"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

lunes, 10 de marzo de 2008

El "Rastro" que deja Madrid.


Para los que hemos nacido en Madrid, incluso para todos los que viven aquí, la visión del "Rastro" los domingos en la capital del reino, es habitual, normal... Pero no lo es.

Estas fotos son para todos aquellos que no conocen este reducto del pasado, esta explosión de colores, olores y el contraste de lo nuevo con lo antiguo, de lo absurdo con lo elementalmente útil, de lo infantil con lo sospechosamente adulto...

Dice la historia que, en lo alto de la Ribera de Curtidores (calle principal por donde se extiende el "rastro", se degollaba y desollaba a los animales para sacar sus pieles y comerciar con ellas.
Esto provocaba un gran río de sangre que corría calle aba
jo dejando un "rastro" rojo, por toda la calzada.
Esta es la versión amable. Los más viejos dicen que hay una historia paralela sobre el rastro de sangre por estas calles. Dicen que era la sangre de los ajusticiados por garrote vil, la que corría por las calles camuflada con la de las reses...
Desde entonces, ese "rastro" sangriento da nombre a este mercado al aire libre, que se pone en Madrid todos los domingos de año, por la mañana. Sin excepci
ón.

Para todos vosotros un paseo agradable, en una mañana de elecciones como ayer, por el Rastro de Madrid, donde todo se vende y se compra, donde el pícaro roba y el extranjero es robado, en la cartera y en el corazón. Mi adorable y ruidoso Madrid.

Para empezar el día un café con porras en un bar. Para quien no lo sepa, en Madrid se llaman porras a una masa de harina, agua y sal, frita en aceite. Están riquísimas, mojaditas...

Paseando por los distintos puestos, nos encontramos con...

Prismáticos, carretes de pesca y... ¡Juegos de sábanas!
En fín...sigamos...
Tal vez necesitas estos sillones antiguos de barbero para tu decoración "retro"...
O una jaula para el pajarito...

Lo de la derecha, ni siquiera sé qué es. Parece una especie de fuelle.

Vaya, este puesto si que es original...

Ese teléfono es igual al que tenía mi abuela en su casa. Pregunto por él... es muy caro. Me piden 120 euros... después de regatear, me lo ofrecen por 80 pero sigue siendo muy caro...

¡Vaya, esto si que es bueno! ¿Sabes qué es?

¡Acertaste! Es un cinturón de castidad... Lo que no encuentres en el rastro...

Unos muebles antiguos...

Aqui no se secuestran las revistas...

Venta sorprendente...

Si necesitas una goma... aquí la encuentras seguro.
O tal vez necesites una chaqueta de cuero...

O unos calcetines...

¿Una máscara de gas? ¡Claro!

Y... unas corbatas. (atención a las cajas....)

Un poco de arte africano...

Y para terminar... ¿Alguna bocina?

Bueno, son las 11 de la mañana y nos vamos, esto se está llenando de gente...

A casita en transporte público. Ya que son las elecciones, vamos a ser buenos ciudadanos.

Espero que este pequeño paseo por una parte adorable de este Madrid os haya gustado a todos. Los que conocéis el rastro y los que no.
Si necesitas cualquier cosa. No lo dudes. En el rastro, lo tienen seguro.

Un saludo
Natacha.

62 comentarios:

Andrey dijo...

Oh! Me da que en cada ciudad mediantamente grande hay un rastro.

Aquí en Zaragoza lo mismo! Una vez compré un cargador para un móvil antiguo que tenía, por tan solo 1€!! Robado, claro está, pero no le quita la gracia.

En fin, veo muy positivo el rastro. Aunque la mayoría de las veces(que son pocas) solo vaya a deleitarme de los cachivaches que venden por ahí (una nintendo del año 89...)

Un saludo ;)

Natacha dijo...

Hola andrey, si, en casi todas las ciudades hay un rastro parecido. El de Madrid es enorme y muy popular. Y así es, se puede encontrar cualquier cosa.
Un beso
Natacha.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

me encanta madrid...

Natacha dijo...

Hola otra vez...
Un beso, gracias por venir.
Natacha.

EVA dijo...

Ostras, Natacha, ¡ME HA ENCANTADO! Yo no soy de Madrid aunque no hay año que no me deje caer por allí. He visitado el rastro dos o tres veces y he salido de allí fascinada por la cantidad de tesoros que se muestran. Si pudiera yo me hubiera llevado esos sillones de barbero a casa, o ese teléfono... me encantan esas cosas que para otros son inútiles pero que para mí tienen tanto encanto.
Maravillada me has dejado, espero impaciente otro de tus paseos.

EVA dijo...

Por cierto, te he enlazado en mi blog, espero que no te moleste, y si es así no tienes más que decirlo, ok? Besitos.

Genín dijo...

Me encanta el rastro!
Los meses que viví de joven en Madrid iba siempre.
Precioso tu post, fresco y ágil a la par que interesante.
Un beso y salud, Genín

Natacha dijo...

Hola Eva. A mi también me gustan mucho las cosas antiguas. Me encanta ir al rastro de vez en cuando. Mientras los niños han sido pequeños, no he ido mucho por que se pone hasta arriba de gente y no es muy recomendable.
Me alegro de que te haya gustado el reportajillo.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Eva estoy encantada de que me enlaces, haré lo mismo.
Un besito.
Natacha.

Natacha dijo...

Hola Genín. Qué bien que te guste. No sabía si publicar algo así. Es la primera vez que me salgo de la línea del blog y estaba un poco preocupada por si os gustaría.
Un besito.
Natacha.

Bowman dijo...

No es por darte envidia... pero yo tengo que coger el Metro... ¡voy y vuelvo andando! ;-)

Y el puesto de gomas... ahí he comprado yo varias veces (para pasar gasolina del coche al hornillo de camping, para el botiquín...)

Gran parte del material de montaña me lo compro en las tiendas del Rastro (las 'Chirucas', las mochilas, los crampones...).

También he encontrado en el Rastro un duplicador para mi Minolta de los '60, un armario 'art-decó' asturiano precioso, libros de segunda mano, un piernógrafo original de piloto de combate USA, un juego antiguo de referencia de medida de líquidos de precisión, varios artículos de tocador de opalina, vasos de cristal fantasía de los (horteras) '60, bandera pirata o cinturón heavy de pinchos para la macarrilla que tengo en casa, un pañuelo palestino (falso, el auténtico traído de palestina lo guardamos bajo llave y lo saqué para ponérmelo en plan Arafat en las manifestaciones contra la guerra de Irak), partituras viejas, dos limosneros de iglesia (los amigos, de cachondeo, echaban siempre alguna moneda; un día lo abrimos y nos fuimos todos de cervecillas con lo que había; lástima, ya no los tengo)...

Hay de todo. Ya lo decía la famosa canción de Patxi Andión:

Una, dos y tres,
una, dos y tres,
lo que usted no quiere
para el Rastro es

Natacha dijo...

Bowman... me das un poquito de envidia, si.. de niña también iba andando, ahora vivo un pelín más lejos. Es lo que tiene hacerse mayor, que a veces no puedes quedarte en el barrio...
El rastro es fantástico. Allí encontré un cenicero de esos de Renfe antiguos, dorados con mecanismo de vaciado... una joya, Cuando en los trenes se podía fumar... qué tiempos. ¡madre mía! todavía lo hecho de menos...
Un besito amigo
Natacha.

Gatadeangora dijo...

Me encanta el rastro...y las porras...¡¡¡¡uhmmmm!!!,se me hace la boca agua.Cuando vaya a Madrid lo primero un buen café con porras.
Aqui en mi ciudad tambien hay una especie de rastro,lo llamamos mercadillo,lo ponen los viernes,es grande y venden de todo,pero lo que no hay son esas antiguedades tan chulas.
Besitos

Natacha dijo...

Hola gatita.... las porras, Algunos domingos mi hijo baja a comprar para desayunar. Son un pecado.
Un beso, guapa.
Natacha.

Bowman dijo...

Amiga Natacha, veo por tu otro blog que te gusta el bricolage, la restauración de muebles, las manualidades, etc.

Entonces el Rastro es tu Paraíso ¿verdad?

Tengo el trastero lleno de espejos antiguos del Rastro (bueno, uno lo encontré ¡en un contenedor! volviendo del Rastro a casa... y estaba en mejor estado) que no me caben en mi "nuevo" piso —de "Pin y Pon" le llamo yo—). Si supieras las horas y días que me he tirado lijando la madera con trocitos de "cristal" (nada de lija ni máquinas, sino a muñeca, ya sabes). El armario art-decó que te comento, de haya, lleva horas de "rascado" por esa pátina negra que da el tiempo (¡y no lo hemos terminado!) Y es que lijar las "volutas" con cristalillos es tarea de chinos...

La aficionada es mi mujer pero... ¿y la pasta (bienes gananciales) que nos gastamos en ceras Lake-one? ;-)

Yo acabé un poco cansado del betún sionista (así lo llamaba yo pero seguro que tú sabes el nombre correcto, je, je), del rojo guiri y, sobre todo, del pan de oro (que no hay Dios que lo ponga bien, aunque esté en tantas iglesias)
:D

Natacha dijo...

Fijate si es difícil de poner... que ni Dios puede...
jajjaj.
Pues es una pena que tanto trabajo lo tengas en el trastero ¿no? Yo tengo suerte, tengo un piso grande, grande... alguna ventaja tiene que tener vivir a las afueras...
La faena de las manualidades es precisamente esa, que empiezas ha hacer cosas y cosas y cuando no te caben empiezas a regalarlas hasta que te sientes imbécil por currar como un negro para regalar cosas que hay gente que no aprecia...
Pero en fin... cuando eres hiperactivo no hay solución.
Un beso de pin y pon.
Natacha.

Traven dijo...

Me ha encantado el paseo, el Rastro es parte de mí, como de cualquier madrileño, de nacimiento (como yo) o de adopción, todos nos hemos comprado algo que no hubiéramos encontrado en ningún otro sitio y al mismo tiempo algo que nunca hubiéramos pensado que necesitábamos (y que después comprobamos que en efecto no necesitábamos). Peor lo importante del Rastro es el ambiente, el ruido, el color...

Un besazo,
P.

Natacha dijo...

Hola traven. Tienes razón hay pocas cosas nuestras nuestras. De los madrileños, quiero decir. El rastro es una de ellas.
Todos le tenemos cariño.
Un beso y gracias por venir.
Natacha.

los retales de Luisa dijo...

Realmente me encanta ir al rastro ,no voy desde el verano pasado ,pero curiosamente hace dos domingos dijimos de ir (cosas qué no pasó ).Yo desde pequeñita iba con mis padres y comprabamos los pavos qué luego nos comeriamos en Navidades .Qué tiempos aquellos !!

Adolfo Calatayu dijo...

Querida amiga: viví en tu país en los "años de plomo" de Argentina,del 77 al 79 inclusive;recuerdo el Rastro con mucho cariño. Veo que Bowman (asumo que un amigo tuyo),lo menciona a Patxi Andión,qué fue de él,yo lo ví en Madrid en "Evita".
Te digo? un post extraordinario,un paseo maravilloso que nos obsequiaste con tu estilo tan personal,tus cálidas palabras y la fotos...Excelentes !!!!!!!!!!!
muchos cariños

Cecilia Gauna dijo...

que hermoso paseo!
Yo no conozco Europa, asi qque te lo agradezco doblemente, el teléfono lo tengo, el cxinturón de castidad , por suerte me lo he sacado y lo he perdido.
Dulce..un beso
y felicitaciones por el premio a tu blog de manualidades.
mua
ceci

Jorge L. López dijo...

Interesante descripción y conjunto de imágenes.Me recuerda a un programa que pasan por cable,en un canal de documentales.El canal creo que se llama "The history channel" y el programa "historia secreta",donde muestran diversas ciudades con sus historias. También me recuerda al libro "Bahia de todos los santos",donde Jorge Amado,el escritor brasileño, describe la misma zona que suele ser escenario de sus novelas.Coincido en que fue buena idea escribir el articulo.
En mi blog hay un nuevo articulo que estamos pasandonos uno a otro los colegas bloggers,si quieres puedes hacerlo en todo o en parte.Saludos desde el sur.

Pedro Jorge dijo...

¿Crees que en El Rastro pueda encontrar un manual infalible de cómo conquistar a la mujer de tus sueños?

Paso de natacha a Manuela y viceversa...

;)

Our house dijo...

¡Ah! El Rastro. Yo compraba gafas de punki, algún libro de esos que nunca leí (no recuerdo si alguno de Sara Mago, jojo)hice intentos de compra de teléfonos como el de la foto, por el que me pedían en aquella época mil duros (una pasta).
Sí, también me corre Madrid por las venas y también fuí andando.
Se te ha olvidado comentar que si quieres la cartera del que va delante de tí también la puedes conseguir, pero ojo con la competencia :)

Salu2

Maru dijo...

Aquí los rastros se llaman persas.
Hay uno famoso, aunque hay que ir acompañado y con el dinero bien escondido. La mayoría de las cosas son robadas, pero encuentras gangas.
Hay otros más "legales" donde se pueden encontrar algunas antigüedades sobre todo porcelanas antiguas, revistas y todo tipo de objetos.
Es entretenido ir, aunque pocas veces puedes comprar algo porque es caro.

besos

jordicine dijo...

Estoy de acuerdo con Andrey. En Barcelona son 'Els encants'. Todas estas fotos las podías haber hecho allí. Seguro. Me ha gustado el post. Un beso.

Ika dijo...

Gracias por llevarme al Rastro, nunca había estado ahí.
Donde yo vivo hay una calle que se llama la calle del Degollador, creo que tambien tiene que ver con el tema.

Ricardo Tribin dijo...

Me trajiste a la mente mi grata visita a Madrid del verano pasado.

Que bella ciudad.

Vi a Carmen en Flamenco cerca a la Plaza Mayor...

Te dejo mi abrazo especial y mi gratitud por tu magnifico post de hoy.

Mujer con piernas dijo...

Qué pasada Natacha, estoy entusiasmada. Suelo ir con bastante frecuencia al rastro de Madrid. Adoro ir a Madrid..., me chifla esa ciudad que tiene de todo como su rastro.
Me ha encantado ver el puesto de las gomas de todos los colores....
Relamente pasan cosas tan especiales..Pero se te ha pasado poner una foto del DALeuqedale, el bar con uno spinchos estupendos de una fmailia de calés modernos y guapísimos....la voy a colkgar en mi blog para tí.
(está claro que entre tú y y hya una conexión super especial¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡).
Besos y besos y besos
y besos
y besos¡¡¡¡¡

marta dijo...

En Buenos Aires, hay varias ferias de este estilo, pero la mas grande y popular, muy visitada por turistas, es la de Plaza San Telmo.
Me encantan estas ferias. Se encuentran de las cosas mas hermosas hasta las mas insólitas. Algunos objetos usados, antiguos, definitivamente transmiten una energía, que me da por imaginar qué historias familiares o personales guardan.
Muy lindo post.

Natacha dijo...

Retales de Luisa. ¡Había una calle solo de animales! me volvía loca. Con los gatitos, los pollitos. Me quedaba allí pegada horas hasta que mi padre me sacaba.
Después la prohibieron. Ya no se pueden vender animales vivos en la calle...
Un beso, amiga.
Natacha.


Adolfo. Qué bien que té gustó. En cuanto a Patxi Andión hace tiempo que no se sabe nada de él Aqui todo el mundo le identifica con esta canción del rastro. La voy a buscar y te la mando.
Quizá alguna vez nos cruzamos en el rastro en el 79, alo mejor por eso tenemos conexión.
Gracias por tus halagos.
Eres un cielo
Natacha.


Cecilia, Europa es hermosa... como tu país seguro. Me encanta que hayas disfrutado del paseo. Gracias por todo, linda.
Un beso
Natacha.

Jorge, gracias por comparar este amago de reportaje con algo tan hermoso como un programa de documentales...
En vista de que os gusta, haré más reportajitos fotográficos como este. A mi me gusta y si a vosostros también.... Miel sobre hojuelas, que decimos por aquí.
Un beso. Pasaré a ver ahora tu blog.
Natacha.

Natacha dijo...

Pedro Jorge... no me puedo creer que necesites un manual para conquistar a una bella mujer. El mundo está lleno de personas deseosas de conocer a alguien como tú.
Pero seguro que en rastro encontrarías, no el manual, sino a ELLA.
Echate un viajecito para acá.
Un beso, amigo del otro lado (del mar)
Natacha.


Our, no, no se me ha olvidado...Lee bien. Se te pasó la línea.
La competencia es verdad que es feroz.
Madrid mola.
Un beso amigo
Natacha.

Natacha dijo...

Maru, ¡Persas! qué gracia, no lo sabía. Aqui también hay mucho robado. Las antigüedades se encuentran en las almonedas, mas que el rastro.
Un besito maru. Gracias.
Natacha.

Jordicine, casi no conozco Barcelona (que vergüenza) pero imagino que se parece mucho.
Me alegro de que te haya gustado el paseito.
Un beso.
Natacha.

Ika, qué bien, de paseíto por Madrid, y gratis...
Me alegro mucho de habértelo mostrado.
Un beso
Natacha.


Ricardo, siempre se recuerda con cariño las vacaciones. Madrid suele dejar buen sabor de boca.
Me alegro que te guste.
Un beso, amigo.
Natacha.


Mujer con piernas.
No sabía que te gustara mi ciudad. Eso me encanta... otro punto de conexión... fantástico.
Un millón de besos, amiga.
Pasaré a ver la foto de bar que dices...
Natacha.

Natacha dijo...

Marta, cuando compras algo usado o antiguo, es verdad que parece que guarda una cierta energía. ¿no te pasa que a veces un artículo te da buen rollo? Sin saber porqué uno nota esas vibraciones, a veces.
Un beso, linda.
Natacha.

diaouled (JotaJota) dijo...

Hola Natacha, el rastro... vaya sitio! Me acuerdo que una vez fuí con "mi banda" a comprarnos chalecos militares que luego pintamos con el mismo logo (en realidad pinté) y llenamos de tachuelas. Eran los tiempos de Leño, Barón Rojo... Luego me hice mayor y me atraían cosas como cámaras de fotos antiguas, pero ya eran otros tiempos y pedían un pastón por muchas cosas.

En Sevilla está el "Charcolapava", que está en una ribera del Manzanares local, el Guadalquivir. No es lo mismo ¿ves? No es lo mismo que el de Madrid, y es que uno es madrileño todavía.

Besos.

Natacha dijo...

Jotajota, barón rojo, leño... yo no era tan heavy, me quedé con Tequila que eran los más malotes de entonces... Una que era un poco pija.
Si naces en Madrid... lo eres siempre. Mucha gente confunde al madrileño porque acepta bien a todos en una ciudad tan cosmopolita como ésta y cree que no siente ese cosquilleo... hasta que un madrileño se aleja de aquí... entonces siente el tirón...
Un besito hasta Sevilla, que no está mal ¿eh?
Natacha.

La esencia de la bergamota dijo...

Hace año y medio que vivo en Madrid y me encanta conocer la historia del sitio que habito, el suelo que piso. Aunque cruda, me encantó conocer tu historia. Muy interesantes todos tus blogs, sin excepción, mi enhorabuena de nuevo. Besos

Natacha dijo...

Hola esencia de la bergamota, me alegra que estés a gusto en nuestra ciudad. Y siempre se aprende algo nuevo. También me gusta saber donde piso.
Un beso y gracias por todo.
Natacha.

Bowman dijo...

Si la historia te parece cruda, Esencia de Bergamota, qué pensarás si te digo que vivo al lado del Matadero!
Cuando el que había arriba de El Rastro (y que historia o leyenda urbana, da igual, le dió su nombre), se quedó pequeño, construyeron unas enormes instalaciones un poco más abajo, al lado del río. Ahora ya no se usa como tal, pero mantiene el nombre. Resulta muy interesante como arquitectura industrial. Ahora hay museos y varias actividades. Incluso este fin de semana, por las elecciones, fuimos a votar allí, a la Nave de las Terneras (hacíamos chistes comparando ir a votar con ser degollados).
Allí se establecieron los locales de ensayo del Ballet Nacional de España y rodaban la serie de TV "Un paso adelante" (un día me crucé con la hermana de la Pe Cruz).
Si no fuera porque el Faraón (el alcalde Gallardón) nos tiene paradas las obras de la M-30 y aquello parece Beirut sería otra zona recomendable de visita en Madrid. :(

Diaouled ¿no viniste tú también con Coco y conmigo a comprar un palier de segunda mano para el 600? Algunos estaban tan revirados como puñales malayos.

Natacha, sigue haciendo fotos porque me encantan. Te salen muy bien.

Hache dijo...

Me encantan los mercadillos, pero El Rastro es especial. Se empieza de cañas y se termina de cañas, con alguna bolsa donde guardar lo que hemos comprado.

Es de las pocas cosas que echo de menos de vivir en Madrid. Cuando me levantaba tarde un domingo y quedaba con los colegas en un bar para "ir al rastro".

Jerusalem dijo...

Me he quedado impresionada ¡Y dogo yo que es grande el "mercadillo" de mi barrio ! jejeje

besitos

Natacha dijo...

Bowman, el matadero es un edificio precioso. Al márgen de la sangre con contuvo, al fin y al cabo era para comer...
Veo que os gustaron las fotos. Haré más, de vez en cuando.
Un besito
Natacha.

Natacha dijo...

Hache, tengo que decirte que yo no voy nunca tarde. Cuando hay tanta gente me agobio un poco. Prefiero ir tempranito, sobre todo esos días de verano, que aún no hace calor...
Es muy agradable.
Un abrazo.
Natacha.

Natacha dijo...

Jerusalem, en todos los pueblos de España creo que hay un mercadillo parecido. La necesidad de deshacerse de cosas que nadie quiere peor que tienen un valor...
El rastro de Madrid es enorme. Pero se llena, se llena siempre, ya lo has visto, incluso el día de las elecciones. Ni te cuento en verano con todos los turistas...
Un beso.
Natacha.

@Patrulich dijo...

Qué interesante paseo, Natacha!
Las porras de allá, aquí las llamamos churros, y los hay espolvoreados con azúcar, y otros rellenos con dulce de leche, deliciosos pero no recomendables para el régimen, jaja!

Gracias por permitirme conocer un poco más de tu ciudad.
Un beso!

Natacha dijo...

@Patrulich, en algunos lugares de España también se llaman churros. Están riquísimos. Yo nunca las tomo, son un auténtico pecado. Como todo lo que esta rico: o es pecado o engorda.
Un beso, guapa
Natacha.

Bowman dijo...

Los churros y las porras se hacen con la misma masa y se fríen de la misma manera, pero los churros son más pequeños y suelen presentar en forma de lazos, mientras que para hacer las porras se llena la sartén con una gran espiral contínua. También van más aireadas (masa menos compacta y densa) y se inflan más al freir. Luego se corta en trozos más o menos rectos (quedan un poco curvadas, algo "faloformes" y de ahí supongo el nombre de "porras") aunque en la foto de Natacha se ve que han sido generosos y las cortan de buen tamaño).

A veces, cuando no me decido si pedir churros o porras, pido un "mixto" en el bar, o sea, 2 churros y 2 porras (sí, alguna vez no me han entendido y me han puesto un sandwich de jamón y queso) :D

Aparte del Rastro, se pueden encontrar en casi cualquier bar por la mañana. Pero si estáis de marcha nocturna por el centro de Madrid es buena idea acabar a horas intempestivas en la chocolatería San Ginés (cerca de Sol y la plaza Mayor, en la callejuela que sale tras la discoteca Joy Eslava). El cholocate con churros es un símbolo de Madrid, tanto como el cocido, los callos o la Cibeles. A los catalanes que vienen a visitarme los llevo y, cuando vuelven a Madrid y les pregunto dónde quieren ir, siempre quieren repetir e ir al mismo sitio, je, je.

sauvignona dijo...

wauuww!!! que hermosas fotos..como que yo de una ,,asi como te digo aqui me visitariatoda esa feria...me encantan..aparte esas cajas estan divinas...y como que tb me revolveria esos viejos muebles....y sabes que?? ese telefono negro asi tipo sexti..me encanto!!!! me lo llevaria a casa para guardarlo o ponerlo d adorno........ besines..desde argentina... :)

Natacha dijo...

Bowman, el chocolate con churros de San Ginés, madre mís. Las veces que habré tomado allí ese delicioso chocolate...
Lo mismo hemos estado codo con codo alguna vez...
Deberías abrir un blog de cocina... con esos conocimientos de porras faloformes? jejeje.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Sauvignona, qué tal. A mi también me encantan los rastrillo. Siempre visito el de cada ciudad donde voy.
Gracias por tu entusiasta comentario.
Vuelve cuando quieras.
Un beso.
Natacha.

Bowman dijo...

¡Aarrg! He cometido un típico error que, como bien explica JotaJota en otros sitios, es también típicamente madrileño:

He escrito que a los catalanes "los llevo..." Cuando debería haber escrito "les llevo..."

No se me puede negar el carnet de madrileño, no (y el de analfabruto tampoco)...

Natacha dijo...

Bowman... por favor... enano error. Si no lo llegas a decir...Al menos, el segundo, lo pusiste bien.
Un beso "essageraooo" (que pareces andaluzzz y no de Madrizzz)
Un beso.
Natacha.

Y sin embargo dijo...

Es una visita obligada cuando voy a Madrid y curioso, hace unos días, intercambiando anécdotas de nuestras ciudades, un amigo madrileño me contó lo del matadero y el porqué del Rastro. Aquí en LaCoru, el rastro de sangre iba a parar directamente al mar, y de eso no hace mucho tiempo!

Bicos.

Natacha dijo...

Y sin embargo, espero que la sangre no fuese a parar a una playa o algo así...
Qué curioso, no lo sabía. Gracias por compartirlo
Un beso.
Natacha.

Y sin embargo dijo...

Pues sí, la sangre iba a parar a la playa. Por suerte, en el solar del antiguo Matadero han hecho un hotel con unas vistas preciosas a la bahía y la playa, aunque pequeña, es una de las más concurridas.
De nada, es un placer.
Otro bico!

CHOLA y CHELA dijo...

JODERRRRRRRRR CON LA FOTOS!!!!!

CHELAAAAAAAAA
MIRA LO QUE TIENE LA NIÑA NATASHA!!!
ESAS NO SON TUS PRENDAS INTIMAS??? LAS BRAGAS QUE TE PUSISTE PA' LA BODA???
SIIIIIIIIIIII (DIJU LA CHELA)

¿Y ESOS SON MI MUEBLES ? LOS DEL PRIMER HOGAR QUE HEMUS TENIO CON EL FRANCISCO? LA LECHE SIIIIIIIIIIIIII SON LOS MIOS

JODER ESTAN TO'OS EN MADRID Y IO QUE LOS BUSCABA

NATASHA? TU NUS DARIAS LA DIRECCION DE ESTOS PUESTOS???
VAMOS
QUE NUS QUEREMUS REUNIR CON NUESTRAS COSAS VIEJAS COMO NUSUTRAS

VENTE PA' EL BLOS NUESTROS Y CHARLAMUS NUS HACEMUS AMIGAS Y TO'O ESO

VALE????????

PERO QUE TIA TAN MAJA ERES
QUE NIÑA FLIPANTE !!!!

QUE TE DEJAMUS AQUI MUCHOS BESUS PA' TI HERMUSA

Natacha dijo...

Chola y Chela, bienvenidas por estos lares... Espero veros por aquí con vuestra peculiar forma... iré a visitaros.
Un saludo
Natacha.

Elsis dijo...

Querida Natacha,lo que ustedes llaman porras,en Argentina lo llamamos churros.

Besitos!!!!

Natacha dijo...

Elsis, lo sabía... en España también hay zonas donde se les llama churros. Estoy por asegurar que en el único sitio que llamamos porras a sus churros es en Madrid, es que aquí somos así de chulos.
Un besito, linda.
Natacha.

Ana. dijo...

Hola Natacha!

Qué gran reportaje, es una maravilla, por las fotos, por las explicaciones...

En octubre tengo previsto ir a Madrid un fin de semana y mi plan es pasar la mañana del domingo en el rastro... ahora, después de ver tu paseo guiado tengo todavía más ilusión por verlo, es una maravilla!

Una sugerencia... un próximo reportaje sobre sitios en pleno centro para tapear o comer, podría ser? Pero no de esos de turistas, sino de donde van "los de Madrid" ;-)

Saludos y gracias!

Natacha dijo...

Ana, miraré hacer ese reportaje del que hablas, la verdad es que cuando vas a una ciudad da rabia perderse sitios "normales" y caer siempre en el rollo turista...
Si puedo, queda prometido que lo intentaré
Te mando un besito, guapa.
Natacha.

Subastador Digital dijo...

Hola Natacha,

Soy Lex Sparrow y he escrito un artículo sobre el Rastro para el blog Subastando en la Red. Para ello he usado una de tus excelentes fotos. Si tienes cualquier problema con su uso, házmelo saber y la retiraré.

Aunque voy al Rastro practicamente todos los domingos, casi nunca llevo cámara, así que me las he visto y deseado para obtener las fotos que reflejaban lo que yo quería.

Muy buen artículo, aunque a mí me gusta más el Rastro nocturno (el que viene antes de las porras :-) ).

Si un día te animas a madrugar y venirte, creo que te gustará.

Un saludo y gracias.