pierdo.

Buen tema amiga.

Un Besito Natacha.

Bitter dijo...

uuuh vaya tema, en mi caso soy mas racional y científica para todo este tipo de cosas, no creo en las casualidades, creo en las posibilidades y en la capacidad que tenemos de "aprehender" en nuestra vida, me refiero a internalizar las experiencias que se quedan en el inconciente y que luego nos llegan como fogonazos guiando nuestros actos.
El tipo perfectamente podía haber escuchado hace días que su amiga estaba pasandola mal, y aunque no se acordara eso estaba en su subconciente, en fin, la maravilla de esto es que cuando te das el tiempo para investigar estas "casualidades" y comienzas a encontrar rastros de hechos que en realidad no son tan casuales como parecían...
como cuando posteas temas similares con otros bloggers que viven a 2 charcos y medio de distancia, jajaja
besazos natacha

sinkuenta dijo...

Querida Natacha: he leído atentamente tu post y no he asociado el hecho de que ocurran las casualidades con la existencia de un destino en el que todo está escrito de antemano. Yo pienso que los cúmulos de casualidades obedecen a factores inconscientes o extrasensoriales que nos dan señales que sólo a veces conseguimos interpretar. Seguramente, si estuviéramos más atentos a las señales que nos llegan del exterior viviríamos en una contínua casualidad....pero eso no significa que nuestro destino esté escrito, pues siempre seremos los intérpretes de las señales y los responsables de nuestras decisiones. Un abrazo

RAMPY dijo...

Yo pasaba por aquí ( no se si por casualidad o por causalidad, pero me inclino por lo segundo), y por causa de una casualidad me encuentro encauzando palabras con ropa "casual".
Creo que me he liado
Besotes
Rampy

Chuspi dijo...

Jamás he creído en el destino pero hubo una vez en mi vida en que he sido "salvada" por la campana.

Era una situacion arriesgada, imprevisible, ni imaginada, pero que al final resultó y me salvó por decimas de minuto!!

No doy datos pero solo con decir que, ciertas personas que venían de lejos y que se apresuraron a una llegada mucho antes de lo posible por la que me ha dado tiempo a reaccionar sin saberlo de antemano, me hizo suspirar gratamente y salvar el culo!!

Y tanto que lo salvé, dios!!
COn lo cual.....no sé si el destino está escrito pero yo ese día creí en ALGO!! Jajajajja!!
Sea casualidad o gracia divina!!

Pero me vino de perlitas!! UFF....

BESOTES NATA!!

Sendieva dijo...

Bueno , pues yo no se ni lo que creo jajaja, venga si, no creo en que haya un destino, porque siempre tenemos opciones que nos llevara por distintos caminos, lo de la casualidad si creo en ella, por que al igual que podemos ir a un sitio por diferentes caminos, el que elijamos nos dará el encontrar unas cosas u otras, para mi eso es casualidad, o como bien decis muchos, señales que percibimos que el subconsciente parece que te lleva a que te encuentres con eso, es asi como creo en ella, y por cierto ¡me encanta!!! me ha salvado de muchas y me ha dado bonitos encuentros o momentos.

Muchos besitos maravillosa mujer.

Adrisol dijo...

no creo para nada en la casualidad. todo lo que acontece en el universo es una causalidad. todo sucede por una razón de ser y por merecimiento.
si lo que me está pasando no me gusta, pues tendré que cambiar en algo para que desaparezca.
hay miles de experiencias contadas en libros y videos semejantes a la que tú contastes. Personas que se han salvado de morir, o que han salvado a otras de morir, etc.....
me encantó tu nota de hoy, me gustan mucho estos temas..........
un beso grande..........

Elsis dijo...

Hola preciosa!, yo creo que el destino está escrito, pero eso no significa que no podamos modificarlo.


Besitos, niña de mi alma!!!

Aguabella dijo...

NATACHA

Ya sabes esto es algo que no lo llegamos a entender.
El destino puede estar escrito pero nosotros podemos modificarlos con las decisiones finales,somo dueños de seguir uno u otro camino.
Mi hermano ha tenido en dos ocasiones su destino cambiado.

Un beso guapa

Esther dijo...

Yo no sé que pensar es muy dificil ,pues a veces si pareces estar en el momento adecuado y en el lugar adecuado,pero otras piensas que pueden ser casualidades.

A mi no me han pasado cosas asi,y si me han pasado no me he enterado..Casi que prefiero el libre albedrío el saber si hago esto o lo otro la cosa cambia no qeu algo o alguien me marque un destino,aunque si suena a romántico..

besitos

mariajesusparadela dijo...

Casualidades: El teléfono de mi casa del pueblo era 11 13. La matrícula de mi moto, que aun conservamos en casa es 11 13. Mi madre nació en el año 13. En el carnet de periodismo de mi padre, que está en mi blog, la dirección de la redacción del periódico es 11 13.
Tuve un coche con matrícula 01 31.
Nací un día 3...
Ahí queda.

Natacha dijo...

Lez, jjajaja. ¿Cuántas veces me has dicho eso al cogerme el teléfono? jaja. Es verdad
Un beso, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Antiqva, jajajaja. ¡Vaya faena! jaja. Esta vez me ha adelantado...
Un beso, querido amigo.
Natacha.

Natacha dijo...

Jordicine, curioso "casualidades... provocadas" eso no vale, jaja.
Gracias por tu opinión, cielo
Un beso
Natacha

Tawaki dijo...

Yo creo que existen las casualidades. Lo que ocurre con este tipo de historias es que nos llaman la atención por parecernos únicas cuando en realidad se reducen a probabilidades.

Ese día hubo millones de personas que se pasaron de parada, miles de ellos reconocieron a alguien, decenas de mujeres quisieron suicidarse y uno de ellos decidió ir a verla.

A lo mejor es una visión demasido científica del asunto, pero es la que me parece más plausible.

Un abrazo.

Natacha dijo...

Bowman comparto tu opinión, ya lo sabes, pero deja que sueñe que algo más nos une, y déjame soñar que el destino tiene algo hermoso esperando solo para mí... aparte de la muerte, claro...
Un besito, indi, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Miguel te sumas pues a que todo ocurre por algún motivo... Es muy interesante aprender cada motivo y cada razonamiento.
Gracias por tu opinión
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Erik... tal vez no sepas lo bien que comprendo lo que dices...
Un beso y gracias de nuevo, por estar...
Natacha

Natacha dijo...

Moderato, desgraciadamente, dentro de 150 años no vamos a estar para comprobarlo... pero no estoy segura de que quede alguien para hacerlo...
Un beso, cielo
Natacha.
Gracias por tu opinión.

Natacha dijo...

José, ¡también lo pensé! jjajaj Pobre mujer, tal vez tiempo pensándolo, preparando el escenario... y llega el plasta que hace veinte años que no ves... y va, y te salva la vida....
Jajaja.
Un beso. Siempre hay dos caras ¿verdad?
Natacha.

Natacha dijo...

Martín, me gustaría dejarme llevar por mis impulsos, pero esta cabecita, me dice: para, no, por ahí no.... La razón me puede, el deber me guía...
Un beso, mijito
Natacha.

Natacha dijo...

Bitter, desde luego es la postura más lógica.
Cada cual se forja su destino y es dueño y responsable de las decisiones que toma... Eso nos hace esclavos de nuestra propia conciencia... pero así es la vida...
Un beso, bonita
Natacha.

Natacha dijo...

Tal vez, Alicia las personas sensibles a esas señales, estén, al final más condicionadas por un "destino"... Si eres ciego, el camino no ves... y por lo tanto caminas por donde te parece, por medio del bosque o por donde tus pies, y solo ellos, te llevan...
Siempre me haces pensar más allá. Gracias por hacer de camino para mí.
Un beso, bella
Natacha.

Natacha dijo...

Rampy, tu siempre liado con tus propias palabras, jajja.
Un beso, amigo
Natacha

Gracias por pasar, sea por lo que sea...

Natacha dijo...

Chuspi, pues doy gracias por que "esa casualidad" te salvara el culo, como tu dices.
Eso ha permitido que te conozca. Gracias a quien sea.
Un beso, mi niña preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Eva María estoy segura de que buenos y bellos momentos tendrás en tu vida... pero eres tú, cielo, los que los provocas con tu actitud...
Un besito, querida amiga
Natacha.

Natacha dijo...

Adrisol es un tema muy complejo, dotado de todos los ingredientes para tomar cualquier camino, basándonos solo en nuestras propias experiencias...
Todo ocurre por algo... lo pienso, cielo
Un beso, bonita
Natacha.

Natacha dijo...

Elsis, mami, Y ¿cómo modificarlo si está escrito?
Yo sé que el destino me tenía una hermosa mami en un país muy lejano... y ¡la encontré! doy gracias por eso.
Un beso, querida
Natacha.

Natacha dijo...

Aguabella, algún día tendrás que contarnos lo de tu hermano en tu blog... Lo leeremos con atención.
Un beso, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Esther, a mi si me han ocurrido algunas cosas "raras" pero claro, siempre podemos encontrarle una razón explicable...
Es romántico, el destino.... ¿verdad?
Un besito, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Mariajesús... si eso no es raro... que venga Dios y lo vea, jajaja.
Eso es un buen cúmulo de casualidades.
Gracias por contarnoslo, Me dejas alucinada, jajaja.
Un beso, bonita
Natacha.

Natacha dijo...

Tawaki, es la que abrazo también, pero me gusta "creer" siempre envidié esas creencias ciegas que te hacen soñar y esperar... un destino escrito.
Pero cuando pongo los pies en el suelo, no tengo más remedio que ser cabal y pensar como tú.
Gracias, cielo, por tu opinión.
Un besito, cielo
Natacha.

Ricardo Colomer dijo...

¡Madre mía! con la de cosas raras que me pasan a mí...no te puedes ni imaginar; dice mi madre (que no hay más que una) que lo que pasa es que tengo mucha sensibilidad para según que cosas y que posiblemente sienta o presienta cosas que otros no pueden percibir, vamos, como ella. Un besazo Natacha

P.D.: Aaah! tengo que ponerme al día de todo ¿vale? Un beso fuerte y mil gracias por preguntar; todo va viento en popa.

majo dijo...

para mi la cosa va a medias, si hay casualidades y tambien depende todo de lo que tu decidas. algo asi como un arbol de caminos que se va ramificando cada vez que tomas una decision... la de bajarte del autobus o no, la de ir a ver a esa amiga o no... cada decision, por tonta que parezca, nos lleva a una nueva rama.
besin

Natacha dijo...

Ricardo, pues ya nos contarás esas cosas raras...
Ponte al día tranquilamente, aquí estamos...
Un besito, cielo
Natacha.

Marinel dijo...

Es lo de siempre, que te ocurren cosas extrañas o casualidades que son un misterio y para el que no tienes explicación lógica y las dudas hacen mella.
Y es que parece que todo esté enredado en una madeja de lana que se va desenredando poco a poco, y que cada uno somos una de esas madejas.
Pero...y viene la pregunta del millón:¿Quién o qué lió la madeja y por qué?
Jajaja, qué lío.
Me encantan estas hisotrias.
Un beso.

Paqui dijo...

Claro que el cúmulo de casualidades ahí esta.
Precisamente estaba leyendo tu post y el domingo me paso a mi eso.
Hace un tiempo se marchó una vecina fuera y quede en llamarla para ver que tal en su nueva casa, paso el tiempo y no lo hice. El domingo llamo y me salta el buzon del movil le dejo el mensaje que queria hablar con ella, vuelvo a llamar mas tarde y lo mismo, no pude hablar. Por la noche recibo una llamada de un numero oculto diciendome que quien era y qué queria, al decir que hablar con esa persona, me dice que ya no puedo hablar porque ha muerto. Por la hora de las llamadas,estaba agonizando en el momento que yo la estaba llamando, se me pusieron los pelos de punta. Casualidad? No se.
Un besito

Hache XX dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Hache XX dijo...

Azar, puro azar, a veces sorprendente, pero no por eso deja de serlo.
Creer en el destino es para conformistas. Es cómodo pensar que "como todo está escrito", para qué vamos a pelear por algo, para que vamos a esforzarnos, si al fin y al cabo, pasará.

@Patrulich dijo...

Lindo tema nos pusiste, hermana.
Pues yo sigo admirándome siempre de los comentarios de Alicia, que es tan perceptiva que a veces me asusta (en el buen sentido, eh?).
Yo creo que en la vida tenemos una misión, un objetivo que cumplir, y que deberíamos estar atentos a lo que nos rodea porque nacemos en el lugar y momento justos que nos lleven a ese objetivo... después ya es cosa nuestra ver esas señales o no, por eso no creo que el destino esté escrito.
Podría haber muchas bifurcaciones, y elegimos una u otra para continuar, de hecho estamos cambiando permanentemente según las decisiones que tomemos, o las señales que descubramos. De eso se trata, para mí, el vivir... de ser nuestros propios protagonistas.
Y eso de las casualidades forma parte de todo esto, que en realidad con causalidades, como opina mi linda Adrisol.

Ufff, me extendí hermana. Es que tu post da para reflexionar!!!
Muchos besos.

M. Jose dijo...

Hola Natacha, la sincronicidad se da en muchos aspectos de nuestra vida por eso lo de las coincidencias y lo de la causalidad.
YO no creo en un destino preconcebido, o un plan de Dios al que estamos destinados....Hay un camino trazado por el cual podemos seguir, (esto sí)y nuestro libre albredio está para que nosotros decidamos...nadie nos impone nada, son nuestras circunstancias y como las vivimos...verdad???
Un beso grande
MJ

zoraida999 dijo...

Si, Natacha, yo creo que las casualidades existen, aunque algunos puedan descrubrir en ello una compleja operacion matematica... Algunas veces he visto ese programa, pero no siempre, cuando era jovencita me gustaba todos estos temas.......habeis visto que ahora ya no venmos tantos OVNIS???? porque sera?.
Pues una de mis casualidades fue que un amigo que llevaba tiempo sin encontrarmelo en mi barrio, me lo encontre y a que no os imaginais donde?..... Pues en el servicio de un avion que iba destino Brasil, increible verdad? y lo mas increibel su pregunta..... y tu que haces aqui?....pues me parece que lo mmismo que tu, primero a mear y luego a Brasil.....jiji....De esto hace mas de 20 años....

Hache dijo...

De un tiempo a esta parte mi vida es así ... un cúmulo de carambolas, sincronicidades (existe esa palabra ??) y demás ... y mola un rato.

Amelie dijo...

Pues al igual que tú, por una parte me seduce la idea del destino y por otra me aterra pensar que ya esté todo escrito y pensar que no soy libre para decidir.

Así que prefieron pensar que el destino lo vamos escribiendo día a día. Y que todo lo demás son casualidades. O quizás ese hombre presintió algo, no sé. Tal vez fue el angel de la guarda de su amiga...

Besos.

Natacha dijo...

Marinel, anda, no lo líes más, jajjaa.
Un beso,mi niña.


Paqui, ¡vaya historia! desde luego que se ponen los pelos de punta....
Un beso, cielo.


Hachexx, bueno esa es una forma de verlo... Tal vez otra sería poder dejarse llevar por sus impulsos y no luchar contra el destino.... en definitiva, disfrutar a tope... total, las consecuencias serán las mismas...
Pero es verdad que, como poco, es cómodo.
Un beso, amigo

Patri, si que pensar que tenemos que estar atentos... ¿y si no lo estamos? ¿y si se nos escapan esas señales?
Es muy complicado. Funciona la fe, la creencia y lucha contra la lógica que nos dice que nada está hecho y que la vida va surgiendo de aquella manera, sin orden ni concierto....
Un beso, mi querida hermana.


M.José, yo estoy hecha un lío, la verdad, jajaja.
Un beso, linda


Zoraida, jajaja. Vaya, si que es casualidad, jajaja. Se quedaría helado, supongo, jaja.
Gracias por tu historia, cielo
Un beso.



Hache, pues espero que sean casualidades para bien. Supongo que sí...
La palabra No existe. En el diccionario no existe como tal... Perdón por la licencia que me tomé. ajaja.
Un beso, cielo


Amelie, me apunto contigo... pensemos que podemos decidir, y que además pasan "cosas raras" que no podemos explicar,
Un beso, preciosa

Natachs

Gatadeangora dijo...

Lo que me ocurrió hace 5 años,ha hecho que ahora sea voluntaria y este mejor conmigo misma,y que haya encontrado gente especial.¿Casualidad o estaba escrito?,eso quisiera saber yo...¿Que hubiera pasasdo si....
Me parece que ahora creo un poco mas en el destino y que las cosas pasan por algo,unque depende de como raccione cada persona,lo que es bueno para mi a lo peor es malo para otro...¿Quien sabe?...
Besitos

PIER BIONNIVELLS dijo...

Es que a veces pasamos por cosas que nisiquiera nos creemos.. todo es factible en este mundo.. casualidad destino.... humm.

Que estes bien. Un abrazo.

soñadora dijo...

Personalmente pienso que las cosas siempre suceden por algo, pero eso no significa que ya estén escritas, pues uno tiene libertad de tomar decisiones y escoger qué hacer ante cada situación, y lo que hagamos puede a su vez tener distintas consecuencias.
Besitos,

Natacha dijo...

Gatita, como ves todos tenemos un punto de inflexión en nuestra vida que nunca sabremos qué hubiera pasado si...
Un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Pier, la pregunta del millón, jaja.
Un besito, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Soñadora, es lo más razonable, ¿no? un libre albedrío algo condicionado o dirigido... quien sabe...
Un beso, guapa
Natacha.

Vegetable Man dijo...

Yo creo realizar mi propio destino, pero cuando te encuentras con algunas cosas llegas a pensar que tarde o temprano esas cosas tenian que pasar. Pero creo que pasan en la medida en que tu lo permites asi, eligiendo unos caminos u otros. Y te afectan de maneras diferentes en cada uno de ellos.

Las Cosas De Lua dijo...

La verdad es qué yo tambien soy de la opinión qué todo pasa por algo ,nada pasa por que sí .

Quiero creer en eso de las casualidades pero....

Un beso guapa

Enigmática dijo...

Que las cosas pasen por algo no implica necesariamente que tu destino esté escrito, simplemente es una forma positiva de ver los acontecimientos de tu vida.

Se feliz,

Enigmática

Fair Lady dijo...

Pienso que para todo hay una explicación, tarde o temprano, pero la hay, no existe la casualidad. Este hombre tuvo un presentimiento, su propia conciencia le hizo actuar de esa manera, tenemos algo que nos permite adelantarnos a los acontecimientos, lo sé porque a mi me ha ocurrido, sólo hay que esperar a que se "despierte" en nosotros.

Ya comenté hace algún tiempo en otro blog que mi madre tenía algo especial en ella, sabía cuando iba a ocurrir algo, tanto bueno como malo, también podía adivinar en sueños dónde estaba un objeto perdido e incluso predecía cosas, pero al igual que tenía estos presentimientos, también tenía miedo, miedo a saber demasiado.

Un besito Natacha

Natacha dijo...

Vegetable man, como muchos de los demás, es la opinión de una "cierta" libertad de elegir, aunque dirigida de alguna manera...
Está resultado interesante.
Un saludo
Natacha

Natacha dijo...

Lua, es lo más hermoso, que tuvieramos un destino escrito... suena bien, ¿verdad?
Un beso, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Enigmatica, si que tuve un mal planteamiento. Es como dices, una cosa no implica la otra.
Gracias por venir, cielo
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Fair, siempre me dejas con más ganas de escuchar esa historia, Tal vez algún día nos lo cuentes todo en un artículo en tu blog...
Un besito, mi niña
Natacha.

M. Jose dijo...

Natacha, que yo también me lío y mucho...no te preocupes
Un abrazo
MJ

Elsis dijo...

Feliz fin de semana corazón!

Besitos, mi niña!

El club de los parados dijo...

Quiero dejarte un texto para la reflexion...se corresponde a un libro que lei hace tiempo y que me hizo ver que las casualidades no existen como tal. Todo pasa por algo...
"Estamos volviendo a descubrir que vivimos en un mundo profundamente misterioso, lleno de coincidencias repentinas y encuentros sincronizados, que parecen estar predestinados.
Cuantos más despertemos a este misterio, crearemos un concepto del mundo completamente nuevo, redefiniendo el universo como energético.
Descubriremos que todo a nuestro alrededor, la materia, está formada y se origina de una energía divina que estamos empezando a ver y a comprender.
Desde esta perspectiva podemos ver que los humanos siempre se han sentido inseguros y desconectados de esta fuente sagrada, y han intentado nutrirse de energía dominándose unos a otros. Esta pugna es la causante de todos los conflictos humanos.
La única solución es cultivar una reconexión personal con lo divino, una transformación mística que nos llene de energía y de amor infinitos, que amplíe nuestra percepción de la belleza y nos eleve a una conciencia de nuestro Yo Superior.
En esta conciencia podemos liberarnos de nuestro propio hábito para controlar y descubrir una verdad específica, una misión, que hemos venido a compartir para que ayude a la humanidad a evolucionar hacia este nivel nuevo de realidad.
En la consecución de esta misión, podemos descubrir una intuición interior que nos muestre hacia donde ir y que hacer, y si solo hacemos interpretaciones positivas, derivará en un fluir de coincidencias, que abrirán las puertas para que se revele nuestra misión.
Cuando un número suficiente de nosotros entre en este flujo evolutivo, siempre dando energía al Yo Superior de todos con quienes nos encontramos, crearemos una cultura nueva, en la que nuestro cuerpo evolucionara a niveles de energía y percepción aún más elevados.
De este modo participamos del largo viaje de la evolución, desde el Big ban hasta el propósito final de la vida: energetizar nuestros cuerpos, generación tras generación, hasta que entremos en un cielo que todos podamos ver por fin.
Deseo que te haya gustado.
Te dejo una sonrisa
Nos leemos

Emig dijo...

Me ha gustado mucho este tema y la forma de tratarlo. Sin embargo, me deja sin palabras a la hora de responder y elijo esta tranquila noche sin el sonido de la lluvia para intentar decir algo al respecto.
A veces pensando en tu tema he imaginado engranajes de muchos tamaños y cuanto más cerca de las personas, más pequeños son. Las mismas personas tenemos el nuestro, diminuto pero en movimiento siempre. Creo que todo está sincronizado, creo que existe un ritmo natural de las cosas, creo que el alma mantiene ese impulso incipiente que nos permite la magia, quizás revolución, de poder crear nuevo sobre nuevo cada instante (esto es el presente para mí). Creo que los engranajes giran en torno a una continua evolución y este sería el sentido global de ellos. Sin embargo, el libre albedrío que lo necesitamos sentir desde la mente, no veo tal necesidad desde nuestra esencia, pues ella al tener conciencia de lo que es y de lo que forma parte, vive y es sin pestañear su acción, y en ella no veo omisión, pues la dualidad no la contemplo desde la conciencia, y así como pequeños engranajes vivimos, supeditados a otros más grandes. No obstante, tras reflexionar antes de escribir, creo que todo forma parte de un sentido ¿infinito? que por concebirlo como natural, creo que ahí no hay elección. Supongo que llamar natural al ser humano, sería llamarlo coherente y en realidad poco más... Pues somos la sociedad quienes hemos inventado la mentira porque no hemos vivido desde la verdad... y muchos más ejemplos así, que harían interminable una lista de "normas" que algunas ¿o muchas? tropiezan con lo natural que muchas veces no nos atrevemos ni a pensar, porque la sospecha de su existencia rompería lo que tantos siglos nos ha costado creer como verdad.
Entonces, la sincronicidad es apreciable y no creo que de manera vaga o casual. Creo en la causalidad y quizás el tiempo nos diga a la humanidad si en realidad hemos estado dando palos de ciego, por inventar "lo que queremos que sea" en vez de dejar ser lo que es...

Nos vemos en Comansi, estimada amiga. Besos

Emig dijo...

Dices "Moderato, desgraciadamente, dentro de 150 años no vamos a estar para comprobarlo... pero no estoy segura de que quede alguien para hacerlo..."

Prefiero no repetir tu comentario...
Me duele el cuello de asentir(lo)

besos

Bohemia dijo...

No sé si el destino está escrito, pero bien parece que a veces hay un guionista tras nuestros pasos...bss

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Yo pienso que a veces las casualidades son tan casuales que debe haber una especial causa para que lleguen a ocurrir.

Natacha dijo...

M. José, menos mal que no soy la única, jaja
Un beso, bonita
Natacha.

Natacha dijo...

Elsis, mami. Gracias por tu bonitos deseos de siempre.
Lo mismo para tí, mami preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Club, es un texto hemoso, la verdad. Conecta con algunos nuevos pensamientos que tengo últimamente y que intentaré plasmar un día en el blog.
Tales como esa nueva conciencia, el volver a recuperar cosas que hemos perdido, sin mucho sentido, puesto que nada hemos conseguido a cambio.
Lo que hoy se entiende por evolución... no deja de ser una involución en realidad.
Me gustó. Te agradezco que lo hayas compartido con todos y te mando un beso, cielo
Natacha

Natacha dijo...

Emig, en realidad, me sorprende que la mayoría de los amigos que están compartiendo tertulia sobre el tema, coincidan sobre que algo está escrito, que todos caminamos en una misma dirección sin saberlo...
Pensar en algo mucho más grande que la individualidad, nos da una visión completamente distinta de la vida, de las casualidades y de porqué ocurren las cosas.
Hermosa forma de desarrollar esas pequeñas pinceladas que son el post... Sigo insistiendo que este blog tiene una trastienda tremendamente más interesante que el escaparate.
Hay que entrar y ver todo lo que aquí detrás se esconde de vuestra mano.
Gracias como siempre por dejar tu pensamiento.
Te diré que en Comansi, desde luego, todo fluye magicamente de manera hermosa y sincrónica...
Un beso, querido amigo
Natacha

Natacha dijo...

Bohemia, me encantó esa frase... Un guionista tras nuestros pasos"
Gracias, cielo.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Gregorio... jajaj siempre con tus juegos verbales. jajaja.
Un beso, amigo
Natacha

Sese dijo...

Depende del día me decanto a un lado o a otro. hoy creo que la "sincronicidad" es más bien fruto de la casualidad y las probabilidades, se dan millones de situaciones sin esa sincronicidad. Cuando ello ocurre no responde más que a un cálculo de probabilidades, o quizás no, ¡qué sé yo!

Besos

Tuxman Linuxos dijo...

Sí, creo en el destino, aunque no creo que no pueda llegar a cambiarse si se pone el empeño suficiente. O quizás el hecho de cambiar el destino también implique que eso esté escrito... No sé, es algo que lleva a ciertas paradojas filosóficas..., y mira que me encantan, jejeje.

Natacha dijo...

Sese, pues anda que estamos buenos, jajaja.
Me pasa igual
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Hola Tuxman, bienvenido.
Pienso que es un tema muy complejos y que todos andamos ahí, en el centro del camino. Decantarse por una u otra opción no nos llena a ninguno.
Un besito. Vuelve cuando quieras.
Natacha.

María del Carmen dijo...

Es al primera vez que el visito, y tal psot me ha hecho pensar,
persoanlmente creó que tal ley, porque es una ley, existe y se da cuándo a escasos instantes sucede algo, o un algo acontece para que no estuviere allí.

Es opinable y en mi caso este post me ha dejado reflexionando...

le invito a visitar msi blogs
www.walktohoriozn.blogspot.com

y de aquí a mis otros blogs

le saludo y dejo mi paz mary carmen

Camy dijo...

Confieso: creo en las casualidades..

un beso

Pedro dijo...

A mí me han ocurrido algunas, aunque no tan decisivas como la que cuentas. Pequeñas cosas sin importancia, normalmente.
Yo personalmente prefiero pensar que aún nos quedan muchos misterios por resolver, y que la vida siempre estará plagada de ellos. ¡Qué aburrida sería si no!
Así que no suelo darle muchas vueltas a estas cosas, porque sé que nunca voy a dar con la explicación convincente. Ocurren y ya está.
Bueno, tú sí que me has hecho pensar en ello.
Un fuerte abrazo.

Natacha dijo...

Gracias Maricarmen por dejarnos tu opinión, y te visitare, claro que sí.,
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Camy, confieso: me encanta tu concisión, jajaj.
Un beso, guapa
Natacha.

Natacha dijo...

Pedro aunque intentemos no pensar, a veces, es imposible, cuando ocurren algunas cosas...
Te dejo un beso grande, amigo
Natacha

La terapia de Rafaela dijo...

Hola Princesa!!!
A mi pensar que destino tiene el futuro en sus manos... pues no me termina de convencer, creo que el porvenir es la suma de varios elementos: nuestra genética + el ambiente + la circunstancias + el pasado y ahí además entra la decisión libre, un buen cocktel
Pronto podremos votarte!!!! estoy aqui pendiente bss

Natacha dijo...

Rafaela, si es que eres toda una profesional de tema. Poco puedo decir a tu razonamiento. Salvo que estoy contigo.
Un beso, preciosa.
Gracias por tu cariño
Natacha.