"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

lunes, 28 de enero de 2008

Un concierto memorable.


Ayer, a las 19 horas en el Auditorio de Madrid, sucedió algo espectácular. La orquesta Sinfónica de la Juventud Venezolana "Simón Bolivar" nos ofreció un concierto tan hermoso, tan espectácular, tan... no tengo palabras para describir las sensaciones que fueron capaces de sacarle a mi piel y corazón. Nunca había visto nada igual. Intentar explicar cómo utilizaron los instrumentos de cuerda como si fueran de percusión, casi "maltratando" sus violines, violas o violonchelos, se me hace difícil, por no decir imposible. Una explosión de sonidos que hacían latir mi corazón a su ritmo y no al mío.

En cuanto al director, Gustavo Dudamel... un genio, un joven genio del que ahora os voy a contar lo poquito que sé. También os voy a contar quiénes forman esta orquesta sinfónica que suena como los mismos ángeles.
Esta orquesta nace en Venezuela como un proyecto para sacar a chavales de las calles. Su fundador fue José Antonio Abreu. Muchos de los artistazos que aquí tocaron anoche en Madrid, son estos infantes recupera
dos (¡y de qué manera!), que han hecho de su vida, la música, saliendo de las calles con un futuro muy incierto y abocado, muchas veces a las drogas y la delincuencia.
Es un proyecto en el que se contratan a más de 15.000 profesores de música que imparten esta disciplina a miles de niños y jovenes de 12 a 26 años en cientos de orquestas repartidas por todo el país.
Gran parte del éxito de esta orquesta se debe a su director. Gustavo Dudamel es uno de los directores con más talento de la actualidad. Su currículum es interminable y abruma leer en qué cantidad de orquestas ha trabajado. Emociona ver la manera en que dirige a sus músicos sin siquiera partitura (al menos ayer). Cómo baila literalmente sobre su tarima. Tiene 27 años, bien aprovechados diría yo. Asombra pensar que también él formó parte de este proyecto (del que por cierto yo no sabía nada) venezolano. Comenzó a estudiar con 14 años su carrera de director de orquesta, y está claro que no se equivocó.

Sé que nunca leerá estas palabras. Ni él ni ninguno de sus músicos, pero quiero agradecer públicamente la hora y media que nos regalaron a mi familia y a todos los que estuvimos presentes (por cierto, como anécdota diré que Boris Izaguirre lloró emocionado). El regalo final fué asombroso, precioso. Tocaron un mambo, se levantaron de sus sillas, bailaron contoneándose todos ellos, tan serios con sus trajes negros... Volteando sus violonchelos e incluso lanzando sus violines al aire mientras gritaban "Mambo" al unísono. Bellísimo espectáculo. Gracias a esta maravillosa orquesta y a su director. Espero que vuelvan pronto por aquí. Yo, desde luego, no pienso perdérmelo.

No soy una entendida en música clásica, por eso creo que aún tiene más mérito que mis hijos, mi marido y yo vibráramos como lo hicimos ayer.

Las piezas que tocaron fueron:
La consagración de la primavera de Igor Stravinski "primera parte": Adoración de la tierra "segunda parte": El sacrificio.
Sinfonía nº 5 en mi menor, op.64 de Piotr Ilich Chaikovski

El evento lo organizó la fundación Caja Madrid a la que ya me he dirigido para felicitarles por su acierto y pedir que repitan alguna vez.

Nos os perdáis, por favor, este video grabado de una de las veces que "regalaron" su mambo al público (pincha aquí para verlo, merece la pena, son tres minutos)

En fin... hoy tengo gusto de no criticar de forma ácida como es mi costumbre. Decir que hay proyectos que funcionan, organizaciones que parece que invierten su dinero de forma honrada y para hacer cosas tan bellas como esta.
No olvidéis el nombre de Gustavo Dudamel, estoy segura que dará much
o que hablar.
Un saludo.
Natacha.

3 comentarios:

Our house dijo...

Me alegro de que disfrutárais de ese evento, además el Auditorio de Madrid merece la pena ser disfrutado.
La anécdota de Boris no me extraña, es de lágrima fácil. Puede caer mejor o peor, pero su corazoncito... es Venezolano.
Gracias por compartir.

VUELVO AL SUR.. dijo...

Gracias por transmitirnos esa experiencia y el nombre del director. Esa es una de las funciones de esto, dar a conocer las cosas que creemos que valen la pena.
Estaré de regreso.'saludos

Natacha dijo...

Gracias our house y vuelvo al sur. De verdad el espectáculo es impresionante. A los tengáis oportunidad no perdáis la ocasión de verlo en directo.
Gracias por venir, como siempre. He leído en prensa que estuvo un montón de gente importante en el concierto. Así había esos cochazos a la salida. Es verdad que además de a Boris Izaguirre vimos también a Miguel Bosé.
Un beso.