"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

miércoles, 12 de marzo de 2008

Los "niños llave".


En Madrid existe un fenómeno curioso:

"Los niños-llave".



"Digamos que se llama Roberto tiene 11 años y, desde los 7 camina solito por la vida. No, no es huerfano, es sólo que está solo. Solo por dentro y por fuera, solo para preguntar y para responder, solo para hacer los deberes... o no hacerlos.
Sólo para quemarse con el microhondas y sólo para echar una partida a la wii.

Roberto tiene de todo: consola, tele en el cuarto, internet alta velocidad en un precioso portátil en la mesa de su bonita habitación.
Tiene, incluso, una hucha llena de dinero, que le permite comprar "chuches" (o lo que quieran venderle) todos los días al salir del cole.

Es muy listo, dicen sus padres, y muy responsable.

El solito hace la comida. Es tan responsable que hace los deberes sin que nadie se lo diga (y quién se lo diría).

Cada mañana, cuand
o se levanta, ahora que es mayor, sus padres ya han salido a trabajar. Bueno, para no mentir, su madre. Su padre está de viaje cada semana. Viene los viernes, agotado, deseando descansar y que nadie le moleste.

Roberto se viste, d
esayuna un colacao con galletas... cuando puede, a veces se entretiene pensando en las musarañas y no le da tiempo.

Sale para el cole con su cartera que pesa un quintal. Para que no se olviden ningún libro, se los lleva todos. Se sabe un poco despistado. Le gustaría tener una mochila de esas con ruedas... "a ver si este fin de semana mamá tiene tiempo y podemos ir a comprarla".

Antes de salir de casa, un ritual que nunca olvida. Coger las llaves que cuelgan del picaporte de la puerta y colgárselas del cuello. Esto es muy importante... si se olvida de ellas, no podrá cerrar la puerta al salir, y lo peor de todo, no podrá entr
ar cuando venga a comer.

Así que, más o menos aseado (hoy tampoco ha tenido tiempo de ducharse, siempre se duerme) y con su cordón colgando del cuello sale para el cole. Está muy cerca de casa, apenas a tres manzanas de
aquí.

A las nueve de la mañana no hay mucha gente por la calle y hace un frío... También ha olvidado la bufanda y no coge el abrigo porque luego h
a de cargar con él en el patio.
Antes de entrar... una parada en el bar. Tienen chuches. Compra algunas para el recreo. A veces, se las cambia a Raúl por su bocata de chorizo.
Comer tantas chuches ya, ni siquiera es divertido.

Roberto no se ha dado cuenta... pero un hombre le mira desde el otro lado de la barra. Le observa desde hace días.
Esta tarde también estará allí, vigilando. Le llamó la atención el tintineo de las llaves que colgaban de su cuello, que golpeaban su pecho a ca
da paso... y se fijó en él. Tan lindo, tan rosado y pequeño.
Su asquerosa boca se llena de líquido y casi no puede esperar a las cuatro y media, cuando Roberto sale del cole...solo, como siempre...

Sandra, la mamá de Roberto tiene exito en su trabajo... Está reconocida, aunque bien se lo ha ganado. Pasa muchas horas trabajando. No es que le haga falta el dinero, pero... con su marido de viaje toda la semana, se le echaba la casa encima... Y además, estudió una carrera, también tiene derecho a "realizarse" como persona...

Esa tarde sonó el teléfono en la oficina, como otras miles de veces, de otras miles de tardes... pero ésta, no era una llamada de trabajo...

Con la cara
desencajada recibe la noticia.
La puerta de su casa está abierta de par en par. Un cordón con unas llaves caído en la escalera... Y nada más.

"¡¿Y mi hijo?! pregunta desesperada... No hay hijo.
En la casa no hay nadie... solo una cama deshecha... con furia...

Sandra quiere morirse... Y de hecho murió en ese instante. Murió cuando se dio cuenta de que su vida no tenía sentido, que el dinero, la realización personal, los viajes, el trabajo, la posición, las posesiones materiales... no son nada. Las personas importan, solo las personas".

Este post no pretende criticar a las familias que precisan trabajar para comer, critica a las personas que, bajo el excusa de realizarse, de ganar más dinero del necesario... se olvidan que hay seres pequeñitos que pasan solos su infancia, que no tienen a nadie para contarles cómo les fue el día de escuela, que necesitan una caricia y añoran hasta el cachete que la ley (esa ley que no entiende una mierda) nos prohíbe. (hablo tanto de padres como madres).

Pido que se haga una reflexión profunda sobre lo que estamos haciendo c
on nuestros niños. Es muy peligroso dejar que administren su tiempo.
Dejar a un niño de 11 añitos decidir sobre qué hacer durante tantas horas al día, es un despropósito, un desbarate, una barbaridad de dimensiones cósmicas.

El relato es horrible, ya lo sé. Pero no me invento nada. Estas cosas pasan, a menudo....

Los "niños-llave" existen, en mi casa, en mi ciudad, en el colegio de mis hijos.
Me parece fundamental denunciar esta dejación de la obligación, Sí obligación de los padres a ocuparnos de nuestros hijos.

Protejamos a los pequeños de la calle, de la soledad y del peligro. Si nosotros no lo hacemos... ¿quién lo hará?

Si no querías cuidar de tus niños, o tus recursos no te permitían criarlo... No haberlos tenido, es así de simple, o al menos así lo veo yo.

Un saludo

Natacha.

66 comentarios:

Adolfo Calatayu dijo...

Es una historia terrible,cruel,pero no por eso menos real,sucede a diario en casi todo el mundo.
Pienso como vos acerca de los deberes de los padres,sus responsabilidades.
Un post muy duro,pero necesario.
Muchas gracias querida amiga.
Un cariño inmenso

Natacha dijo...

Adolfo, la globalización llega enseguida cuando se trata de cosas malas.
Un beso grandote... global
Natacha.

Sebas dijo...

Es una historia triste, toda la razón. Lo peor de la historia es que sucede más de lo que nos pensamos, te lo digo yo que tabajo con niños.
Me asustan las situaciones que tengo que ver; niños de 2 años que preparan botellones para los fines de semana, que cambiande movil un día si y otro también y una interminable lista de etcs...

Afortunadamente no todos los niños (ni todos los pdres) son así...

Saludos.

@Patrulich dijo...

Uy, qué duro, qué terrible, y no por eso menos cierto!
Porque una cosa es empujarlos para que aprendan solitos a moverse, y otra cosa es que estén realmente solitos para todo.
Me quedé acongojada, pero igualmente te agradezco mucho estas "sacudidas" que nos hacen reflexionar.
Un cariño inmenso, Natacha!

Alejandrina Cara de Gallina dijo...

Estoy muy triste... siempre nos abres los ojos a realidades que no queremos ver, o que creemos que no nos afectan...
espero que seas leída por al menos una de las madres o padres en una situacion similar... estoy segura que con esto que tu haces despiertas conciencias y hasta puedes salvar vidas...
Te admiro y te felicito

Ika dijo...

QUÉ DUUUUURO!
Ni se me ocurriria dejar a los niños solos de esa manera.
Y lo digo ahora que estoy trabajando desde las 8 de la mañana y no salgo hasta las 8 de la noche!(solo los miercoles)
Pero lo hago porque su padre está con ellos.
De verdad me parece muy fuerte!

Natacha dijo...

Hola sebas, es terrible, tienes razón. Yo también los veo,a veces, con 12 y 13 años, borrachos de libertad...
Gracias por opinar.
Un beso.
Natacha.

Natacha dijo...

@Patrulich, mucha gente se escuda en dar responsabilidades a los niños. Como bien dices, una cosas es hacerles responsables, enseñarles a "volar" poco a poco, y otra muy distinta es abandonarlos directamente, por comodidad, por avaricia...
Un beso, linda.
Natacha.

Natacha dijo...

Alejandrina, Mira, si eso que dices fuera posible... si pudiésemos entre todos, aunque sea poner una pizca de sensatez en esos padres inconscientes... Ojalá pudiera ser..
Gracias amiga.
Un beso grande.
Natacha.

Natacha dijo...

Ika a ti no se te ocurriría porque eres una buena persona, porque amas a tus hijos. De quienes hablo, no tienen escrúpulos. Tienen hijos porque "está en la lista" y luego son una carga insoportable. A veces pagan por ello y luego son capaces de devolverlos... ya hablaremos de eso en otra ocasión.
Gracias por venir como siempre.
Un beso.
Natacha.

Justy Walker dijo...

Gracias por tu visita... viví en Madrid 11 años... y nunca me acostumbré al calor de julio y agosto... prefiero la primavera y el otoño... ;-)

Es cierto que no atendemos a los niños como merecen... otro precio más a pagar en esta sociedad de consumo...

Saludos

Natacha dijo...

Justy, entonces ya eres un poco madrileño de adopción. Madríd se pega a la piel.
Un abrazo.
Natacha.

Bowman dijo...

Qué mal llevo estas historias desde que conocí a un pederasta (!). Era un compañero de un antiguo trabajo. No sabíamos que lo era hasta que, un día, no vino a trabajar. Tras faltar varios días y no poder localizarle, nos enteramos de que estaba detenido (ahora está en la cárcel). No sé lo que le haría ahora si me lo encuentro un día en la calle.

Pero, aparte de estas situaciones tan graves como las que comentas, también pueden ocurrir otras menos graves pero también fastidiosas.

Un niño sólo con la llave de casa empieza a acostumbrarse a hacer lo que le da la gana. Teniendo en cuenta la cantidad de niños con el Síndrome del Pequeño Tirano, cuando hayan crecido un poco, uno puede llevarse algunas desagradables sorpresas (conozco algunos casos por ahí: montar un fumadero de porros en casa o un "picadero", vandalismo, etc.)

Qué razón tienes respecto a lo de no tener niños si no puedes atenderlos. Lamentablemente, para tener niños no hace falta tampoco "tener un máster". Resultan increibles los trámites y estudios de idoneidad que tiene que pasar una pareja para adoptar un niño, comparados con lo fácil que le resulta a una pareja de imbéciles (o incapaces, o egocéntricos, o inmaduros...) engendrar uno sin estar preparados: basta con (perdón) "meterla" y punto.

Incluso, aunque no parece venir a cuento, me planteo qué oposición puede haber a que una pareja homosexual adopte un niño (que, dada la situación, es seguro muy querido y deseado) cuando unos padres "naturales" pueden ser unos auténticos cabestros y nadie les ha impedido tener niños a los que luego maltratar. La maldita "dictadura de la biología", lo suelo llamar yo. Curiosamente (y volviendo al ejemplo que comentas en tu entrada) las estadísticas demuestran que la mayoría de los casos de abusos de menores son por parte de conocidos (no de un "señor" cualquiera de un bar) como padres, tíos, educadores y entrenadores deportivos, catequistas, etc. que, seguramente, están perfectamente al tanto de las condiciones de vida del menor.

Y, en estas, la Iglesia sigue condenando la anticoncepción y el control de natalidad... ¡la madre que los parió! De modo que, según ellos, impedir un embarazo es pecado, pero tener hijos a los que no puedes o no estás dispuesto a cuidar, es decir ser un irresponsable, tiene bula.

Natacha dijo...

Bowman. Lo de la iglesia tiene otro post. Es una verguenza... No tiene nombre que sigan condenando los condones y cualquier anticoncepción. Tal vez deberían hacerse cargo (con gasto incluídos) de todos esos niños que nacieron con su beneplácito. Ahora que a los padre irresponsables, ya les vale...
Es verdad que los ataques a menores suelen ser de personas conocidas. Sólo quise apuntar el tema para que ahora, vosotros, que sois los que escribir el post, planteárais toda la gama, que desgraciadamente, es muy extensa¡Que asco haber compartido mesa o café con un ser despreciable como ese! Debe dejar un gusto horrible en el recuerdo...
Lo peor es que no tienen ninguna marca... ningún lunar que diga "soy un cerdo pederasta". Es uno de los delitos más repugnantes que puede haber... instinto básico, bajo el pantalón.
Un beso
Natacha.

Bowman dijo...

Conocer a uno es repugnante, sobre todo cuando recuerdas cosas pasadas y entonces empiezas a comprender e hilar cabos (incluso de forma un poco paranoica), como saber que entrenaba un equipo de fútbol de niños (me vienen las duchas a la mente), o aquel lunes en que vino con arañazos y nos contaba que había estado en la montaña y le había atacado un gato montés...

Este les contactaba también por los chats y, si bien no era "violador por la fuerza", les engañaba con regalitos, recargas de móvil, música. Le pillaron (la policía seguía sus "citas" pinchando sus ordenadores... ¡incluso el de la oficina!) cuando una tarde, al salir del trabajo, le siguieron hasta la salida de un colegio donde había quedado con un chaval...

No sigo...

Natacha dijo...

Bowman. Solo de pensar que hay de "eso" por ahí. Mas vale no pensarlo mucho, no dejaríamos salir a los chavales, y tampoco es eso.
también les asustamos un poco. Los niños son tan frágiles...
Una no sabe bien qué hacer.
Siento de verdad esa experiencia.
Un beso
Natacha.

Genín dijo...

¡ Que pena !
Todas esas vidas desperdiciadas, la del niño y las de los padres.
Hay mucha gente que no saben dar prioridad a los valores, es una desgracia, pero son los tiempos que corren y nos toca vivir.
Un beso y salud, Gen´n

Natacha dijo...

Me niego a resignarme, Genín. Tengo que decirlo o reviento.
No hay derecho a parir un hijo para luego dejarlo a su suerte.
Odio que alguien haga daño a un niño. No lo puedo soportar...
Lo dejo, porque me paso...
Un beso
Natacha.

diaouled (JotaJota) dijo...

Natacha, siempre dando en la diana. Realmente no puedo decir más de lo que has dicho con tu post. ¡Qué pena de civilización esta que no quiere a sus hijos! Los efectos se ven ya: cuando yo era pequeño y hacía una trastada en el barrio con "mi banda" y salía un vecino gritando por una ventana, primero nos atenazaba el pánico y luego salíamos como perdigones asustados. Aunque presumiéramos de valor entre nosotros, sabíamos que ahí había un límite que no se debería traspasar. Hoy en día, las trastadas son auténticas putadas y si se te ocurre decirle algo a una panda de quinceañeros lo mismo te abren en canal o te revientan el bazo de una paliza.

Es un panorama extremo el que pinto, ya lo sé, no todos son así, pero hay muchos más que hace algún tiempo. Se juega menos entre niños y más entre niño y máquina, tampoco corren los niños libres como antes. Pederastas ha habido siempre, eso sí, y no tienen perdón ni antes ni ahora, y me asquea sobremanera el tradicional pederasta con sotana... Bueno, no hay problema, ahora como es pecado ser asquerosamente rico, todo solucionado. Hay que ser moderadamente capón y razonablemente rico para ganarse un abono en el cielo.

Vaya tela Bowman, ¿hay algo en particular que no te haya pasado?

Estoy de acuerdo, muchos que se merecerían tener todos los hijos que quisieran o pudieran, no pueden, y otros que no debieran, pueden. Injusto ¿no? De todos modos el concepto de justicia es muy humano y muy poco natural. En la naturaleza, el que no merece tener hijos porque no los cuida, se queda sin hijos rápidamente y afortunadamente sus genes no se transmiten. ¡Qué lejos estamos ya de la naturaleza! ¡Si ni siquiera nos parecemos a la familia que se reunía alrededor de la mesa camilla!

Frabisa dijo...

Ayyyyyyyyy, Natacha, cómo me ha gustado tu post de hoy. No sabes la de veces que he pensado lo mismo. Lo peor es que esta forma irresponsable de actuar de algunos padres ha comenzado a dar sus penosos resultados. Pasa que estos niños cuando tienen 14 o 15 años, carentes como están de normas o límites ya no obedecen órdenes, dejan de estudiar y se meten en un espiral del que es muy difícil sacarlos.
Tener hijos es una inversión de tiempo y dinero, el que no lo entienda así, mejor que páse.

Un besito

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Sí, yo tampoco pienso que exageres nada. Soy profesor, y sé de lo que hablas, aunque no sea en Madrid, y sea en una ciudad más pequeña. Nuestro modo de vida tan opulento tiene serias lacras. Y la que comentas es una de las más graves. Gracias por mostrarlo.
Besines.

Maru dijo...

Yo, porque soy separada y jefa de hogar trabajé siempre fuera de casa. Mis hijas fueron niñas llaves un tiempo... cuando me quedaba sin nana, pero siempre había una buena vecina que las veía.
Ahora que ya son grande, por fin puedo trabajar en casa (al menos lo estoy intentando) y aunque mi hija chica tiene 17 años no puede estar más feliz porque encuentra a mamá en casa al llegar del cole.
Son realidades crudas y tristes, pero que hemos cultivado nosotros mismos.

besos besos

Gatadeangora dijo...

Cuando llevaba a mi hijo al colegio,habia en la puerta crios desde las 8 de la mañana esperando que habrieran,pues sus padres tenian que entrar a las 8 a sus respectivos trabajos,y los dejaban allí en la puerta hiciera frio o calor lloviese o hiciera viento...¡¡me daba una pena!!,y claro todos con sus llaves en el cuello.Es muy facil parir hijos y dejarlos a la buena de dios.
Besitos

PIER BIONNIVELLS dijo...

Natacha... he leido tu post.. el primero de este jueves..mi jueves y me has dejado con el corazón en vilo!..
Me haces hacerme preguntas?..

Que clase de madre sere?
Sera mi hijo un niño llaves?..
le pasara lo mismo que roberto!.
le dare más importancia a mi futuro personal que a mi propio crio!

Aunque estas dudas sean solo eso dudas! .. se que me acostare pensando en ese retoño que quizás muy pronto llegue a mi vida.. y lo que realmente debo hacer por el! ya no soy yo.. solo sera el...

los padres debemos ser prudentes y poner prioridades en su vida..
Es cierto! esta es una historia cruel! pero es lo que vemos a diario y aunque mal nos pese... no podemos desviar la mirada.. ya que lo sentimos..

un gran post...
abrazos.

Ricardo Colomer dijo...

Es la primera vez que paso por aquí,y la verdad es que no se me va a quitar la entrada en todo el día de la cabeza. Si no te importa andaré por aquí más a menudo.

Un millón de gracias por tu visita al Arrecife, siempre es un placer recibir a gentes cargadas de sentimientos.

Un beso

Natacha dijo...

Jotajota, que razón... en el cole me llamaban señorita tal y nosotros, por supuesto llamábamos de usted a los profes y las personas mayores, No es que yo crea que así se soluciona algo, pero, la verdad es que marcaba una distancia necesaria. El profesor no es un colega ni el señor mayor de la calle merece un trato de amiguete. Sino un respeto y se empieza por el lenguaje.
Hemos perdido muchas de esas formas, que se aprendían, básicamente en casa.
Nunca se me ocurrió contestar a un profesor o faltar al respeto a mis padres. ¿Eso es malo? ¿Es antiguo? tal vez, pero creo que es necesario.
Imposible retroceder... No sé cual es la solución o al menos algo que palíe la violencia y prepotencia de los chavales.
Quiero la mesa camilla, otra vez, en las casas... los domingos, con el parchís.
Un beso, amigo mío.
Natacha.

jordicine dijo...

Seguro que hay muchos niños solos; y de niños 'llave' también. Pero yo pienso en el mío, de 6 años, y nunca le dejaría entrar o salir solo de casa. Y, por suerte, no conozco a nadie que lo haga. Me gusta el post. Para mí un pelín exagerado, pero hace reflexionar... que es lo más importante. Un beso.

Natacha dijo...

Fabrisa, ojalá fuese así, pero llega el momento de tachar cosas en la lista... y ya la hemos liado.
Tener un audi 6, conseguir un trabajo de directivo, comprar chalet adosado en aravaca, tener un hijo, viajar al caribe... Es solo una cosa más.
Un beso, cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Eduardo, gracias por tu opinión. La posesión de cosas materiales te llena las manos y no te deja ver que tienes el alma vacía.
Somos imbéciles perdiendo el tiempo con cosas y olvidamos a las personas... Nuestro coche no nos cuidará cuando seamos viejitos...
Un beso.
Natacha.

Natacha dijo...

Hola Maru, estoy segura de que tu hija está encantada de encontrar calorcito al llegar a casa.
Parece que los niños "pasan" de nosotros, pero sufren cuando no estamos ahí, por si...
Un beso, linda.
Natacha.

Natacha dijo...

Gatita, he visto eso que dices tantas veces... Ahora es peor, Los colegios abren a las siete de la mañana.... y están hasta arriba de niños y de bebés de meses que son recogidos a las 8 de la tarde. ¿Cómo se come eso?
Un beso, bonita.
Natacha.

Natacha dijo...

Pier, querida tener un hijo es una cosa muy seria. Estamos hablando de muchos años por delante de educar, amar, poner el camino y los topes de éste, a un ser chiquitín, indefenso, que viene sin rumbo alguno y que depende de tí, en gran parte, crear un mastuerzo que no aporte nada durante a su vida o un ser luminoso que pueda repartir cosas buenas a su alrredor, que sea buena persona, útil para los demás.
Es la labor más hermosa a la que una persona puede dedicarse... No hay otro trabajo mejor.
Si va a ser mamá, te felicito. Es una noticia bella, disfruta cada instante, porque es irrepetible.
Un beso, amiga
Natacha.

Natacha dijo...

Ricardo, me alegra tu visita y me alegra sobre todo que tengas en el ánimo volver a visitar esta, que es vuestra casa. Esta maravillosa trastienda.
Gracias por tu comentario y gracias por tener la capacidad de pensar y reflexionar.
Un abrazo
Natacha.

Natacha dijo...

Jordicine, te aseguro que estaría encantada de haber sido exagerada en la exposición del post. En Madrid, y por los comentarios que leo, en otras muchas ciudades, hay muchos niños-llave, solos, que entran y salen de casa varias veces al día.
Ojalá esté exagerando.
Un beso y gracias por tu valiosa opinión.
Natacha.

Sine die.. dijo...

Una historia triste...pero tan real Natacha que paraliza el pulso. Y es imperdonable, imperdonable permitir que los hijos levanten la vista de su infancia, imperdonable que nosotros hagamos lo mismo con su vida, imperdonable esta sociedad que cuelga llaves..y se pone una tirita en la conciencia...

Imperdonable..

Una gran entrada, Natacha...

Un abrazo!

achy dijo...

Mientras leo tu historia pienso en mi chico de 2 años y se me pone los pelos de punta. Yo ando con la cuerda al cuello muchos días pero intento restar el menor tiempo posible a mi chico, por nada del mundo me pierdo un baño o un rato de juego con el; prefiero perder dinero pero que cuando se despierte vea mi cara o la de su padre.

Entiendo que tienen que asumir obligaciones pero todo tiene un límite.

Es dura tu historia y más duro y
cruel es saber que pasa de verdad.
Un saludo

Natacha dijo...

Sine die. Si, es imperdonable no hacerse cargo de algo que trajiste voluntariamente a este mundo.
Gracias por tu aportación, es muy importante par mí.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Achy, qué bueno que intentes está siempre con tu chico.
Cuando los míos eran pequeños siempre pensaba que era muy importante que tuvieran un beso y una sonrisa antes de dormir y al despertar.
Imprescindible para terminar y comenzar un día.
Un beso y gracias por venir
Natacha.

Cecilia Gauna dijo...

Ntacha
ay mujer! se me estruja el corazón, me angustio...en fin me pasa de todo.
Estas cosas pasan y estos pst deberiamos cada uno de nosotros a su modo, subirlos la mayor cantidad de veces posibles para estar atentos desde nuestros ámbitos laborales.
Feroz la historia de Bowman.
y la justicia?
te dejo un beso bnita mujer
ceci

Natacha dijo...

Gracias Cecilia, Todos atentos, siempre, como adultos es nuestra obligación
Un beso querida amiga
Natacha.

Bowman dijo...

JotaJota, es curioso pero siempre había pensado que mi vida era muy sosa y no tenía nada especial, pero ahora veo que 40 años dan para muchas experiencias, cuando te pones a hacer balance.

Y eso que no he hablado aún de otro compañero (ex-compañero) de trabajo que era presidiario (ladrón de bancos). Tras muchos años (y varias fugas) en varias prisiones ya tenía el régimen abierto y a veces le llevaba "a dormir" cuando salíamos del trabajo a la prisión de Yeserías, que me pillaba cerca de casa. Salió en TV haciendo la visita guiada de la prisión de Carabanchel, una vez cerrada. Es todo un personaje famoso en círculos penitenciarios, sobre todo por sus fugas, aunque no es tan famoso como El Lute porque no quiere escribir sus memorias. La pistola de escayola con la que se fugó de Alcalá-Meco estuvo de pisapapeles del director de la prisión y creo que ahora está en el Museo Penitenciario...

Este me enseñó cómo cortar barrotes con tres cosas: un duro (moneda de 5 pts.), una cuchilla de afeitar...y paciencia. Le llamábamos McGuiver
:D :D :D :D

Natacha dijo...

Bowman,jajjaja en qué empresa trabajas. Será de reinserción de delincuentes... me imagino la hora del café...
"uy... ese estuvo por asesinato 10 años, aquel maltrata a su mujer.... A ver si le pillan... y tu compañera es la famosa viuda negra...."
Madre mía qué estressssss. Sigue contándonos por fa... es como Falcon Crest.

Un beso, amigo
Natacha.

Bowman dijo...

Este tío no era en el fondo mala persona. Sólo iba contra los bancos. Una vez en un atraco, una señora le dio el dinero y el dijo que no, que no robaba a las personas. Esperó a que ingresara el dinero (¡obligando al cajero a realizar la operación!). Una vez apuntado el dinero en la cartilla de la señora, le pidió toda la pasta al cajero y se la llevó. Luego me contaba que, cuando leía el periódico, comprobaba que los bancos ganaban dinero (¡robaban!) con sus atracos porque, si el se llevaba 2 millones de pts., el banco denunciaba que eran 8 millones (y se lo pagaba el seguro. ¡Qué morro!).

En vez de hacerse un pasaporte falso, se presentaba en la Dirección General de la Policía (¡qué huevos!) y se hacía un pasaporte "auténtico" (con nombre falso). Por tanto, el pasaporte era correcto.

Fíjate lo "buenorro" que sería que le trincaron porque, antes de huir al extranjero, no quiso hacerlo sin despedirse de su madre... y allí le estaban esperando.

Como me gustaría que este hombre abriera un blog y contara su vida. No tiene desperdicio. Ahora está perfectamente integrado.

Y si contara él por qué se hizo atracador... no puedo hablar mucho, pero le condenaron de muy joven a una pena enorme por un delito menor sin imporancia (en el que se dieron especiales circunstancias debido a las personas afectadas... un político). Decidió (era joven, en tiempos de Franco) que ya que había pagado en exceso, lo compensaría delinquiendo... y luego se acostumbró a la buena vida (abrir la mesilla y tener siempre uno o dos millones de pesetas allí) y lo convirtió en "profesión".

P.D.: La empresa en la que trabajaba y en la que conocí semejantes personajes ya no existe. Los socios decidieron que, con la facturación, serían ricos si no tuvieran que pagar los sueldos (pensarían que el trabajo se hacía sólo, digo yo). Así que se largaron con toda la pasta y nos dejaron a todos en la calle (hablando de ladrones...)

los retales de Luisa dijo...

Francamente Natacha me dejas sin aliento ,un post tan dramatico cómo cierto .Los padres deberian de concienciarse un poco más y no tener tanta desidia para con sus hijos qué luego vienen las desgracias y los lamentos ...yo no creia ,yo no sabia ....

En fin tratemos de qué esto cambie .Me encanta leerte Natacha .Besos .

Natacha dijo...

Desde luego bowman, la empresita no tenía desperdicio. Se ve los jefes tomaron ejemplo de los empleados, para variar.
Oye dile a tu amigo que abra ese blog. La verdad es que debe tener mucho que contar. Un robin hood en Madrid, se prodría titular.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Lua, me encanta que vengas a leerme y que dejes tus comentarios.
Es muy propio de los irresponsables eso de "yo no lo sabía... no se me había ocurrido...."
Una lástima.
Un beso,
Natacha.

Bowman dijo...

Natacha, pásate por aquí que creo que hay algo para tí.

Supongo que será otro premio ¿qué otra cosa podría ser para tí, amiga mía?

Besos

JON dijo...

Un buen Post, real como la vida misma.
Como padre de dos adolescentes, he pensado lo mismo muchas veces, todos los días veo a estos niños haciendo novillos o a su aire por la calle.
Vivo en una urbanización donde hay muchos jóvenes y generalmente trabajan los dos (padre y madre), quedando el niño solo y sin nadie que lo controle todo el día.
Ha habido casos que los padres le dejaban dinero para comer y se lo han gastado en porros y otros menesteres.
En parte entiendo que los padres tengan que trabajar los dos para hacer frente a las odiadas hipotécas, pero eso no tiene nada que ver que prestarle la atención debida a su hijo. Esa educación será la base para el día de mañana.
En su día mi mujer decidió dejar de trabajar para dedicarse plenamente a la educación y cuidado de nuestros hijos, ya que eran muy pequeños.Nunca nos arrepentiremos por la decisión que tomamos, hemos acertado. Como tu dices tanto dinero no vale para nada, si no se sabe disfrutar de él.
Tengo dos chavales fenomenales, mucha confianza y unión con ellos ,cualquier problema nos lo cuentan, como tiene que ser., para eso están los padres.Saludos

Natacha dijo...

Querido Bowman, eres un cielo. Ahora voy.
Un besito
Natacha.

Natacha dijo...

Jon, te felicito por tus dos chavales, yo también tengo dos adolescentes (chicos) y creo que también acerté al quedarme en casa con ellos. Tuvimos un poquito menos de dinero pero valió la pena.
Hay mucho chico solo. No hay más que ver, por ejemplo, el aumento de embarazos no deseados... en la era de la información... es la leche.
Un beso y gracias por darnos tu opinión.
Natacha.

marta dijo...

otrUn post muy duro y real.
Con tanta oscuridad, del tipo que fuera, entre tanto desamparo, indiferencia, egoísmo, crueldad, corrupción, desprecio por la vida, pienso: en qué momento perdimos el rumbo como sociedad, o venimos cayendo en picada desde el principio de los tiempos, cada vez a una velocidad mayor?
Cuándo y de qué manera será el momento en que toquemos fondo, para salir del agujero.

Natacha dijo...

Marta, No sé si aún pueden empeorar mucho más las cosas.
Espero que pronto recuperemos ese rumbo... hablar de ello, es el primer paso.
Un beso.
Natacha

EVA dijo...

Totalmente de acuerdo, Natacha. Yo he hecho lo posible por tener un trabajo con horario flexible que me permita disfrutar un poco de tiempo de mi hijo. Gano menos dinero que en otro trabajo, sí, pero me da igual, el tiempo no se puede comprar y el de mi hijo no tiene precio. Un beso guapa.

Natacha dijo...

Eva, seguramente mejor nos iría si todo el mundo hiciese lo que has hecho tu.
Un beso.
Natacha.

angie dijo...

Un post duro pero lamentablemente real, en mayor o menor grado. Cada vez resulta más excepcional encontrar familias en las que los niños no pasen tanto tiempo solos y tengan a alguien a su lado que los guíe.
Quien no esté dispuesto a compartir su tiempo, a dar cariño, a dejar de ser tu mismo para ser dos... que no tenga hijos.

Mujer con piernas dijo...

¡Qué valiente eres¡¡¡¡ efectivamente esas cosas están pasando...más a menudo de lo que queremos ver. pasa esa soledad en la que se encuentran los niños cada vez más prematuramente por padres haciendo dinero para comprarse la segunda vivienda o lo que sea...
pasan los abusos también en niños más cuidados porque hay monstruos de esa naturaleza. Pasa y más a menudo de lo que queremos ver porque la "gente" no quiere saber que eso ocurre, es demasiado feo y entonces usan la política de la avestruz, así que sigue y sigue pasando...
bvesos.

Pedro dijo...

Existen, ya lo creo que existen, y no sólo en Madrid. Es una de las múltiples ruinosas consecuencias de esta asquerosa sociedad que estamos construyendo. Pero todo tiene un límite y, cuando este llegue, que nos cojan confesado.
Un beso.

Natacha dijo...

Mujer con piernas... es verdad que todos escondemos la cabeza bajo la tierra... y así no vamos a ningún lado.
Un beso, amiga.
Natacha.

Pedro,no sé cuánto faltará para llegar al límite, pero espero que sea pronto... se pierden muchas vidas mientras esperamos, sin hacer nada...
Un beso para tí.
Natacha.

Natacha dijo...

Angie, si, así debería ser, pero ya sabes... como está en la lista... y además mola tener un niño.... pues hala, a procrear... y luego ya veremos si me ocupo o no.
Un beso.
Natacha.

xtco dijo...

supongo que sin darnos cuenta a veces damos pistas a esos indeseables... y ... si, habría que plantearse las prioridades de la vida... yo... creo que las tengo bastante claras, pero nunca se sabe...

gracias por tu visita, volveré... por cierto, echa un ojo aqui...

http://xtuco.blogspot.com/

bxcx

Natacha dijo...

Bueno xtco, fíjate si tienes razón que yo, que ando un poco despistada siempre por la calle, me fije en estos niños por el ruido que las llaves hacían sobre su pecho al andar...
Una mala pista.
Un beso y vuelve cuando quieras.
Natacha.

penelope dijo...

Creo que es una nota muy fuerte, pero real. Es un sacudón a aquellos padres que traen hijos al mundo, sin ser conscientes de que hay un tiempo para que los niños abran sus alas, mientras tanto debemos preservarlos de esa parte del mundo que daña...Buen blog, te agrego como mis favoritos...

Natacha dijo...

Penelope, si alguien se "sacude" al leer esto... bien empleado el tiempo de leerlo y escribirlo. ojalá fuese así.
Gracias por venir, Te agrego también.
Un beso.
Natacha.

Ana. dijo...

Ay Natacha, qué razón tienes!

Vine antes a ver la entrada sobre el rastro y ví esta de "Los niños llave" y, como no tenía demasiado tiempo, me dije "luego vuelvo".

Cerca de casa hay un par de colegios, 3 para ser más concretos y veo muuuchos de estos niños; me dan tanta penita... Algunos van por la calle antes de las 8 de la mañana, que yo pienso madre mía! Si cuando mi marido saca al perro a esas horas siempre paso muchísima pena! Qué no le puede pasar a un niñito a esas horas, por favor! Entiendo que en muchos hogares no quede otro remedio, pero...

Y otro problema que he vivido más de cerca, tambiém está relacionado con lo mismo... la obesidad en la juventud. He trabajado con niñas adolescentes y el 90% tienen unas barrigas increibles, celulitis, en fin, todo lo que pueda traer el estar mal alimentados. Y todo porque sus padres se van tempranísimo a trabajar... y no le dejan comida preparada! Qué inconsciencia! Pero qué creen que se van a preparar ellos? Pues bocadillos o bien se calientan unas pizzas, o se preparan unos espaguetis con salsa boloñesa "de bote" o ya lo sumo, se ponen el delantal y se hacen un arroz a la cubana. Eso, un día, no pasa nada, pero cada día es una burrada!

En fin, que cada mañana, cuando aún no ha amanecido y salgo a ver las plantas, veo unos cuantos niños solos por la calle, con sus mochilones y me dan una penita...

Natacha dijo...

Ana, ese tema que apuntas de la obesidad lo tengo en cartera desde hace tiempo pero es un tema muy delicado por su contra. La anorexia. Pero será inevitable tratarlo en breve...
Gracias por ponermelo en la cabeza de nuevo.
Un beso, eres muy amable dedicándome tanto tiempo. Estoy feliz de proporcionarte lectura y opinión.
Un beso, amiga.
Natacha.

Anónimo dijo...

Wow es una historia super triste y me llego tanto que me hizo derramar algunas lagrimas pero tambien me hizo pensar en todos esos niños que en estos momentos se encuentran solos sin un padre que les dija una palabra cariñosa o una madre que le de un abrazo es realmente triste esta situacion pero es algo que se esta dando con mucha frecuencia.