"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

jueves, 17 de enero de 2008

Pensar antes de hablar. Esa es la cuestión.


Estoy harta del mal ejemplo que los medios de comunicación (cuando están obligados a ser correctos) dan a sus espectadores, de que metan la pata con el lenguaje constantemente. Se supone que es su trabajo, su oficio. Comunicar, si señores, pero comunicar correctamente. Ya está casi instaurado el famoso "detrás mío", "al lado mío" ¿A qué suena casi bien? Pues no. Es "detrás de mí y a mí lado". Y como estos errores un millón más que seguro que todos conocéis.
Hasta los expertos en el tema (que por supuesto yo no soy) se atreven a hacer afirmaciones con una impunidad absoluta, sin haber pensado un poquito antes.

He encontrado esta curiosidad y quiero compartirla con vosotros a modo de lección para todos.

Es una carta que un lector envió a un periódico, después de ver en la televisión estatal a la escritora Lucía Etxebarría, decir que la única palabra del castellano que contenía las cinco vocales era "murciélago".

La carta decía así:

"'Acabo de ver en la televisión estatal a Lucía Etxebarría diciendo que 'murciélago' es la única palabra en nuestro idioma (español-castellano) que tiene las cinco vocales.

¡Confiturera, frene la euforia! Un arquitecto escuálido llamado Aurelio (o Eulalio... o Ausencio) dice que lo más auténtico es tener un abuelito que lleve un traje reticulado y siga el arquetipo de aquél viejo reumático, desahuciado y repudiado, que consiguiera en su tiempo ser esquilado por un comunicante que cometió adulterio con una encubridora cerca del estanquillo (sin usar estimulador).

Señora escritora: si el peliagudo enunciado de la ecuación la deja irresoluta, olvide su menstruación y piense de modo jerárquico.
No se atragante con esta perturbación, que no va con su milonguera y meticulosa educación, y repita conmigo, como diría Cantinflas: ¡Lo que es la ignorancia!


Una ducha de humildad, que nunca viene mal.
Un saludo.
Natacha.

8 comentarios:

Jordi dijo...

Brillante carta.

Sin embargo: "Comunicar, si señores, pero comunicar correctamente".

Debería ser: "Comunicar, sí señores..." con tilde en el "sí".

Our house dijo...

No, no. Si a lo que voy vengo.
Si nos ponemos a leer prensa deportiva (quicir, fútbol)eso ya es el acabose. Tienen una capacidad espectacular para inventar nuevos vocablos. Capacidad que es directamente proporcional a su falta de cultura.

Salu2

Nébula dijo...

Muy bueno, jajaja. Desde luego, a mí esa mujer me cae bastante gorda.

Otro ejemplo es esa plaga, pero auténtica plaga, del gerundio mal usado y que todos los días leo o escucho en algún medio de comunicación. Ejemplo:

"Un hombre cae desde un tercer piso resultando herido".

Está claro que no todo el mundo lo sabe, pero como medios de comunicación que son, ellos sí deberían saber que el gerundio expresa acciones anteriores o, en todo caso, simultáneas a la acción del verbo. Les debe resultar tan culto y, a la vez, tan cómodo...

Un saludo

BAR dijo...

Gracias por visitar mi blog, espero ya poder tener tiempo (como mi últimopost lo indica) para de nuevo escribir más seguido.

Me gustó mucho tu blog, y te felicito por esta entrada, pues es algo ya tan cotidiano, que a veces ni se nota.

Saludos

Adolfo Calatayu dijo...

Querida Natacha: qué buen post,jajajajajajajaja,me dió mucha gracia,en verdad; sabés L.Wittgenstein decía algo así como "los límites del lenguaje son los límites de mi mundo",y tenía toda la razón por supuesto,pero no te enojes así che !!! lo que contás ya sabes que es muy frecuente,no?
Cariños

Miquel Tomas dijo...

"Pensar antes de hablar". Esta frase me la dijo por primera vez una profesora de castellano de 3º de ESO que tuve hará unos 11 años. Al leer tu post he recordado ese curso.

Lo de murciélago es una especie de leyenda urbana que ya había visto desmontar en otras ocasiones, pero nunca viene mal un toque de atención a los medios de comunicación.

Un saludo

Mónica dijo...

He venido a devolverte la visita que hiciste a mi blog. Busqué un posteo que tuviera que ver conmigo y hallé este. Ya sabes que trabajar en pro del buen uso de la lengua es mi modo de ganarme la vida desde varios ángulos. Excelente carta y excelente posteo. Veo que en todos los países se cuecen habas: cualquier niño bonito tiene un espacio en la radio o la tv, pero he aquí que el joven o la joven no sabe hablar medianamente bien. ¿Cómo realizar entonces una comunicación eficaz?
En uno de tus comentarios se hace referencia a comentarista deportivo y su pésimo uso de la lengua castellana. Pues aquí en mi Uruguay, es igualito, vamos...
Creo que erré mi vocación. Debí estudiar periodismo deportivo. Engrandecería la carrera con un buen uso del lenguaje y no dejaría sola a la única periodista deportiva mujer seria que hay en mi país. Claro... para ser profesora y licenciada, no tengo que pagar, la uni es gratis. En cambio para que me hagan creer que soy periodista... sí. Mi referente en muchas cosas de estilo es Don Arturo Pérez Reverte. Hace año y medio o dos, escribió sobre este tema en EL SEMANAL. Y yo estuve de acuerdo con él.
Hablemos bien aún dentro de la cotidianeidad, si no cuesta nada y mejora las relaciones humanas... :)

Natacha dijo...

Aboslutamente de acuerdo. Gracias por venir a verme Mónica.
Espero que vuelvas.
Un saludo.
Natacha