"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

martes, 8 de enero de 2008

¿Puedo ser yo, el Rey?


La monarquía en España está en declive. La situación en la que se encuentra la familia real en este momento ha hecho recordar a algunos la olvidada república, o sino olvidada, aparcada a la espectativa del comportamiento del monarca que lleva ya en su puesto 32 años.
¿En qué punto cambiaron las cosas? ¿En qmomento fuimos conscientes de que había alternativa? ¿Que España podía vivir perfectamente sin la figuras monárquicas? Sin duda, la boda del Príncipe Felipe con su esposa Leticia.
Cuando el cuento de hadas bajó al asfalto, al mundo real, la burbúja que protegía su entorno, estalló. Y entonces todos pudimos tocar y acercarnos a personas que tenían un pasado. A hermanas que tristemente se quitan la vida, a madres que se aprovechan en ocasiones de su posición para conseguir beneficios de algún tipo, padres a los que se "asciende" a periodista cuando era un digno técnico de sonido, y a un cuñado al que se nos presentó como artista y resultó ser barrendero, en el servicio municipal de limpiezas del Ayuntamiento, (a mucha honra, por cierto).
Todo esto hizo bajar del monte del Olimpo a una familia que, de repente, era como la mía, como la del vecino del cuarto.
Y es lo que tiene... no tengo ganas de pagar una vida de ensueño, ni que la persona que reine en mi país, sea como mi vecino del cuarto.
Y si ha de ser así, si he de pagar con mis impuestos la representación que hacen estas personas de mi país, quiero poder elegirlas. Poder decidir si se merecen o no estar ahí. Si es justo que vivan en un palacio y que gocen de muchas ventajas que los demás, también mi vecino del cuarto, podríamos merecer.
Quizá la única solución para salvar la situación, sería que el rey abdicara en favor de... Leonor, claro, antes de que las cosas vayan a peor. ¿Quién echaría a una niña tan adorable?

No obstante,(tal vez estoy en un error al pensar que España se torna republicana) digo yo una cosa; ¿Y si ahora que hay elecciones (mas que nada por no gastar tanto) aprovechamos y nos dejan votar si estamos o no a favor de la monarquía?
Las voces que seguramente se escandalizarán con este artículo, no deberían estar en contra de una votación democrática respecto a este tema. Se trata de aceptar la decisión de mayoría. ¿O acaso se nos llena la boca con esas palabras tan huecas como "democracia" y "tolerancia", y luego no somos capaces de aceptar el riesgo de perder?
Cuando un tema como este es un clamor en la calle, es necesario que el gobierno ponga a nuestra disposición la posibilidad de elegir, de cambiar el destino de nuestro país.
Animo a todos los partidos políticos a que incluyan este punto en su programa electoral, tal vez se lleven una sorpresa.
Hay ciudadanos que tal vez deseen utilizar el presupuesto de la monarquía en otras labores sociales que consideran más importantes o útiles
.

El presupuesto de La Casa Real asciende a 8,6 millones de euros. Pero teniendo en cuenta varios puntos:
- Que no se financia con la partida de la Casa Real el mantenimiento ni el servicio del palacio de la Zarzuela ; ni de la casa en la que habita el príncipe de Asturias; ni el palacio de la Marivent, con sus jardines, en Palma de Mallorca, en el que la familia real suele pasar su veraneo. Todos esos edificios, como el Palacio Real, El Escorial, La Granja, el palacio del Pardo o el de Riofrío son propiedad de Patrimonio Nacional, que tiene su propio presupuesto (140 millones de euros) para hacer frente a esos gastos. Patrimonio no desglosa su presupuesto según cada palacio, así que no es posible calcular el coste del mantenimiento de los que usan en la actualidad el Rey y su familia.

- Que, de los coches que utiliza la familia real, es el Parque Móvil del Estado el que se hace cargo del mantenimiento de los distintos automóviles que utiliza el Rey, pero no ofrece ningún desglose de sus gastos, por lo que no es posible calcular qué pequeña parte de su presupuesto (52 millones de euros) está destinada a la Casa Real. Tanto el Rey como la Reina, los príncipes de Asturias y las infantas disponen de coches de propiedad particular, pero, en ese caso, pagan de su bolsillo los gastos de seguro y mantenimiento.
- Y por último, que tampoco incluye los gastos derivados de los viajes de Estado que realiza el Rey o su familia. Que corren por cuenta del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Parece pues, que parte de los gastos que, a priori, podría parecer lógico que se destinaran a ser pagados con estos 8 millones y pico, son pagados por todos nosotros a través de los impuestos.
¿En qué se van tantos euros? Se me ocurren varias cosas en las que invertir ese dinero. Hay muchos problemas sociales, de vivienda, de educación, de empleo, de medio ambiente, y un largo etcétera que todos conocemos.
Bueno, la polémica está servida.
Yo solo quiero poder decidir si hay gastos que, en los presupuestos generales del estado, puedan ser prescindibles.
Un saludo.

6 comentarios:

Manuel A. dijo...

Lamento decirte que la monarquía en España no esta en declive como quieres hacernos ver.
Sobre los presupuestos de la casa Real hay que recalcar que a nivel europeo España es el país que menos paga a su jefe del estado por habitante.
Repúblicas como la Francesa en la que el jefe del estado se englosa 100 millones de € anuales, o Italia mas de 300 millones de €.
En España por un precio económico tenemos a uno de los mejores embajadores del mundo, uno de los jefes de estado mas valorados y apreciados sin mencionar un gran moderador.
Si la base para instaurar la república son los 8,2 millones de creo que ciertos republicanos tendrán que buscar mejores motivos para ello.
Creo que abría que preguntarle a políticos como Carod Rovira en que gasta sus 100.000€ anuales o al presidente de IU con una cantidad muy similar a este ultimo.
Así que dejaos de tanta hipocresías y de querer hacer ver una realidad insistente porque mientras SSMM los Reyes sigan cumpliendo con sus obligaciones y deberes la monarquía continuara hacia delante.

Anónimo dijo...

Excelente artículo, sí :P

Natacha dijo...

Hola Manuel A. Primero, gracias por tu comentario.
Después, decirte que la dotación económica no es la razón por la cual hay personas que desean un referendum para decidir si hay o no monarquía. En el artículo hablo además de una vulgarización de la casa real que plantea una duda razonable, al menos una duda, a la cual tienen derecho todos los ciudadanos. En ningún momento se pone en duda que el rey haga su trabajo ¡Hasta ahí podíamos llegar! El caso es: Si ese trabajo lo puede hacer una persona elegida democráticamente...
Bueno, un saludo grande y gracias por tu comentario. Esto es lo que enriquece cualquier opinión.

Gracias también a los comentarios anónimos por su ánimo.

Anónimo dijo...

ahi si es como para decirle a la familiaa real "¡por que no dejais de gastar tanto?"

Our house dijo...

Bueno, bueno, bueno. Tema de gran interés.
Mi opinionlandia es que, después de haber militado en la izquierda, razonado con la derecha, anhelado el centro, de padre republicano y renegado de la sub clase política, a estas alturas de la película lo que menos me importa es que la figura de la jefatura de estado sea un presidente de república o un monarca constitucional.
Efectivamente, como dice manuela, el económico no es argumento. Pero es cierto que lo deseable sería que hubiera una consulta al pueblo.
Por otra parte apuntas al sonido hueco de las palabras democracia y tolerancia. Es normal que suenen así, debido a que en un porcentaje muy elevado del ser humano no existe ni lo uno ni lo otro. Somos demócratas de los de “por cojones” y tolerantes de los de “y punto”. Y en el caso del humano de raza española (entre los que me cuento, para que no haya duda posible) se da aún más, y cada vez será peor, me temo.
De vuelta al tema. Es tal mi hastío respecto de la política que, francamente, me da igual una figura que otra. En un sistema en el que la abstención en las urnas no sonroja a nadie, en el que las partidas presupuestarias se asignan según sean los intereses de los partidos y no los de los ciudadanos, de veras que me da igual. Creo que es uno de los menores problemas que tenemos por delante.
Qué te parece lo que ha prometido hoy ese fenómeno de las masas que dirige al PP. Si gana las elecciones creará el ministerio de la familia porque “para las familias gobernaremos”.
No señor. No es necesario ese ministerio. A las familias se las debe beneficiar y proteger desde ministerios como el de trabajo y seguridad social, el de hacienda, vivienda, cultura, etc.
Quizás me he acostumbrado a la figura borbónica, incluso hay momentos en que me parece bien lo que hace y cómo lo hace (incluido el “por qué no te callas”). Si leen esto algunos de mis amigos seguro que se sorprenden. La culpa es de ellos por dar por supuestas algunas cosas.
Me gusta tu blog, lo iré visitando de vez en cuando. Y, con tu permiso, invito a manuela y a los anónimos a visitar el mío http://opinionlandia.blogspot.com/
Gracias

Salu2

Natacha dijo...

Gracias Our House.
La verdad es que uno, a veces, pierde las ganas de ser beligerante con según qué temas.
Pero me niego a que el hastío acabe con mi voz. De todas formas comparto contigo momentos parecidos.
En cuanto a lo del ministerio de la Familia, en fin... sin palabras me quedo.
Encantada de recibirte en mi casa-blog. Vuelve cuando quieras y ya te visitaré.
Un saludo