"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

lunes, 8 de septiembre de 2008

La responsabilidad.


"La apatía es, en sí misma, una manifestación de agresividad"

Cuando pensamos en una cantidad de gente junta, una masa de personas, siempre tenemos la sensación de fuerza. "La unión hace la fuerza" "juntos podemos" "cuatro ojos ven más que cuatro"... infinidad de tópicos que aceptamos sin plantearnos otro enfoque bien distinto.



Ya os he hablado de un libro que leí hace unas semanas "Cuerdos entre locos" sobre experimentos psicólogicos... interesantísimo. Pues ahí encontré un estudio basado en un hecho real, que desbarató de un plumazo ese tópico de que la masa es invencible y que los humanos nos sentimos más valientes, mas buenos si vamos en grupo...
Os cuento el terrible suceso que provocó que los psicólogos Jhon Darley y Bibb Latané comenzasen un estudio sobre la responsabilidad del ser humano.

--El siguiente texto puede herir la sensibilidad, por contener pasajes violentos--

Una oscura noche en Queens (Nueva York). Un 3 de marzo de 1964.
Un otoño ventoso hacía que algunos visillos ondearan fuera de las ventanas por el viento que , ocasionalmente, corría a través de la pequeña calle...
Catherine Genovese una mujer de 38 años volvía a casa tras su turno de camarera, en el bar donde trabajaba.
Kitty, como la llamaban, era una mujer morena, delgada y hermosa cara de duende, con unos bonitos ojos verdes.
Aparcó su coche en un parking adyacente al edificio donde vivía sola.
Dejó el coche en su espacio y salió. Eran las tres de la madrugada... se dirigía hacia su portal cuando vio un hombre agazapado al lado de un coche.
Giró y cruzó rápido hacia la cabina de la esquina, que estaba conectada con la policía.

"Catherine no llegó a la cabina. El hombre, identificado después como Winston Moseley, le clavó un cuchillo en la espalda hasta el fondo y luego, cuando Catherine se volvió a mirarle, se lo clavó también en el vientre, y la sangre corrió caliente. La mujer gritó... dijo exactamente: "!Ay Dios mío! ¡Me han clavado un cuchillo! ¡Socorro! ¡Socorro, por favor! Inmediatamente se encendieron varias luces en las ventanas de la calle. Moseley las vio, en el juicio dijo que las había visto, pero que le parecía que aquellas personas no iban a bajar a la calle.
En vez de bajar,
alguien gritó: "¡Dejen en paz a esa chica!"; Moseley se dio a la huida y Catherine, con varias cuchilladas en el cuerpo, se arrastró hasta la entrada de una librería en penumbra y se allí se tumbó. Las luces de los apartamentos se apagaron entonces. La calle quedó de nuevo en silencio. Moseley se dirigió a su coche, oyó el silencio de las calles, vio que las luces se habían apagado y decidió volver a rematar su trabajo. Sin embargo, antes abrió la portezuela de su coche y se cambió la media que llevaba en la cabeza por un sombrero tirolés.
Entonces volvió a recorrer la calle, encontró a la mujer echa un ovillo, roja y mojada, empezó a acuchillarla otra ve
z por donde lo había dejado, rajándole ahora la garganta y los genitales. La mujer volvió a gritar. Y siguió gritando. Pasaron los minutos. Volvieron a encenderse luces en las ventanas de los apartamentos, -imaginémoslo- haces amarillos que tanto Catherine como Winston tuvieron que ver, tan presentes, y sin embargo, tan ausentes.
Moseley volvió a retroceder y Catherine consiguió alcanzar, no se sabe cómo, el vestíbulo del edificio donde vivía, donde unos mi
nutos más tarde, el asaltante la encontraría de nuevo y reemprendería lo que aún no había terminado. Ella pidió ayuda a gritos y después dejo de gritar. Solo gemía. Moseley le levantó la falda, le cortó la ropa interior y, en el juicio, declaró lo siguiente: "Tenía la menstruación". Después, sin saber si estaba viva o muerta, se sacó el pene pero fue incapaz de llegar a la erección, de modo que se tumbó encima de ella y así tuvo un orgasmo.
El crimen se cometió en treinta y cinco minutos, entre las tres y cuarto y las cuatro menos diez de la madrugada.
Se ejecutó en tres a
taques distintos, prolongados y señalados con gritos de socorro. Los testigos que encendieron la luz, lo vieron y lo oyeron. No hicieron nada.
Hubo treinta y ocho testigos en total que vieron desde la ventana cómo acuchillaban y remataban a una mujer."


(Las imágenes son reales del lugar del asesinato, la víctima y el asesino. y el texto en cursiva, del libro "cuerdos entre locos").

Esto es un caso real de un asesinato. Tal como ocurrió. De todos los testigos solo uno llamó a la policía después del suceso, cuando la mujer ya había muerto, eran las cuatro de la madrugada y los que lo vieron volvieron a dormirse...
En Nueva York el suceso adquirió notoriedad cuando se supieron los pormenores del caso. Hubo un aluvión de cartas de lectores poniendo el grito en el cielo por el horrible comportamiento de estos vecinos, desalmados que con un simple gesto podrían haber salvado la vida de esta pobre mujer.

Tras varios estudios de estos dos psicólogos sociales y distintos experimentos llegaron a la conclusión de que la responsabilidad, cuando hay varias personas, lejos de hacerse más fuerte, tristemente, el ser humano se siente liberado de ella. Se diluye, se divide en lugar de hacerse más eficaz.
Ninguno de estos testigos eran malas personas. Algunos tenían trabajos sociales. Todos ellos conocían la compasión. Pero a pesar de no arriesgar la vida, ni poner siquiera en peligro su integridad, solo uno tomó el teléfono, y tarde, porque le molestaba para dormir...
Cuando el juez les preguntó porqué habían actuado así todos dijeron que pensaban que otro llamaría, que otro vecino bajaría o que no era asunto suyo...


Este interesante estudio que llevaron a cabo estos dos jóvenes psicólogos, tras el asesinato de esta mujer, dio como resultado esa conclusión. El ser humano se siente más fuerte en grupo, sólo si es para agredir... juntos no somos más compasivos, ni paradojicamente, más solidarios..¿Curioso, no?

Si alguna vez escucháis una agresión bajo vuestras ventanas... recordad a Catherine, tal vez una llamada, una simple llamada a tiempo, puede salvar una vida. Total, a la policía le pagan para eso... para comprobar que todo está en orden...

Un saludo,
Natacha.

95 comentarios:

Nuria dijo...

Me ha resultado extraño el desarrollo del asesinato pero siempre hay descerebrados, que por cierto siempre van al débil ¡Qué curioso!
Yo siempre, siempre ,siempre he dicho que la masa es tonta, agresiva, insulsa, masa vamos, MASA. ¿QUé es la masa? La nada. Si en un grupo señalas a uno los demás se apartan, se asustan.
Nunca he creido en las masas pero si un pequeño parentesis para decir que son necesarias para la mente absurda que tenemos los humanos. Que hace falta para reclamar, para exigir.
Pero sigo en mi tónica, en la individualidad, en los valores que tiene uno, en su comportamiento, en su educación, en su integridad.
Uno solo puede hacer que el mundo cambie.
Por ello, no solo ante las agresiones de género que tan de moda están sino ante cualquier injusticia del tipo que sea hay que actuar ¿Desde donde? ¿Desde quién? Desde uno mismo, de alguien que sabe lo que defiende.
Un abrazo Natacha

soñadora dijo...

Se me escarapela el cuerpo de pensar que los seres humanos podamos ser tan indiferentes ante las cosas extremas. Dios quiera que si nos toca algo así de cerca seamos capaces de reaccionar y no optemos por la posición cómoda de pensar que ya otro lo hará.

Gracias por permitirnos reflexionar con tu post.
un abrazo,

Frabisa dijo...

Vivir en grandes ciudades nos ha deshumanizado, no conocemos ni a nuestros vecinos y vivimos de puertas para adentro sin que nos importe nada del prójimo.

La historia que cuentas me ha impactado, me parece tan triste y tan terrible que no cabe más.

Entiendo que la gente no quiera meterse en problemas (véase el profesor Neira) pero una llamada telefónica a veces puede ser capital.

un beso, guapa

Enigmática dijo...

Que pena da ver como cada vez somos más irresponsables, más insolidarios, más... insensibles.

Besos,

Enigmática

€_r_i_K dijo...

Ya he dicho en alguna ocasión que el se humano es magnífico en polos opuestos, puede ser el más sensible y el más depravado, corrupto y degenerado al mismo tiempo....

Al final, solo nos queda el sano juicio que nosotros podamos tener...

Yo actuo según mi educación, pecando algunas veces de confiado....


P.d.abajo te dejo una prueba, que quizás ya lo leiste....besos...

http://vientomistral.blogspot.com/2008/08/lucided.html

amor es libertad dijo...

me gusta porque tu texto avala mi defensa del individualismo, eso me encanta

la santidad (por así decirlo), el heroísmo, la nobleza, son cualidades del individuo, no del grupo

bs

Natacha dijo...

Si Nuria, linda. La masa no piensa y por eso mismo es tan peligrosa. Pero me sorprendió ver que a la hora de ser buenos... la masa no acompaña sino que desestabiliza y es una pena que la esencia del ser humano solo se "alíe" para lo malo..
Un besito, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Soñadora, el resultado del estudio es bien claro. En general, somos así, dejados... esperando que otro haga lo que está bien...
Una pena.
Un beso, bonita. Gracias por venir
Natacha.

Natacha dijo...

Fabrisa, claro, se trata de una simple llamada. Es bastante triste... peor así funcionamos.
Ojalá cuando alguno de nosotros dude, recuerde este caso y haga lo correcto.
Un beso, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Enigmática, hoy como siempre, me parece... y el futuro no se presenta más limpio. Pero vamos a intentar hacerlo bien individualmente, al menos.
Un beso, y gracias por venir, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Erik, gracias. Ahora mismo voy a leerlo. No recuerdo si lo hice, pero seguro que me gusta. Escribes como los ángeles.
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Amor es libertad, gracias por tu visita. Estoy encantada de recibir amigos nuevos.
En cuanto a lo que dices, obviamente, estoy de acuerdo.
Espero que vuelvas siempre que lo desees.
Un abrazo, amigo
Natacha.

Elsis dijo...

Natacha, es terrible que pasen estas cosas, y pensar que con un simple llamado se podría haber salvado la vida de esta mujer.
Cómo se hace para permanecer indiferente ante un caso semejante?,estas personas que hicieron oídos sordos podrán dormir tranquilos?

Besitos, cielo!

zoraida999 dijo...

Los heroes de las peliculas, suelen ser uno, bueno hay excepciones Fuenteovejuna, pero como dice el estudio sicologico si acabas pensando que otro es el mas valiente y el que dara el paso. Un caso de estos, lo he visto hace muchos años en un playa, donde una mujer y su crio en la tipica piscinita eran arroyados por las mareas internas y dentro de la masa que cofluia cerca, todos se miraban para a ver quien era el que daria el primer paso, al final tuvo que ser mi marido, otro persona y yo quien arriesgaramos a dar ese primer paso. No estoy muy convecidas en las masas, lideradas por alguna cabeza pensante que parecen aborregar a los demas...

RAMPAEL. dijo...

Es terrible que ocurran estas cosas, y estoy de acuerdo con frabisa. A pesar de que el ser humano supuesta y presuntamente, es un ser social, en la práctica, ya no conocemos ni a nuestros propios vecinos, y cuando ocurre una circunstancia de este tipo, la mayoría de la gente huye, o bien le ocurre como al señor que está en el hospital por intentar ayudar a una señora que estaba en peligro y el marido le agredió una paliza, y encima la mujer, no lo ha denunciado.
Muy triste .
El mundo al revés.
Saludos
Rampy.

Nuria dijo...

Ay Natacha, que quería invitarte al blog SOMOS NECESARIOS para que participes en el nuevo tema que planteo esta semana.
Unas preguntas que seguro resultan agradables a todo el que pase y cómo olvidarme de ti.
Un abrazote

sinkuenta dijo...

Querida Natacha: Me has dejado helada con esta historia. ¡qué horror! Me imagino la pobre muchacha desangrándose mientras los desalmados se metían en sus camas como si nada hubiera pasado... Realmente, los seres humanos no dejan de sorprendernos. Afortunadamente los casos opuestos también se producen. Un abrazo.

Sendieva dijo...

Creo que no era día para leer esto, pero lo hice, no me pude contener, es curioso como muchas veces saco este tema, lo enfadada que me siento cuando recuerdo casos que me llevan a lo mismo que has dicho tu, pero sin llegar a ese salvajismo inhumano.

A lo que me refiero yo, es a lo de ser un grupo más o menos numeroso o ser alguien individual, creo que se vive diariamente por desgracia, y no quiero faltar el respeto a nadie, pero también es verdad que lo he vito en chicos cosa que de chicas no...

Me refiero a ir por la calle solo y pasar un grupo de chicos un tanto numeroso, y agredir físicamente o verbalmente a esa persona, ya sea chico o chica, por que en grupo se sienten más valientes, y con el paso del tiempo hablas con alguno de los que actuaron así y se puede apreciar con claridad que de forma individual no actua así, todo lo contrario es de lo mas humano. Pero esto ocurre por desgracia algo que como he dicho ví muchas veces, lo sufrí y es algo que no soporto.

Diferencia de como actúa la misma persona en grupo o solo, claro está, que por suerte, es la minoría..

Al final me alargué más de lo debido, pido disculpas pero diste en algo que me hierve la sangre jajaja,

Muchos besos preciosa, útil escrito para despertar...

Gatadeangora dijo...

¡¡Que tremendo!!pero es la realidad.Besitos Natacha

Adrisol dijo...

que terrible realidad!!lo bueno de todo ésto es la divulgación, puede que haga tomar conciencia de la responsabilidad que nos toca y no dejar que el otro se ocupe por lo que yo debería hacer.
gracias y reflexionemos: si cada uno haría su parte!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Bitter dijo...

Terrible la historia, como me
gustaría creer que eso fue hace años y que las cosas han cambiado, creo que prefiero pensar que en la medida que existamos seres humanos capaces de conmovernos con algo así, la humanidad tiene algo de esperanzas aún.
Que increible que seamos unidos sólo para hacer daño, no lo había visto desde ese punto de vista, creo que somos mas solidarios cuando se trata de salvar animales o poner dinero en alguna colecta, antes que actuar, aún somos demasiado individualistas.
un abrazo

hawkeye dijo...

Es un estudio curioso, pero no es generalizado. En este caso en concreto la gente actuó de ese modo, pero no siempre es igual. En muchas ocasiones hemos visto como ha habido gente que ha intervenido en casos de maltrato por ejemplo, que de no haber actuado a ver como hubiera acabado la victima, hemos pesenciado seguramente casos en los que hemos perseguido a un ladrón que había robado un bolso, hemos presenciado e intervenido en una absurda pelea generada por un accidente de tráfico... infinidad de cosas... Para concluir, que sí que es cierto que el ser humano es capaz de lo mejor y de lo peor, pero que es un grave error generalizar... Besos

M. Jose dijo...

Hola Natacha
Es muy bueno el estudio de estos psicólogos y bien por ellos. Nos demuestra una vez más lo que dices al final del post, que el ser humano se siente más fuerte cuando es para agredir.
Esa gente, vecinos de la victima, seguro que son buenas personas...seguro que conocen la compasión...pero no pusierón en practica sus buenas cualidades.
Todo esto nos hace reflexionar sobre nuestro comportamiento, ¿Cómo actuaría yo en un caso así?
Hoy me quedo con esa pregunta para reflexionar...
Me ha tocado profundamente tu post...
Un abrazo
MJ

Esther dijo...

La verdad es que los vecinos son en parte culpables del asesinato moralmente ya que no acudieron en su ayuda.Qué menos que una llamada de teléfono a la policia, más valen diez llamadas del mismo aviso que ninguna, la policia no los va a llamar pesados, todo lo contrario lo agradecerá.

Qué pena que este estudio diga eso que la gente en grupo reparte la responsabilidad o la traslada,no tenía que ser asi..

Un beso

Enigmática dijo...

Yo en realidad no creo que en este caso fuese solo eso, que la culpa se repartiese, que pensarán que otro iba a llamar, lo veo solo como una justificación ante un juez, lo que creo es que miramos para otro lado ante los problemas ajenos, no queremos implicarnos, no queremos correr ningún riesgo por nadie, la vida ajena para nosotros no tiene ningún valor.

Besos,

Enigmática

Gregorio Toribio Álvarez dijo...

Una pena, ésta nuestra condición humana. Nos unimos para lo bueno pero para lo malo muchas veces nos ignoramos y decimos "no es mi problema". Quizás los animales no hubieran apagado las luces y abrían acudido a ayudar.

Ricardo Colomer dijo...

Llevo fatal este tipo de relatos y además hoy me hace falta reirme. Por otra parte, sabes que siempre me haces pensar.

Un beso Natacha

Sandra... dijo...

Qué tremendo relato.. pero qué interesante el estudio realizado!
Con respecto a los gritos de pedido de ayuda por parte de ella, que era lógico que gritara: Socorro, ayuda!! yo leí que cuando estuviéramos en una situación de peligro deberíamos gritar: SOCORRO, FUEGO, FUEGO!! Dicen que así la gente acudirá al grito de ayuda ya que se sentirá amenazada también...
Muy interesante tu post amiga, como siempre nos tenés acostumbrados a los que te seguimos y queremos!!
Besote y que tengas muy buen día♥

La terapia de Rafaela dijo...

Uff no estoy de acuerdo, yo creo que las personas, puede que en ocasiones nos podemos unir para agredir, pero no siempre es así. En este desgraciado caso que cuenta el libro puede haber resultado de esa manera, pero para hacer estas conclusiones habría que hacer una investigación de muchos casos, además tener en cuenta la "cultura".
Por otro lado, tener en cuenta que se da mucha más publicidad a que las personas NO ayuden, a todas aquellas que SI lo hacen y tenemos el caso de Neira el profesor que por defender a una mujer está en coma...
Dar explicaciones generales a situaciones tan particulares... no lleva por buen camino, y de las positivas no hay estudios?
bss

Natacha dijo...

Elsis, es un terrible caso real... que provocó ese interesante estudio.
Espero que nunca nos encontremos en situación ni parecida.
Un beso,mami linda
Natacha.

Natacha dijo...

Zoraida, eso que cuentas es muy frecuente. Alguien se ahoga y el resto mira y pasea desesperado por la playa... entrar, ya es otra cuestión... aunque a veces la prudencia también salva vidas...
Es complicado saber cómo actuaremos
Un beso,cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Hola Rampi, pues sí cada vez más libres... pero cada vez más solos. Tampoco me gusta en lo que nos estamos convirtiendo.
Un beso, amigo
Natacha.

Camy dijo...

MUy dura la conclusión de este estudio pero no dudo que muy real. ¿quién en una gran ciudad no ha sentido gritos o ruidos o un accidente de tráfico en el chaflán de madrugada? muchos. Casi todos se han levantado, han salido a las terrazas, se han mirado desde un edificio al de enfrente, y ¿quién baja a auxiliar, quién llama a la poli? La verdad es el pensamiento ¿ para qué si ya lo habrán hecho...? tanta gente mirando.

un besito

Fair Lady dijo...

Lamentablemente es la cruda realidad. Ni por asombro nos pesa en la conciencia tanta pasividad. Parece que mientras no nos ocurra, todo marcha bien. Somos egoístas e indiferentes a lo ajeno.

Incluso la hipocresía nos supera, ejemplo: las manifestaciones. Nuestro afán por conseguir protagonismo se manifiesta en estas acciones, por regla son pacíficas, claro. Ahí todos somos héroes revindicando con enormes pancartas la injusticia, la violación de derechos y otros delitos, unas veces por propio interés y beneficio, otras por dejar constancia notoria de la unión hace la fuerza para pavonearse del “apoyo incondicional”, aunque a veces no sepamos ni de qué va la cosa.
Cuando llega la hora de la verdad, estos héroes de la apacibilidad sacan sus superpoderes para volverse invisibles.

Un besito Natacha…. que me caliento…

Natacha dijo...

Estoy allí ya, Nuria, bonita
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Alicia, claro que se producen, pero es frecuente que estas cosas ocurran... "ya llamará otro..."
Un pena de historia.
Un besito, amiga querida
Natacha.

Natacha dijo...

Sendieva, si que se envalentonan muchos con el apoyo del grupo. Precisamente eso es lo triste, que al revés no ocurra.
Cuando se socorre a alguien suele ser el individuo, los linchamientos son en grupo siempre.
Son temas en verdad, para que a uno le hierva la sangre...
Un besito, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Gatita, si, muy triste y tremendo.
Un besito,cielo
Natacha

Natacha dijo...

Adrisol.. si todos hicieramos nuestra parte, muchas cosas se evitarían... pero el ser humano es así, de colores.
Un beso, bonita.


Bitter, sigue habiendo, afortunadamente, mucha gente buena. Esto es un caso que llamó la atención por su brutalidad, pero estoy segura que ocurre más veces de las deseadas o de las que se saben...
Somos cobardes
Un besito, cielo


Hawkeye, no generalizaba. Este caso es real y habla de un colectivo de gente que fue testigo. No es lo mismo y me das la razón, correr tras un ladrón una sola persona, socorrer a una mujer... lo hace un hombre solo...
Justo hablo de eso, de lo valiente que puede llegar a ser una persona individualmente y sin embargo, en grupo se diluye esa responsabilidad.
No pretendía generalizar solo poner de manifiesto una curiosidad del comportamiento humano.
Un besito, lindo


María José , gracias por tu opinión. Creo que si debemos pensarlo. Cuántas veces a lo mejor, hemos pasado de largo sin tener que hacerlo, pensando que no era asunto nuestro... porque es más cómodo que pararse a discutir...
La reflexión nunca viene mal. Aunque yo intente hacerlo bien, seguro que me equivoco muchas veces.
Un besito.

Natacha dijo...

Esther, así somos, aunque afortunadamente, no todos. Esta pobre mujer tuvo muy mala suerte. Se juntó esta circunstancia con ese tipo de personas y un asesino implacable...
Una pena.
Gracias, cielo por venir
Un beso



Enigmática, esperemos que no todo el mundo sea así... Esa circunstancia fue terrible y es verdad que mucha gente actúa de forma egoísta, pero pensemos en cambiar eso, al menos nosotros, está en nuestra mano.
Un besito, cielo



Gregorio, Ay, creo que ningún animal hubiese atacado a esa mujer así de salvajemente, tampoco. Tenemos algunas cosas que aprender de ellos, verdad?
Besos, amigo



Ricardo, siento que mi post de hoy no sea agradable. Tampoco tengo un buen día...
Un besito, cielo.



Sandra, qué razón tienes. Es verdad que se aconseja gritar ¡Fuego! eso confirma este estudio. Si no es por tu peligro, mucha gente no mueve el culo por nadie...
Un besito, preciosa.

Natacha dijo...

Camy, los que vivimos en grandes ciudades, sabemos que eso ocurre a menudo. Incluso quien ni siquiera se asoma por si se escapa un tiro...
Es triste, pero real.
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Rafaela. A raíz de este caso se hizo un estudio muy serio con muchos experimentos provocando las reacciones. Las conclusiones del estudio no están basadas en este suceso, sino que el suceso provocó un estudio posterior sobre la responsabilidad.
No es un estudio sobre lo malo del ser humano. Lo malo del ser humano, quedó de manifiesto, después del estudio, que es muy distinto.
Tampoco me gustan las conclusiones, pero son las que son.
Un beso, amiga
Natacha.

Natacha dijo...

Fair, pues sí, gritar consignas pacifistas y solidarias es muy facil... Ayudar a tu vecino o a un extraño, dejando aparte tus intereses.... es bien distinto...
También me caliento, jajaja.
Un beso, mi cielo.
Natacha.

Enigmática dijo...

Cierto, pongamos cada uno nuestro granito de arena y formemos una hermosa playa...

Besos guapa,

Enigmática

Ana dijo...

¡Dios mío! Me he quedado helada ante la impotencia de ella, ante la impunidad del asesino; se me encoge el corazón; ¿de verás nadie llamó a la policía? Si ni siquiera tienes que "dar la cara", es tan fácil como coger un teléfono!

Las masa me parecen estúpidas, siempre me lo han parecido..., pero no sólo por este relato. Pienso todo lo contrario, las masas se manejan estupendamente manteniéndolas en la ignorancia y sometiéndolas con miedo... Eso hacen los dictdores, ¿no?

Es el individuo sólo el que se atreve a pensar.

Un besito

Enigmática dijo...

Hola de nuevo!! Te he dejado un regalito en mi blog, todo tuyo!

Besos,

Enigmática

Juanjo dijo...

Muy acertado el estudio. La responsabilidad se diluye, y el sentimiento de culpabilidad también. Por eso se cometen tantas barbaridades en grupo. Nadie se siente responsable directo de lo que está haciendo.

Ricardo Tribin dijo...

Gracias querida Natacha.

Dificil descifrar el comportamiento del ser humano, sobre todo en momentos y en lugares de crisis.

Tu Post esta ameno, variado y profundo.

Felicidades!!

Martin dijo...

La situación expuesta es complicada, justamente en los grupos no existe responsabilidad, porque al final evadirán toda actuación o situación de delito que se haya producido. Cuando un individuo enfrenta o participa de una experiencia violenta en defensa de otro, con peligro para la integridad, puede ocurrir que éste de vuelta a su favor la situación y produzca algún daño al agresor, creándose las complicaciones de juicio, en donde haberte metido en defensa de otro, te acusan y te tildan de agresor.
En ciertos momentos, creo que a veces por lo expuesto anteriormente ser individualista, frío y calculador es lo que lleva a muchos a todar decisiones de no asumir una responsabilidad que no le atañe, ya que no sabes que reacción tendrá el otro individuo, más aún cuando en algunos delitos graves participan menores de edad, donde no tienen ningún respeto ni por ellos ni por nada.
Realmente es complicado el tema querida amiga, lo único que queda es dejar que la situación siga su marcha y analizar que es lo que amerita en ese momento para actuar.
Cabe señalar que me ocurrió en una avenida muy concurrida al llegar a un semáforo un hombre estaba agrediendo a una mujer, yo solícito en defensa de la mujer me baje del vehículo y tomando al hombre y propinarle algunos golpes de puño, la mujer reaccionó en contra mía defendiendo al hombre. Al final otro conductor me dijo que me fuera mejor o si no me iban a echar la culpa de haberlos agredido, lo cual hice caso a esta persona.
Pero queda la satisfacción de haber cumplido con una responsabilidad de lo que estaba observando y no quedar impune el delito.
Entonces después te cuestionas de si te involucras o no.
Dificil amiga.


Un besito Natacha.

Antiqva dijo...

Bueno, es que eso de que la union hace la fuerza no es aplicable en las ciudades, en donde estamos mas amontonados que unidos.

Tremenda historia, con la que nos haces pensar, querida amiga

Chuspi dijo...

Uf Nata, qué escalofrío leyendo el relato por dios!!
Lo has narrado de una forma maravillosa pero dá pánico leerlo.Lo peor de todo es que estos dramas existen y cada día!
En fin....terrible!!
UN BESOTE PRECIOSA!!!

La terapia de Rafaela dijo...

Natacha, no pongo en duda la seriedad de un estudio, en concreto este, pero aunque para sus "autores" esas son las conclusiones verdaderas.
Me permito disentir de él hay más estudios de estos en Psicología Social, y no estoy de acuerdo con estas conclusiones "absolutas".
Porque no hacen un estudio de cómo reaccionó en madrid la gente y se manifestó por el 11-M, no cabía un alfiler. Estos fenómenos de apoyo quizás no interesen a nadie?
Y otra cosa me gustaría comentar: es que como decía en mi comentario anterior, ahora si ves maltratar a una mujer, y la defiendes, como le pasó al Prof Neira (que está en coma). Será que la gente sino se mete es por miedo, o por no complicarse la vida? Bueno no quiero hacer un juicio de valor.
Yo confío en las personas en grupo o por separado y no me gustan las conclusiones para "borreguitos" bss

Bowman dijo...

Más que apatía creo que es cobardía... ¿o precaución e instinto de supervivencia? ¡Cualquiera se arriesga a recibir una puñalada!
Se ha citado el caso del prof. Neira, que es un buen ejemplo.

Y yo habré contado ya hasta la saciedad mi reciente episodio separando a una pareja y por la que me alcanzó algún puñetazo (que no iba dirigido a mí). Si he de ser sincero, creo que mi intervención rápida se debió más a que era de madrugada y mi hija estaba a punto de llegar: mi primer pensamiento fue que estaban atacándola en el portal y, claro, me lancé como un tigre sin pensar en consecuencia alguna para mi integridad física. No sé si hubiera hecho lo mismo si hubiera sabido que se trataba de absolutas desconocidas dirimiendo sus diferencias de pareja.

Gret dijo...

Muy interesante esta entrada. Algo así estuve escuchando el otro día en la radio, no recuerdo bien por qué lo decían. Algún caso parecido tal vez. Pero es verdad, lamentablemente actuamos así. No se si a su vez es una forma no solo de escaqueo como el de "no tener problemas". El no tener responsabilidad de ningun tipo ante un acto que con solo un poco de colaboración se puede evitar.
Hace poco por ejemplo unos vecinos míos (A los cuales no conozco pero ya sabes, las paredes parecen de cartón) se pusieron a discutir. Una pareja joven. Claro, practicamente me estaba enterando del pelito tanto como el resto de vecinos del patio interior. La cuestión es que escuchaba gritos, y cada vez iba en aumento. Pero sí que pense...madre mía, en cuanto parezca que le haga daño llamo a la policia! porque claro, no sentía golpes, solo que se chillaban. Aún así, alguien llamaría a la policía, porque escuche que llamaron a su puerta y preguntaron que qué pasaba. Fijate, no me sentí mejor por eso, al contrario... el avisar a tiempo como dices no cuesta nada mas que eso, avisar nada mas.
Esta historia que nos cuentas, es horrible. Creo que ante algo así, no hubiera sido indiferente.
Besos.

José dijo...

El ejemplo más terrible de esto que dices sería la Alemania nazi, cuando las masas se veían fuertes para la agresión y sin atisbo de sentido crítico o humanidad.
De todas maneras, el ejemplo que pones es terrible, porque si ves que alguien está siendo acuchillado...¿Qué menos que llamar a la policía? Otra cosa sería bajar a ayudar a la víctima, que eso ya quedaría sólo para los más valerosos.
Saludos!

Natacha dijo...

Ana, pues sí solo uno de ellos llamó a la policía y ya era tarde, la pobre mujer sufrió una lenta agonía... Penoso el comportamiento.
Un besito, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Juanjo, afortunadamente, no siempre las cosas salen tan rematadamente mal como en este caso...
A veces los angeles se apiadan y echan una mano....
Un besito, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Ricardo, cielo, Gracias siempre por venir y leer con atención cada línea.
un beso, amigo
Natacha.

Natacha dijo...

Martín, hiciste lo correcto, sin duda.
Cuando a uno le sale del corazón meterse por medio es que algo va mal... nunca hay que arrepentirse de un acto bueno de base, aunque después nadie lo aprecie.. Es de honor actuar así y eso, amigo, te honra.
Un beso, precioso
Natacha.

Natacha dijo...

Antiqva, jajaj, si amontonados, tu lo has dicho.
Un beso, querido
Natacha.

Natacha dijo...

Chuspi, pensemos que esas circunstancias no se den a menudo.
Es horrible, la verdad.
Un beso, bonita
Natacha.

Natacha dijo...

Rafaela, tampoco me gustan las conclusiones de borrego, desde luego. solo me pareció curiosa la forma de enfocar cómo la responsabilidad puede diluirse en un momento dado.
Afortunadamente no son resultados absolutos...sería para tirarse al tren.... horrible vivir en un mundo totalmente deshumanizado.
Un besito, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Bowman, pues de todo hay un poco. Pero en su esencia la apatía lleva a todo eso... ¿no?
Tu reacción? te digo como a Martín, te honra y desde luego estoy con la gente así, no con los que fríamente piensan, se protegen, dudan... mientras me he muerto...
Si vivieramos en la edad media estaríamos todos muertos, por impulsivos, por inconscientes... por buena gente...
Un beso, indi.
Natacha.

Natacha dijo...

Gret, bienvenida, cielo. De eso se trataba, solo de reflexionar un poco y pensar que coger el teléfono no cuesta nada... y dejarse de tanto dudar... aunque,a veces, no sea necesario.
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Si Jose, eso exactamente pensé, En el holocausto no es posible tanta gente mala, es que ninguno se sentía culpable... se diluye la responsabilidad.
Un beso cielo.
Natacha.

Alberto dijo...

Como decías allá por el 2 de agosto en tiflohomero, ya he regresado de las vacaciones y con los ánimos de seguir aportando cosas.
Y sí, ojalá tengamos mayor contacto.
Mis mejores deseos.
Besos.

Anónimo dijo...

Semea encogido el corazon al leer.
tu relato es escalofriante
es una suerte ir descubriedote
UN ABRAZO NATACHA
ENI

Maca dijo...

Me horroriza pensar que hoy en día sigue siendo así, no tenemos más que encender la tv.
Y yo no paro de preguntarme ¿ qué le pasa al ser humano?.¿qué nos pasa?, que nos matan en la calle y nadie mueve un dedo.
Un beso

libra dijo...

Es cierto, en ocasiones el hombre cuando esta en grupo puede llegar a crear un monstruo...también es cierto que en otras ocasiones se solidariza...besos guapa, hacía días que no podía pasar por aquí, pero ya me voy poniendo al día poquito a poco.

Adolfo Calatayu dijo...

Es que yo creo firmemente tu última reflexión; esa sobre que
"juntos no somos más compasivos, ni paradojicamente, más solidarios..." Por otro lado la masa es una entelequia,una ficción estadística;que tiene que ver ella con el "Ser"? digo,con el auténtico Ser? nada,por supuesto.
La compasión,la entrega,la generosidad,la solidaridad,la empatía son actos individuales;incluso esas campañas masivas para juntar fondos o lo que sea,se constituyen de pequeños e individuales actos de grandeza.
En fin,una historia tremenda,queridísima y dulce amiga,dura y cuel pero que nos recuerda una parte triste y enferma de nuestra naturaleza.
Muchos cariños y besitos !!!

Nómada planetario dijo...

Vendría bien hilvanar este planteamiento con el caso del periodista Jesús Neira, quien fue agredido salvajemente por defender a una mujer, el agresor incluso estuvo en libertad provisional, en la que continuaría de no ser por la repercusión mediática que ha tenido el caso.
Saludos.

Natacha dijo...

Hola Alberto, Bienvenido.
Estoy contenta de verte de nuevo. Espero que tus vacaciones hayan sido buenas.
Un besito, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Eni, cielo. Gracias por venir a leerme.
Un besito para tí también.
Natacha.

Natacha dijo...

Maca, andamos deshumanizados... es triste, pero afortunadamente, muchos de nosotros seguimos horrorizándonos de cosas como éstas. Es nuestra labor enseñar a nuestros hijos que las cosas han de cambiar.
Un beso, preciosa
Natacha.

Natacha dijo...

Hola libra, no te preocupes, que andamos todos con el comienzo del curso un tanto liados. Pero para eso somos amigos no? no es necesario pasar lista.
Un besito, mi niña
Natacha.

Natacha dijo...

Adolfo siempre tan acertado "pequeños e individuales actos de grandeza", me parece acertadísima la frase y no puedo estar más de acuerdo con vos.
Un beso y todo mi cariño, que lo tienes atrapado hace mucho tiempo.
Natacha.

Natacha dijo...

Nómada, este pedazo de animal creo que se sale de todo baremo posible, pero es verdad que hay muchos como él... ¿cómo se paran los pies a semejante orangután, si la ley no hace su trabajo?
Un beso, cielo
Natacha.

PIER BIONNIVELLS dijo...

Que verguenza!.
Como se puede ser asi tan inhumano. como esos vecinos fueron tan malos en no llamar a la policia.
Es que no me lo creo.
que pena de verdad.
En que nos estamos convirtiendo.. en que!.
Que estes bien.
abrazos.

Amelie dijo...

Tremendo lo que nos has contado, me he quedado con un mal cuerpo...

Desde luego que es para reflexionar... Se lo voy a dar a leer a mi pareja para que reflexione él también, porque cada vez que digo yo de llamar a la policía por algún motivo, siempre me dice "ya habrá llamado alguie", pero ¿y si no?...

Supongo que esas personas no sabrían exáctamente qué era lo que estaba pasando, igual imaginaron un robo o algo así, y como eran varios los testigos pensarían que ya habían llamado a la policía, unos por otros y nadie llamó. Digo yo que sería algo así, porque otra cosa no me entra en la cabeza...

De todas formas, aquí en España no creo que pudiera suceder algo así, somos demasiado cotillas. El verano pasado, al novio de una conocida, cuando volvía de dejar a su novia en casa, lo asaltaron dos magrebíes, le robaron la cartera y el móvil, y le asestaron varias cuchilladas, una en el cuello a la altura de la garganta para que no pudiese pedir auxilio, y dos en los pulmones. Y una chica que estaba despierta a esa hora de la madrugada, con la ventana abierta porque hacía mucho calor, escuchó el ruido y se asomó y empezó a gritar, despertó a sus padres que avisaron a la policía y a la ambulancia, y bajaron a socorrerlo. Al pobre lo tuvieron que operar pues le habían perforado el pulmón, pero salvó la vida y un par de meses después ya estaba perfectamente.

Besos.

Hache XX dijo...

Escalofriante, aunque no comparto la opinión de Amelie, en España también pasan cosas escalofriantes.

http://hache-lavidaesunratico.blogspot.com/2008/09/violeta-santander.html

Un abrazo.

Aguabella dijo...

NATACHA

la soledad mas absoluta, ver como enciendes las luces y nadie acue a auxiliarte, agonizar y no tener una mano que te ayuda, tantos vecinos pendientes de los gritos y no socorren...
asi es el ser humano,unas veces se lanzan a la ayuda aunque en ello puedan perder la vida y otras no quieren ni mirar.

Un besito guapa

Ricardo Colomer dijo...

¿y cómo se vota en eso de los 20?

Lo encuentro (el blog) entre los nominados pero no sé como votar

Natacha dijo...

Pier es una historia terrible. Espero que no sea siempre así. Recordemos casos contrarios, que también los hay. Solo poner de manifiesto el comportamiento bajo algunas circunstancias.
un besito, mi niña.
Natacha.

Natacha dijo...

Amelie, mucha gente piensa sin maldad, que otro llamará. Este relato es una buena sacudida de atención.
Desgraciadamente en España también pasan estas cosas... no estamos libres.
Un besito, mi niña
Natacha

Natacha dijo...

Hachexx estoy contigo.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Aguabella, cosas hermosas también hacemos, eso es totalmente cierto. Aunque éstas ensombrecen casi todo.
Un besito, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Ricardo, te escribo al mail, pero has de estar registrado en el periódico digital 20 minutos
Un besito, cielo
Natacha.

Catalina Zentner dijo...

A veces siento tanta, tanta vergüenza de formar parte de lo que se conoce como "género humano", me gustaría convertirme en pájarro y volar lejos de tanta inmundicia.

Un abrazo,

۞Mujerconpiernas۞ dijo...

Muy interesante reflexión sobre la insignificancia del ser humano.
Increible pero cierto, pero esto no sería más propio de tu blog Hágase la oscuridad???

Un abrazo.

Natacha dijo...

Catalina, es horrible que pasen estas cosas... a ver si diciéndolo evitamos alguna..
Un beso, Y no te vayas, quédate y da ejemplo, que seguro que es más util.
Un beso, linda
Natacha.

Natacha dijo...

Mujer con piernas, jaja. Ojalá fuera más del otro blog, eso significaría que tal vez fuera algo irreal o etéreo. Creo que más que nunca es de este, en la luz que todos lo vean, jaaj.
Un beso. Cómo me gusta verte por aquí.
Besitos
Natacha.

Maca dijo...

Tienes un cariño en mi blog .Un beso

Marinel dijo...

Leí este relato el otro día...me dejó estupefacta, pero he de reconocer que no asombrada.Ya nada me asombra escandalosamente...por desgracia...
Creo que la sociedad es convulsa, vive de momentos concretos y al mismo tiempo de forma individual para muchas cosas.Nos rodeamos de gente, pero en el fondo sabemos que a parte de los más cercanos que nos quieren, estamos solos.
No sé si por miedo o desidia, pero el comportamiento humano deja tanto que desear que es penoso hasta pensarlo y duele el alma si profundizas en el tema.
Una crueldad semejante sólo la puede ejecutar un ser sin sentimientos, desquiciado...y no me vale que se achaque a una infancia tal vez difícil, porque hay mejores cosas en las que recalar y no en matar salvajemente a una pobre chica.Lo de los vecinos inmisericordes no tiene nombre...
Un beso Natacha.

Natacha dijo...

Maca, muchísimas gracias. Perdón por la tardanza, mi niña
Un beso, cielo
Natacha.

Natacha dijo...

Marinel, pues es un mal ejemplo del comportamiento humano, esperemos que no todos nos comportemos así..
Un beso mi niña
Natacha.