"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

domingo, 1 de junio de 2008

El tiempo o la edad (que no es lo mismo)


El tiempo... que cuanto menos queda, más rápido se esfuma.

Cuando era niña, un curso no se acababa nunca. Siempre las vacaciones en Mallorca (cada año de mi vida) pasaban como un suspiro.
El mes de agosto no era como los demás meses,¡qué va! ese mes tenía truco, seguro.

Sin embargo Octubre... madre mía qué mes mas largo....



Durante esos primeros años, a
todos nos invade un sentimiento de inmortalidad, es más, ni siquiera el planteamiento del tiempo está en nuestro esquema mental... todo es posible, todo es lejano, todo alcanzable, "solo es cuestión de tiempo" ¿Cuántas veces nos hemos dicho eso?

Solo tiempo... ¡¿Sólo?!!

El tiempo se va, como un tren ráp
ido de esos que no paran en algunas estaciones ....
Cumplir los cuarenta es definitivo. Una vez cumplidos, el reloj se acelera de forma alarmante, los minutos son segundos.... las horas minutos y los meses... días...

Irremediablemente te aho
ga la sensación de no tener tiempo. De repente sientes ganas de hacer esa carrera universitaria que dejaste aparcada. De aprender un montón de cosas inútiles, como hacer cremas faciales o cómo se monta un mueble o hacer pan en el horno de juguete de casa, cuando en la panadería de abajo lo hacen estupendamente...

Ese agobio termina por agotar, por desgastar... Y es que cumplir años es totalmente injusto, es contradictorio.... Cuando uno debería estar ya curado de toda sorpresa, resulta que empieza a mirarse por dentro y se da cuenta de que hay un sinfín de huecos que llenar, un montón de preguntas por responder... ¡Dios! a estas alturas de la vida me tengo que poner a cultivarme!!!! Pero ¿no iba a clase para eso? ¿No me he pasado la
mitad de mi vida estudiando...?

Y resulta que nunca se nos ocurrió estudiarnos por dentro. Mirarnos al espejo desprovistos de la piel... Y hay que ver lo f
eos que somos sin adornos, así en crudo, como sólo nosotros podemos mirarnos.
Esos defecto
s.... la ambición, la envidia, la maldad, el egoísmo... parecen resaltar en nuestro espejo de los 40 o más... No es posible volver a mirarse como antes. Solo por fuera, total si solo voy a comprar el pan... pues no, allí aparece esa arruga de egoísmo o ese peinado ególatra...

Me asusta no tener tiempo, me
entristece el tiempo que perdí.
Envejecer es obligatorio, pero madurar no.

Ahora miro para atrás y veo cómo desperdicié ese precioso cuerpo, fuerte, incansable y terso de hace 20 años. No lo disfruté en su totalidad, no agoté mi cerebro ni siquiera a medio gas... es ahora que estoy más cansada, mas fea, más blanda cuando quiero vivir esas cosas que ya no puedo...
Pasaron algunos trenes que no tomé... qué mala suerte. En mi estación ya no paran...



Supongo que algo de soberbia hay en mis reflexiones. Diréis que debería aceptarme como soy, con las limitaciones actu
ales, que mire hacia adelante, que el pasado está, eso, pasado.... Todo eso es muy bonito... pero siento que el tiempo se me agota... es como una intuición horrible de que me queda poco y quiero hacer tanto...

Tal vez a los cincuenta comprenda que todo el atropello de los cuarenta no era sino un espejismo de lo que nunca seré....

¿Os habéis sentido así alguna vez? o tal vez yo me esté volviendo tarumba...(por cierto, preciosa palabra que la había dicho mil veces y jamás la había escrito... ¿veis?, loca perdida).
Un saludo.

Natacha.

96 comentarios:

Jorge L. López dijo...

Amiga,has llegado a ser quien eres por todas tus acciones y decisiones pasadas, asi que no creo que la mayor parte de ese tiempo haya sido desperdiciada,sino que aprendiste mucho.Si hubo errores,resulta que tambien de los errores se aprende, y del tiempo que hayas dejado pasar antes aprendes a apreciar el que aun tienes, que espero que sea largo y feliz.
Tener mas años no significa siempre ser consciente de tantas cosas como tu lo eres.Ahora puedes poner mas vida a tus años, como diria Ricardo Arjona en una canción ( señora de las cuatro décadas). Yo estoy a punto de cumplir 37,asi que no falta mucho para que entre al mismo club, y aun asi me siga sientiendo joven.
Sigue siendo la bella persona que eres,y que ese espiritu mejore con los años,como el buen vino.
Un beso desde Argentina

sinkuenta dijo...

querida natacha: yo ya llegué a los cincuenta y te aseguro que va aún más rápido... si miramos para atrás, siempre hay muchas cosas que no hicimos, que no disfrutamos, que no pudimos entender entonces. Yo he llegado a la conclusión de que no debe uno mirar hacia eso que no se hizo, pues entonces estaríamos lamentando lo que dejamos sin hacer y mientras tanto se nos sigue pasando el tiempo para hacer lo que aún podemos.
Ahora es cuando empezamos a observar todo con una mirada global que no teníamos en el pasado... y ¿cómo íbamos a hacer lo que no hicimos si no éramos capaces de entender nada? Bueno, he metido un rollo sin darme ni cuenta... y, mientras tanto, se me ha ido pasando el tiempo sin conseguir transmitir el mensaje claramente. Besos y gracias por este nuevo reto mental.

Natacha dijo...

Jorge, intento no perderme en el pasado. No creo que lo haga... es que en mi caso, no sé en las demás personas, ha sido brusco, el descubrimiento de cosas que tenía dentro... sensaciones que me gustan y que siempre estuvieron allí, dentro de mí, y nunca me paré a esperarlas...
Madurar tarde, quizá eso es lo que ocurre a veces.
Pero prometo que estoy disfrutando el momento...
Comencé a leer cosas interesantes, que curiosamente vosotros vais poniendo en mi camino como por arte de magia...
Los astros se alinean ahora para mí.
Un beso, precioso. Serás un mágnífico cuarentón, jeje.
Natacha.

Natacha dijo...

Sinkuenta, de rollo nada. Lo que le decía a Jorge... intento no mirar para atrás pero me da tanta rabia no poder disfrutar de todo lo nuevo que estoy descubriendo en mi interior... haberlo saboreado antes.
Es tan hermoso crecer por dentro... si pudiera trasmitirlo a mis hijos, a las personas jóvenes que puedan tener contacto conmigo.
El nivel de crecimiento y de placer sería enorme y los años para cultivarse muchos más. Ya no lo digo por mí, claro...
Como ves también me enrollo y me disperso...
Tu eres una de esas personas que como por arte de magia apareciste en mi vida y has puesto en mi camino, pensamientos, libros y palabras que de alguna manera hacen chispas en mi cabeza y me ponen en marcha.
Gracias por formar parte de la magia de mi vida.
Un beso, linda
Natacha.

jordicine dijo...

Yo cumplo 40 el miércoles y no sé. Pasa el tiempo, es verdad, pero intento no perderlo y hacer todo lo que quiero y puedo. Es importante pensar, claro que sí, pero hacerlo demasiado... es gotador!!! Yo ya pasé un año y medio de mi vida pensando que todo se acabaría y lo único que tengo claro es que ese tiempo maravilloso lo perdí y no me lo devolverá nadie, nunca.

Así NATACHA que... HACIEA ADELANTE!!!

Natacha dijo...

Jordi, pues mira, que si tienes razón. De todas formas como soy una hiperactiva incurable, pues en esta coyuntura en la que me hallo, intento pensar, y no perder el tiempo, que es algo así como nadar y guardar la ropa... veremos si puedo
Gracias mi niño.
Intentaré no olvidar tu cumple... lo aparto en mi casillero mental de: citas para amigos especiales.
Un beso,Te digo lo que a Jorge, vas a ser un cuarentón espectacular.
Natacha.

@Patrulich dijo...

Mi querida, me siento tan identificada con tu escrito de hoy!
Y es porque creo que siento que cada momento debo vivirlo a pleno, que sino... el tren de la vida se va, tan de repente, y sin darnos cuenta, ya somos unos vejestorios inservibles... bah! hoy me siento así, aunque a veces veo todo color de rosa, no siempre suele ser así.
Tantas cosas uno deja pasar, no vive a pleno, se deja estar, porque "total hay tiempo"... principalmente amar y ser amado, es lo que rescato mayormente, y para lo cual no hay edad.
Un abrazo muy fuerte, querida Natacha!

Natacha dijo...

Patri, yo también tengo esos sube-baja de los que hablas... jeje.
Estamos en un momento en el que necesitamos cariñitos de todo el mundo. Espero que las personas que nos rodean se den cuenta... Es duro pasar estos momentos solo (con la compañía que no se entera de nada).
Un besito, hermana querida.
Tienes mucho cariño que cuidar... hazlo.
Natacha.

fito dijo...

Hace sólo unos días entré en la cuarentena. Afortunadamente me regalaron un reloj que funciona al revés, con lo cual voy descontando las horas, en lugar de sumarlas.

Aún así, el tiempo se lleva dentro y es una buena señal que se te escape tan rápido. Significa que has vivido intensamente. Tempus fugit... pero despacito ¿eh? que el Carpe Diem dura sólo un latido.

Eva dijo...

Hija de mi vida, si tuvieras 80 pues te diría, vale, sí, te entiendo, pero 40???? Pero si eres un yogur!!!!!!!!

Un besote enorme, guapísima.

sinkuenta dijo...

tus hijos aprenderán de tu ejemplo y probablemente serán unos jóvenes 'a tope' que sabrán disfrutar de sus oportunidades mucho más de lo que lo hiciste tú, que no tuviste ese ejemplo. querida amiga, no podemos controlar todo y si no hicimos algo fue porque no tocaba... ahora podremos hacerlo, y si es imposible haremos otras cosas. el caso es que vamos teniendo mentes más sabias, capaces de visualizar los acontecimientos en un modo mucho mas holistico...¡aprovechémoslo!
muchas gracias por tus piropos... y viceversa. besos

Chuspi dijo...

A ver Nata..yo no sé la edad que tienes...pero siempre me has dado la impresión de ser una mujer muy completa, inteligente,activísima y culta.
Tienes ya una familia, una casa, unos hijos, un marido, un trabajo, salud,y empeño en todo lo que cada día haces que creo que es bastante ( sinceramente, siempre me pregunto de dónde quitas el tiempo....)
¿ cómo puedes llegar a plantearte que has perdido el tiempo ???? es que no lo entiendo.
Yo con 34,vivo sola de alquiler, no tengo pareja,trabajos de "full", sobrevivo literalmente con unos míseros euros...

Pero sabes que?? Será que he salido tanto "a destroyer" años atrás,de esa juventud a la que tú quizás te refieras,que es como que mi vida ahora se ha ralentizado por voluntad propia.
No me creo ni la edad que tengo porque para mí siempre hay tiempo...es como si no lo quisiera ver en realidad...

Cuando me miro al espejo cada mañana no soy consciente de mis años....me sigo viendo como si tuviera 25, tanto en madurez como en presencia...consciente de que todo pasa factura...pero me temo que cuando me pase,me enteraré con creces seguro!!
Pero no se puede vivir así, a contrarreloj, pensando en lo poco que puede quedar.
Qué coño de poco?? Si hoy en día, salvo enfermedad, la esperanza media de vida esta en torno a los 80??

Amiga, aún te quedan otros 40!!!

Solamente los únicos que pueden decir "no tengo tiempo" son los desahuciados.Para ellos sí que no hay reloj de arena que deje de latir.....

Un beso fuerte!!! ( y reflexiona sobre ello...anda!!!!)

josé javier dijo...

Tienes toda la razón... a los 50 sentirás lo no hecho a los 40. Así que adelante. Hazlo. Un beso. J.J.

Our house dijo...

Querida Natacha:
Mi padre siempre me dijo que al cumplir los treinta me empezaría a pasar todo a la velocidad del rayo (no del vallecano) y fue más o menos cierto.
Mi treinta cumpleaños lo celebré dos días seguidos por si acaso se pasaba tan rápido que no me enteraba; pero me enteré y la década pasó a su ritmo, sin grandes velocidades y sin demasiadas paradas.
Ahora, que estoy en los cuarenta y medio... medio camino a los cincuenta, recapacito y veo que no he corrido tanto (soy persona tranquila, no me gustan las prisas, adoro vestirme despacio cuando tengo prisa porque llego a mi hora y no llevo los pantalones por los tobillos).
El único vértigo que tengo es mi hija; nació con mis cuarenta y veo a qué velocidad crece y aprende, pero yo sigo con mi ritmo (blues). Cuando tengo que correr corro, pero despacio, no pienso en lo que quedó por hacer y cuando pienso en lo que tengo por delante me da la taquicardia; me relajo y voy haciéndolo.
Volviendo a las cosas que decía mi padre... con 74 años y todo lo que tengo por hacer; ahora con 78 y alzheimer lo tiene todo hecho.
Relajaros, hacer lo que tengáis que hacer y si sois muy hiperactivos relajaros triplemente.

Besos y Salu2 desde mi/nuestra casa

Airblue dijo...

Natacha-carita guapa:
Seguro que no hace falta decirte las veces que me he sentido como en tu escrito. Llegamos a una edad en la que nos damos cuenta de la cantidad de momentos que se nos han escapado. Cada edad tiene su encanto, Natacha,se viven nuevas etapas y creo que ahora que vemos lo rápido que pasa el tiempo, es cuando realmente disfrutamos más conscientemente de ellas. Viajamos en el tren de la vida y vamoa pasando por las estaciones más variadas. Es inevitable encontrarse con algún túnel. De repente todo se oscuece, pero al final siempre sabemos que vendrá la luz y que saldremos a ella. Lo importante es seguir el camino sin mirar lo que vamos dejando atrás, es mejor asomarse por la ventanilla del éxito y de la experiencia, al fin y al cabo es la única señal de que hemos vivido y seguimos viviendo.

Un gran abrazo y un bombón.

Gatadeangora dijo...

Estoy muy de acuerdo contigo,me parece que cuando llegamos a cierta edad,tenemos otra manera de mirar las cosas y valorarlas aunque con ello nos demos cuenta de que cada vez nos queda menos tiempo para hacer todo lo que aún nos queda por hacer y arrepentirnos de lo que no hicimos.
Besitos

Genín dijo...

Lo frustrante es que es irreversible y aunque hagas el pino, cada día se es mas viejo (Acabo de descubrir la sopa de ajo)
Sabes que acabo de lograr cumplir 67 tacazos, y parece que me pesan cada vez mas, sobre todo con este desgaste emocional de los últimos tiempos.
En cualquier caso me quedo con esto que escribes:
"Supongo que algo de soberbia hay en mis reflexiones. Diréis que debería aceptarme como soy, con las limitaciones actuales, que mire hacia adelante, que el pasado está, eso, pasado.... Todo eso es muy bonito... pero siento que el tiempo se me agota... es como una intuición horrible de que me queda poco y quiero hacer tanto..."
Pues si con 27 años menos, te sientes así ¿Comprendes como me puedo sentir yo? Esperando el ictus y la incineración de un momento a otro...jajaja
¡ Anda, que no te queda na...!
Un beso y salud

Tamujin dijo...

Hola. Que entrada tan llena de verdad. Precisamente ayer escribia yo algo sobre un sentimiento muy agudo que me ha venido asaltado ultimamente. Creo que dicha entrada publicada en mi blog ha delatado la edad a la que me acerco y tan bien describes aqui.

Una entrada muy reflexiva y profunda la tuya.

Saludos y que estes bien!

Páginas de la Vida dijo...

Hola Natacha: Dejame decirte, que si tienes 40 o un poco más tenés muchísimo para delante, lo que dejaste dejaste, pero eso no importa nada de nada, porque son muchísimas las cosas por vivir que todavía te faltan, porsupuesto no van a ser las mismas que a los 10 añosni a los 20 años eso es seguro, pero quedáte tranquila no pienses tanto que algo divino te esta esperando, y te lo dice una persona mayor que vos.
acá te dejo una poesía para que re-leas si te la has olvidado.
besitos te saluda Silvia

Siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los dias se convierten años ...
Pero lo importante no cambia; tu fuerza y tu conviccion no tienen edad.
Tu espiritu es el plumero de cualquier telaraña.
Detras de cada linea de llegada, hay una de partida
Detras de cada logro, hay otro desafio.
Mientras estes viva, sientete viva.
Si extrañas lo que hacias, vuelve a hacerlo.
No vivas de fotos amarillas...
Sigue aunque todos esperen que abandones.
No dejes que se oxide el acero que hay en ti.
Haz que, en vez de lastima, te tengan respeto.
Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas trotar, camina.
Cuando no puedas caminar, usa el baston.
¡Pero nunca te detengas!
Madre Teresa de Calcuta

Sendieva dijo...

Nunca serás más joven que ahora, pero si puedes ser más bella, creo que eso es lo importante, intentar ser cada día más bellos, me quedan algo más de 4 años para esos cuarenta, que iran corre que te corre, pero pienso que hoy día esa edad es la mejor, cuando realmente se vive, aprecia y valoran las cosas, tu eres maravillosa no quiero que tengas esa clase de pensamientos, ¡mira que te busco y te corto las orejas! cuando llegues a los 50, verás lo joven que eras ahora, eso es inevitable. Muchos besitos muchachinaaaa!!!

hawkeye dijo...

Natacha, cielo, tienes mucha razón en muchas de las cosas que nos hablas hoy, y en muchas no puedo opinar pues todavía no llegué a los cuarenta, aunque es muy cierto que el tiempo pasa volando... sobretodo cuando lo disfrutas... La vida, dicen que es un camino sin retorno, por donde vamos pasando y por lo tanto las oportunidades dificilmente se repiten... En cierto modo, y si lo pensamos friamente, es absurdo arrepentirnos de cosas que no hicimos hace años, ya que si no las hicimos fue porque así lo consideramos en su momento... Lo importante Natacha vida, es aprovechar el tiempo que nos queda, el camino que aún hemos de recorrer, y no lamentarnos del que no recorrimos... Besos

Ricardo Colomer dijo...

Pues yo cumplo este mes 38 y cada año que pasa me encuentro mejor (no físicamente ahora precisamente). Posiblemente sean las experiencias de paternidad, pero creo que sería imposible sentirme mas optimista y seguro que con cuarenta estaré aun más eufórico (¿quién dijo miedo?)

Un besazo fuerte, fuerte.

Ha salido el Sol y eso se nota

Leznari dijo...

Hola guapisima, en cierta manera me identifico contigo, lo malo de ser humano es que cada día queremos más, a los 20 no pensabamos en el mañana, ahora que ya es mañana nos arrepentimos de no haber pensado...pero te diré una cosa, somos tan rebuscados que a los 50..a los 60...a los 70.. seguiremos arripintiendonos de lo que no hicimos a esas edades.
Un besito.
LEZ

Natacha dijo...

Fito, pues veo que el club de los cuarentones es extenso por estos lares, jejeje.
No creas que he vivido intensamente... quizá solo estos últimos años... de niña y joven, tengo la sensación de que la vida me pasó por encima...
Felicidades por tu cumpleaños y espero que sigamos compartiendo experiencias, ya que todos rondamos la misma edad y eso une, jeje
Un besito, y gracias por tu aportación.
Natacha.

Natacha dijo...

Eva, tú si que eres un yogurín, preciosa mujer...
Tu fuerza me llega, gracias, mi niña.
Un besote grande
Natacha.

Natacha dijo...

Sinkuenta creo que a mis hijos no les hago mucho favor... les atropello y acomplejo... ellos no hacen ni la mitad de cosas que yo y creo que les estoy arrinconando... acobardando de alguna manera... no sé si les ayuda mucho mi hiperactividad...
les dejo mal. ellos se cansan, yo no, ellos estudian... yo más... ellos se ríen, yo más... ellos tienen ilusión por algo... yo más... jajaja .Soy horrible, no dejo que me pasen...
Un beso, linda.
Natacha.

Natacha dijo...

Chuspi, si, es cierto que las cosas que tengo son muchas... pero no las conseguí sola... decía en un comentario anterior que es como si la vida me hubiese atropellado... la sensación de caminar por que algo que viene detrás te empuja y no hay más remedio que seguir caminando o te arrollan...
Tuve a mis hijos muy joven (tengo un hijo de 20 años) Era una niña cuando tuve a mi hijo mayor..
Y ahora tengo todo eso, pero perdí otras cosas por el camino.
Tu estás forjando tu vida, vives sola, te buscas la manera de "sobrevivir"... Olé por tí. Por luchar...
También te digo que yo me siento, por dentro también como cuando tenía 20 años... lo malo es que no es cierto...
Son fases que todos debemos pasar... descubrir lo feos que somos por dentro no es facil, ni agradable y eso llega cuando el resto de cosas están en orden, cuando las otras prioridades de la vida están superadas.... los hijos, los estudios, la casa... lo básico... Entonces toca mirarse, mirarse de verdad... y dejamos muy descuidado el interior.
Tengo un proyecto de vida que quiero cumplir, cosas con las que quiero romper y deseos que hacer realidad... Lo voy a intentar.
Un beso, preciosa. Eres muy valiente y, lo creas o no, envidio tu lucha.
Natacha.

Natacha dijo...

José Javier... pues vaya. Jajaja. Gracias. no creas que no me ayuda tu comentario. Más de lo que crees.
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Our. Está claro que tu padre conservó esas ganas de aprender hasta muy mayor... Es admirable de todas formas... La enfermedad es traicionera. Supongo que ahora está en su mundo personal...
En cuanto a tí, te diré que tus palabras suenan bien, muy bien... Suerte que tienes que las pones en práctica. Tu niña te desbaratará todo eso en breve... jajaja. Ya verás cuando pasen unos pocos añitos..... ¡Una montaña rusa! vas a tener en casa.
Gracias, mi niño
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Air, preciosa. Es un simil precioso. Tal vez mi túnel está siendo un tanto largo... pero claro que llegará la luz, mientras no puedo ver el campo... leeré un libro, jejeje.
El caso es no parar...
Estos bajones son difíciles de sobrellevar... con vosotros se pasan mejor. Sois estupendos.
Y tu eres un amor, linda
Un beso y gracias
Natacha.

Natacha dijo...

Gatita, habrá que resignarse. ya ves los comentarios. Todos coínciden en aprovechar el momento. No mirar atrás... Vamos a ello, gatita, todos no pueden estar equivocados...
un beso, preciosa carita
Natacha.

Natacha dijo...

¡Genín! gracias mi niño. Eres un sol, la verdad es que me avergüenzo de mi misma cuando leo cosas como las que escribes... no tengo ningún derecho a quejarme, lo sé.
Solo espero tener tu humor y tus sorpresas (maravillosas) a tu edad.
Eres un crack, guapetón.
Gracias por tanta ayuda y un besote
Natacha.

Natacha dijo...

Tamujin, gracias por venir y por "desnudarte" en cierta manera. Yo es que soy un tanto cansina, está claro.
Soy la más tonta y rebelde de la blogosfera, jajaja.
Tengo que aceptarlo y ya está. Vivir y tirar para delante... Si vosotros podéis... supongo que yo también...
Un beso, precioso.
Natacha.

Natacha dijo...

Silvia, querida, gracias por tan bonitas palabras. La verdad es que sois mucho más videntes que yo. A medida que voy leyendo y contestando vuestros comentarios, me doy cuenta de lo inocente que sigo siendo, del largo camino que aún me queda por recorrer.
He de llenar esos huecos que no me dejan respirar. Vosotros lo tenéis tan claro.
Agradezco tus palabras y las mastico y las rumio.
Este post va a ser tan productivo...
Gracias, mi niña. A mis cuarenta sigo con la boca abierta a personas como tú.
Un beso grande para tí.
Natacha.

Amelie dijo...

Ostras, Natacha, me has dejado un poco estresada, acongojada, no sé... Yo acabo de cumplir 37, osea que no me queda tanto para los 40, y la verdad, que sí que el tiempo vuela, que cuando eramos niños un año nos parecía una eternidad y ahora un año no es nada. Pero yo me siento a gusto, feliz, creo que siempre hay tiempo para hacer lo que realmente quieras hacer, no hay que agobiarse sino disfrutar de la vida, de cada momento. A lo mejor dentro de 3 años me ocurre lo mismo que a tí, porque recuerdo que me sentó como un tiro cumplir los treinta, pasar de tener veintitantos a treinta, ufff. Así que lo mismo me ocurre igual dentro de 3 años, no lo sé, espero que no. Y si me ocurre ya sé que es pasajero porque yo estoy la mar de a gusto con los años que tengo, así que todo será cuestión de acostumbrarse a la nueva edad, pero seguir siendo tú misma y hacer lo que realmente quieras hacer.

Un besito, guapísima.

Natacha dijo...

Sendieva, si que es verdad, si es que me domina la tristeza últimamente. Creo que se avecina un cambio... se barrunta... y tal vez eso me asuste...
Pero es absolutamente cierto, dentro de diez años pensaré lo jóven que soy ahora...
Gracias mi niña.
Un beso,
Natacha.

Natacha dijo...

hawkeye, si soy una ignorante... está muy claro que no se puede ir marcha atrás, es una cuestión de ser un pelín más humilde de lo que soy. No se puede ir contra corriente y en este tema, pues mucho menos.... Voy tomando postura, aire.
Vamos para delante, no queda otra.
Gracias, cielo, por venir, por apoyar y por tomarte, como los demás, la molestia de leerme y atenderme.
No sabes cuanto me ayuda.
Un beso, mi niño.
Natacha.

Natacha dijo...

Ricardo. Los hijos siempre traen esa sensación de llenazo en tu vida. Es verdad. Es una experiencia maravillosa que merece la pena disfrutar.... Yo lo hice a tope.
Un beso, guapo
Natacha.

Si que ha salido el sol... eso ayuda.

Natacha dijo...

Lez, ya me conoces... no lo puedo evitar, siempre buscándome las cosquillas a mí misma...
Soy un desastre. Tal vez un día me quede tranquilita y acepte las cosas tal como vienen...
He de aprender eso mismo.
Un beso, preciosa
Natacha.

Ana. dijo...

Ay Natacha, esto de los cuarenta es malíiisimo! Yo ando por los 44 y todavía ando como tú, dándole vueltas al asunto! Tú le llamas tarumba, yo mahara, pero es lo mismo!
Pero mira, te cuento que el otro día, no me preguntes ni donde, ví en la tele que decía la edad de una señora y decía... tiene 80 y pico (ni recuerdo el pico) y yo, que andaba liada con mis cosas, pensé... ufff, cuántos, para llegarle me queda otro tanto de lo que he vivido (ya te digo, mahara)... y de repente me dió una alegría! Un subidón! Pensando, leches, pues no me queda ná todavía por delante, si esa mujer está perfecta y tiene 80 y pico... yo he vivido 44... me queda otra tanda igual!!! Que no tengo tiempo de estudiar? Que ya es tarde para establecerme en otro sitio? Pero si me queda lo que he vivido o incluso más! O menos, pero como no lo sé, pues precisamente por eso debería hacer lo que de verdad me apetece, no?

Ya te digo, mahara perdía! jajajaj

Vayaaa Natacha a estas horas y sin haber comido... el coco no está pa estas cosas!

Besos!

Natacha dijo...

Amelie es una cuestión de acostumbrarse... tu lo has dicho, y muy bien por cierto.
No creo que te ocurra, ahora al menos estás prevenida, jajaja.
Lo que pasa es que soy así, un tanto inconformista... y eso no es bueno. Aprendo con cada comentario.
Gracias, mi niña.
Natacha.

Natacha dijo...

Ana, guapa. Que sí que somos tontas y maharas perdidas. jajaja. Nos queda mucho, y ya ves, aquí perdiendo el tiempo (¿ves? ya estoy otra vez)
Gracias por venir, cielo.
Un besazo para tí.
Natacha.

Sandra... dijo...

Uhhhhh Manuela... qué temita para verlo hoy lunes por la mañana! (como suelo decir yo "too much" -es demasiado-!!)
Me sentí identificada en todo lo que leí: esas horas interminables cuando uno la pasa mal; las que pasan en un "plis plas" cuando lo pasamos bomba; lo rápido que corre el tiempo después de los 40; lamentarnos por el tiempo perdido... uffff, todo!!
Hoy por hoy, soy de las que trato de vivir el presente de la mejor manera posible y como a mi me gusta; que qué quiero decir con ésto: que si tengo pilas de ropa para planchar, pero me dan ganas de salir a pasear bajo el sol con mi perra, pues que espere la plancha y me voy de paseo!! En la medida en que puedo, se puede decir que trato de gozar...
Una vez escuché decir a alguien algo que me quedó grabado a fuego y creo que viene bien con este tema:
"La vida es como un rollo de papel de máquina de calcular... a medida que se acerca a su final, corre más rápido!!"
Por eso amiga, a disfrutar en la medida que podamos!
Feliz comienzo de semana!!!!

libra dijo...

No creo que la juventud sea un periodo o etapa de la vida...considero la juventud como una actitud...en el momento que no tenga sueños, ilusiones, fuerza mental para luchar,si no deseo seguir aprendiendo con ese libro, esa película, esa compañía, ese viaje, ese comentario... entoces pensaré o que vuelvo a coger vuelo o de lo contrario mi alma corre el riesgo de envejecer...no te veo a tí en esa actitud, al contrario, no sé de dónde sacas tanta vitalidad y tiempo para hacer tantas cosas...por eso, nada de lamentarse por las que no hiciste...si hay alguna que puedas hacerla ahora, esa carrera, lo que sea, nunca es tarde...Besitos guapísima

Natacha dijo...

Sandra, pues siempre dando tu generoso punto de vista que me ayuda y enriquece... A cada rato me afianzo en la idea de que sois valiosos. de que nos ayudamos realmente unos a otros... la manera de tejer estos lazos invisibles que se mueven con una pizca de aire y nos hacen pensar...
Gracias mi niña por tu opinión.
Un beso y feliz semana también para vos.
Natacha.

Natacha dijo...

Libra, cariño, está claro que me encuentro ofuscada en este momento. Sois todos los que coincidís en lo mismo... me equivoco en el planteamiento... estoy cambiando el chip. ¡Gracias! eres un amor.
Un beso, bonita.
Natacha.

Bowman dijo...

Me he sentido muchas veces como tú, Natachita. De hecho, a los treintaytantos me dí por vencido. Harto de haber dejado pasar muchos trenes y pensando que nunca volverían a pasar. Me volví apático y me limite a seguir hacia adelante sin ilusión, esperando la muerte (no deseándola, sino simplemente "vegetando" día a día). Era un estilo "huelga de celo": hacer aquello que tengo que hacer obligaciones, responsabilidades) y ni un pelo más. A los 38 sufrí la pérdida de un amigo con la misma edad, lo que me hizo reafirmarme en mi postura (e incluso pensé "bueno, al fin y al cabo puede no quede tanto por esperar"). Cuando cumplí los 40 me reafirmé en mi postura (si he llegado así a esta "barrera", esto seguirá igual porque, a más edad, menos trenes pasan).

Pero casi a punto de cumplir 41 me pareció que veía a lo lejos algún tren, así que "me acerqué a la estación a comprobar". Acabo de cumplir 41 el mes pasado y me he acercado a la taquilla. Viene el tren. Puede que compre el billete...

En fin, Natacha, que si echas de menos los trenes que no has cogido y estás deseando que venga algún otro, no llegará. Pero cuando no lo esperas... aparece de repente. Y otra vez eres joven e inseguro, y tienes que decidir, otra vez, si lo coges o no. No hay tiempo para hacer las maletas. Estos trenes son unos cachondos.

Besitos

Chus dijo...

Siento no tener que comentar apenas nada, lo has dicho todo. Yo los cumplo éste año ¿Estaré yo también tarumba?, pues siento igual que tú, e incluso a veces las cosas se complican un poco más.
¿No será que a partir de los 40 es cuando hay que sacar y aprovechar toda esa experiencia aprendida?.
Lo siento, ojalá tuviera la respuesta.
dos besos.

Morgenrot dijo...

Yo también estoy en los 40 y el otro día me sorprendí a mí misma pensando en volver a tener 16 .

Quise tener 16.

Natacha dijo...

Bowman, espero que llegue algún tren de esos emocionantes de los que hablas... que me haga vibrar, sentir como entonces... o al menos parecido...
Te creo porque eres tú. Te agracezco, porque eres tú. Gracias por ser tú, amigo entrañable.
Un beso en tu linda cara.
Natacha.

Natacha dijo...

Chus, pues anda que estamos buenos... yo voy a cerrar los ojos, fuerte fuerte... Confío en Bowman, si él dice que el tren vendrá, vendrá. Lo esperamos todos juntos,...
Un beso, amigo, bienvenido al club.
Natacha.

Natacha dijo...

Mongenrot... y qué sensación más amarga... impotencia, tristeza, desesperanza... conozco esa sensación. Pero se pasa, ¿verdad? qué remedio. Tira para delante, no queda otra.
Un beso, cielo.
Natacha.

Eureka dijo...

Sí me identifico, pero nunca aprendemos, siempre parece que nos damos cuenta de las cosas a posteriori, cuando las estamos viviendo no sabemos disfrutarlas en plenitud y después las echamos de menos.

Te comprendo y me sucede lo mismo a menudo. Siempre espero que algo cambie, o que llegue esa luz que soñamos...

A los 37 que tengo aún puede llegar.

Un beso.

SOMMER dijo...

Supongo que es el precio por cumplir años escepcionalmente. En el fondo, nos hacemos mayores, y eso es un lujo.

Abrazos

Natacha dijo...

Eureka, pues ya ves que somos una multitud... ya sé que eso de mal de muchos, consuelo de tontos... pero, oye, consuela.
Un besito, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Sommer, bienvenido lo primero.
Después, decirte que efectivamente, envejecer es un lujo, pero estarás conmigo en que asusta y acobarda un tanto... Lo haremos con la mayor dignidad posible ¿verda?
Gracias cielo, por venir y opinar.
Un beso.
Natacha.

Adolfo Calatayu dijo...

Una hermosura de post,preciosa; siempre digo (o mejor dicho escribo),lo mismo en estos casos,recuerdo una cita de Horacio que señala "Sólo se vive el tiempo que se ama". Me parece espléndida,y en ese sentido,viendo tu generosa,dulce y gran humanidad,tu ser pleno y bello,diría que has vivido como debe vivirse.
Muchos cariños queridísima Natacha !!!

sinkuenta dijo...

hola natacha, sigo rumiando el tema y he pensado que cuando tenía cuarenta me veía mayor, como tú te ves ahora, y ahora que ya tengo cincuenta pienso que entonces era jovencísima... eso es el tiempo! nunca darse cuenta de lo que uno realmente es! creo que debemos olvidarnos de la edad y vivir como seres eternos que somos. besos.

Sendieva dijo...

Que nos pasa? porqué estamos tan tristes ultimamente? porque parece que se derrumba todo? es contagioso? ayyyy Nata cariño ¿será tanta lluvia? no sé pero yo tambien ando hacia tras y con la cabeza muy bajita y encima me doy cuenta y no quieroooooo, te quiero mucho niña!!!!

Maru dijo...

Me he sentido como tú, amiga. En estos momentos, pienso que mientras estuve sana, perdí mucho tiempo y dejé de hacer muchas cosas que ahora ya no puedo hacer.
Lo que más me duele es estar sola, en que ninguna pareja ha resultado, en que voy a envejecer sola, si Dios no me manda a algún despistado que ande por ahí volando.
Te mando besitos y no te preocupes, a todos nos pasa lo mismo.
Maru

SUSANA dijo...

Suele suceder, Natacha, que de tanto en tanto nos detenemos a mirarnos, a charlar con nosotras mismas e inclusive...a pedirnos cuentas sobre aquello que hicimos y lo que no hicimos.

Creo que para ser justos, no deberíamos olvidarnos de nada, para que las columnas de debe y haber, nos reflejen.

Es notable, todo lo misericordiosas que podemos ser con los demás, y absolutamente tiranos con nosotros mismos.

Ayer ya fue, Natacha para bien y mal. Es exactamente lo que tenemos frente a nosotros el verdadero desafío. Sí, quizás tengamos menos energías, nuestro físico esté menos vigoroso, y acusemos recibo del tiempo que pasó por nuestra vida...pero es maravilloso pensar que cuando volvamos a abrir los ojos, la oportunidad estará allí para nosotras.

Un fuerte abrazo!

Natacha dijo...

Adolfo, preciosas tus palabras, como siempre. Me miras con tan buenos ojos que da gusto....
Un beso y un cariño
Natacha.

Natacha dijo...

Alicia, ya hemos hablado sobre la eternidad... cuando sea consciente de ello, si lo soy algún día, será genial... dejaré de tener prisa y edad...
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Evita, preciosa, no estés así.. vengaaaa.
Yo creo que es la lluvia... verás cuando salga el sol como las cosas se ven de otro color, más brillantes y bonitas.
También te quiero, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Maru, estoy segura de que el hombretón que te merece está esperando en una de las proximas esquinas de la vida... en cualquier momento saldrá.
Un beso mi niña, con lo guapa que estás...
Natacha.

Natacha dijo...

Susana, muchas gracias por tu opinión. Estoy de acuerdo, somos muy severos con nosotros mismos... Tal vez levantar un poco la mano sería menos agobiante... Vamos a intentarlo. ¿te parece?
Gracias, mi niña, eres un cielo
Un beso grande
Natacha.

Álvaro Ortega dijo...

Hola, acabo de visitar tu blog por primera vez y la verdad, en este artículo me siento identificado.
Yo este año he sobrepasado los 40, cada vez todo va más rápido, pero yo creo que es culpa del estrés.

Siempre vamos con prisas, nunca tenemos tiempo ni de mirarnos en el espejo...

La verdad es que es terrorífico cumplir años, pero en fin... no podemos luchar contra eso ;-)

Un Saludo.

Natacha dijo...

Hola Alvaro, bienvenido y gracias por dejar tu opinión.
Creo que el estrés algo hace, pero los chavales de 25 también tienen estrés y a ellos, yo creo, que el tiempo les pasa un pelín más despacio...
Pero tienes razón... hay que resignarse.
Espero verte por aquí cuando quieras.
Un saludo
Natacha.

Aguabella dijo...

Mi querida Natacha, cuando cumples de cincuenta.....sientes un pellizco en la boca del estómago,y piensas realmente la arruga es bella????
de todas formas todo depende el espíritu de la persona, pero los años no hay quien te los quite, aunque cada etapa tiene su encanto.

Un besito reina

Natacha dijo...

Aguabella, ese es el punto de cocción que me falta. Encontrar que cada momento tiene su encanto...
Gracias, bonita.
Un beso.
Natacha.

La terapia de Rafaela dijo...

Yo todavía no he alcanzado la cincuentena... pero te entiendo no estás tarumba, esto pasa a los seres humanos, me siento muy identificada con este párrafo:
"Me asusta no tener tiempo, me entristece el tiempo que perdí.
Envejecer es obligatorio, pero madurar no." Ya he madurado, envejecer lo voy aceptando, pero me sigue asustando no tener tiempo...

José dijo...

Yo te diría que te tomes las cosas con calma, más que buscar hacer un montón de cosas que te apetecen hacer, haz un listado de las principales y haz sólo ésas. ¿y las otras nunca se harán? pues no, pero aquí paz y después gloria, y que te quiten lo bailao. La edad es ley de vida y hay que asumirlo.

Natacha dijo...

Rafaela, imagino que al llegar a los cincuenta, la cosa calma... curiosamente dicen que el tiempo se acelera aún más... pero uno es capaz de aceptarlo mejor.
Gracias por venir, cielo
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

José, hola amigo.
Pues sí hay que asumir la edad, esta rebeldía momentánea no lleva a ningún sitio, salvo a perder ese tiempo que curiosamente me apremia, jajaj.
Qué absurdo.
Gracias por venir, amigo
Un beso
Natacha.

Pedro dijo...

Dicen que las personas somos como los vinos, los buenos mejoran con el tiempo y los malos empeoran.
El paso del tiempo es inevitable, pero no la forma como lo afrontemos. Ésta depende sólo de nosotros. Además, la edad mental no tiene nada que ver con la física, y a la postre, es la mental la que cuenta.
Un beso, niña.

Natacha dijo...

Pedro, la mental es la que cuenta, de acuerdo.... pero y mis arruguillas, mis dolorcillos, la fuerza de la gravedad... ¿qué? jejeje.
Un beso mi niño. Como siempre, tienes razón
Natacha.

Fair Lady dijo...

Según van creciendo mis hijas es cuando realmente me he dado cuenta que el tiempo pasa volando y me estoy haciendo mayor, aunque a veces me sigo resistiendo, no quiero perder al niño que todos llevamos dentro, sigo haciendo el payaso y locuras cada vez que puedo.

De los 20 a los 30 disfruté un montón del tiempo libre, de los 30 a los 40 el tiempo se iba acortando, pero siempre había algún minuto al día para mí sola y ahora pasada la barrera de los 40 no tengo tiempo ni de ir al baño!!!

Un besito Coletis

Natacha dijo...

Fair, pues estás como yo. Pero ya ves que hay que tomarse tiempo para saborear la vida... que si no, nos aplasta y arrolla.
Un beso, bonita. Somos un mogollón en el club, jeje.
Natacha.

sinkuenta dijo...

hola natacha... sigo rumiando y creo que voy a estar contenta con la edad que tengo. esto es como el tiempo meteorológico, nadie está contento: que si hace demasiado calor, demasiado frío, que si no llueve, que si no para de llover... voy a aceptar que llueva o que granice, que nieve o que haya un siroco que no nos deje respirar... y voy a gozar mis cincuenta y un años porque es el año más joven que me queda en el resto de mi vida. ¡eso es lo que voy a hacer! un beso 'eterna' amiga.

Elsis dijo...

Querida Natacha, creo que ese sentimiento tuyo es propio de los cuarenta.
Yo que voy a cumplir sesenta vivo cada día como si fuera el último.
Disfruto de lo que tengo y no me preocupo por lo que me falta.
No sé si estoy haciendo lo que corresponde, pero te aseguro que soy muy feliz.

Besitos, preciosa niña!!!

Natacha dijo...

Alicia, me encanta: "he decidido..." jajaja. Como si no lo hubieses pensado nunca.
Eres maravillosamente espontánea.
Gracias por tus lecciones de vida... tomo nota, voy a la zaga.
Un beso, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Elsis, mami, pues claro que haces lo correcto... y te digo como a Alicia, tomo nota... tengo mucho que aprender de vosotras.
Un beso mami linda
Natacha.

Marinel dijo...

Pues ya ves, me siento totalmente identificada contigo.
El tren de la vida nos para en muchas estaciones en las que no queremos apear por las prisas de llegar a ¿nuestro destino?. Después de permanecer en ese tren, te das cuenta de que el tiempo vuela a su misma velocidad y que esas estaciones ya quedaron en el olvido.Te das cuenta de que te quedan montones de cosas por hacer;cosas que deseas hacer fervientemente, pero que te pillan más agotada, menos suelta, menos joven en definitiva.
No queda más que aceptarse menos tersas que a los veinte, menos hermosas, menos entusiastas y consolarse con que somos más sabias, más tiernas, más maduras y quizá más bellas por dentro...que si lo piensas con serenidad, tiene mucho encanto también...
¡Somos hermosas,Natacha y jóvenes, qué demonios! y además las mujeres maduras somos más interesantes...¿no?...anda díme que sí!!!
Besos mil.

Natacha dijo...

Marinel... ¡¡¡SIIIIII!!!! las maduras al poder... jajjaja Ya me salió la vena rebelde, jajaja.
Eres un cielo, linda
Te voy a mandar un beso, estoy segura de que eres preciosa. (también por dentro)
Natacha.

Bowman dijo...

Por si os sirve de algo (para vuestra estadística), tengo 41 años recién cumplidos... y no considero interesante a casi ninguna mujer por debajo de 35 (y me "fijo" a partir de las de 40).

Con menos años, son "yougurines". Muy bonitas, sí, pero no son Mujeres (con mayúsculas). Aún no están "terminadas" de hacer.

A lo mejor soy un caso aparte, pero siempre me atrajeron mayores que yo.

Natacha dijo...

Bowman... no eres más listo y más encantador por que no te cabe... jajaja.
Sabes que acabas de ganarte el cariño de todas nosotras (bueno, el mío ya lo tenías) ¡Eres un amor!!!! gracias por la inyección de autoestima, Guapetón...
Un beso.
Natacha.

Además aviso a "navegantas" de más de cuarenta... Este chico es Indi en sus ratos libres ¿se puede pedir algo más?

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

El tiempo pasa irremisiblemente. Eso no quiere decir que no lo disfrutemos. Incluso, a veces, nos falta tiempo. Un beso.

Natacha dijo...

Fernando a mi me falta siempre tiempo, jajaja.
Un besito, y gracias por opinar
Natacha.

Berto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Berto dijo...

Natacha:
Piensa por un momento que eres una abuelita de 90 años y que tienes que pedir un deseo. Pides volver alos 40. Enhorabuena, se ha cumplido tu deseo. Disfrútalo.
Un placer leer tu blog.
Saludos.

Natacha dijo...

Berto ¡gracias! Que hermoso comentario me dejas.
Te agradezco mucho que te asomes a mi trastienda y te invito ha hacerlo siempre que te apetezca.
Gracias por el consejo. Es una bonita manera de reflexionar.
Un beso, cielo
Natacha.

@ngelito dijo...

Creo que no debes malgastar el tiempo, pensando en el tiempo. Solo siente el momento y vive, porque la vida no se mide por el tiempo vivido, sino por los momentos de tu vida en los que tu corazón palpitó con mucha fuerza.

Besos

Natacha dijo...

Angelito, al menos de eso si puedo presumir... palpito con cada cosa que cae en mis manos, con cada comentario que recibo y cada persona que me trasmite cosas buenas, como tú.
Gracias, cielo
Natacha.

angie dijo...

Me has puesto la piel de gallina. Siempre me digo a mí misma que uno de mis defectos es pensar demasiado. Sí, yo también he sentido y pensado todo eso, pero añadiéndole algo más: miedo, un terrible e irracional miedo que hace que me escude en cualquier cosa para olvidar esa realidad.

Natacha dijo...

Angie, y por qué crees que escribo estas cosas?... tal vez para que al compartirlas tomen forma, se pongan de pie frente a mi, y no tenga más remedio que mirarles a la cara y coger este toro por los cuernos...
También siento miedo... trato de superarlo como buenamente puedo.
Me ayuda saber que hay quien también se siente así... somos casi todos Angie, a mi, me consuela.
Un beso, linda mujer
Natacha.

angie dijo...

Eres un amor. Me ha llenado de lágrimas tu besito cibernético. Otro para ti, de chocolate.