"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

viernes, 1 de febrero de 2008

El tercer sexo


¿Qué está pasando? Es solo una sensación mía, o cada vez hay más gays, maricas, homosexuales, o como quieran que les llamemos.
No quiero criticar ninguna opción sexual (dios me libre, en los tiempos que corren). Pero me choca que en todas las tertulias, programas de cotilleos, mundillo de presentadores e in
cluso en radio, en todo programa que se precie no falte, al menos, un hombre de condición sexual distinta a lo normal. Que nadie se moleste por lo de normal. Aunque con el cariz que están tomando las cosas, lo anormal será la heterosexualidad.


Y me pregunto, si sigue la progresión actual... dentro de un futuro no muy lejano la sociedad podría ser así:

"Familias compuestas por: 2 mujeres con niños fecundados in vitro, o 2 gays con niños adoptados, o 1 mujer y 1 gay con niños de inseminación artificial.
Está combinaciones por un lado, y luego, aparte, pero bien aparte,
la especie a extinguir; "El cromañón" el hombre heterosexual que, por supuesto vive solo, dada su propensión de nacimiento a ser violento. Que sobrevive a base de cerveza y fútbol frente a la tele. Él y su barriga, tipo Simpson.
Se encarga de trabajos duros como policía, antidisturbios, minero, trabajos en cadena, carnicero (por sus tendencias) y es obligado por ley a donar su semen. Mas que nada para que no se acabe su especie, como un seguro para no olvidar nuestros orígenes prima
rios.
Los niños, me pregunto. Bueno, educados en una sociedad donde lo normal es ser gay o mujer, los varones varones, se esconderán dentro del armario para no ser discriminados con su condición "cromañon" y en vez de tener hijos con el placentero acto ancestral, donará su semen a la mujer con la que va de compras feliz, para que se insemine y pueda parir un retoño, al que educará como debe para que no sufra lo mismo que él."


No tengo nada en contra de la opción sexual de cada cual. Pero yo no me subo a una carroza enseñando el culo para decirle al mundo que estoy orgullosa de amar a un hombre y que me acuesto con él. No veo la necesidad de hacer alarde de tu opción sexual. Si lo haces te expones a la crítica del resto.
Vive tu vida como te dé la gana y no nos cuentes lo que haces en la cama ni con quién. Francamente no me importa y no entiendo porqué existe un día del orgullo gay. Orgullo de qué. Yo estoy muy orgullosa de muchas cosas y no organizo ningún tinglado.

Es lo de siempre. Cuando las cosas se sacan de quicio, se pierde la perspectiva. ¿O acaso creen que aún no están integrados? Madre mía, dentro de poco seremos los herosexuales los que pediremos respeto para nosotros.
Chicos, sed felices haciendo lo que os parezca, que todos os respetamos
. De veras, no es necesario que la tele esté llena. El otro día me enteré de que Matías Prats es soltero. Dime que no porfa... ¿Tú también?
¿Cómo lo veis? ¿Descabellado?

Yo solo sé, que tengo dos hijos varones y, tal vez, algún día, alguien me preguntar
á extrañado y apenado: "¿Y ninguno de ellos es gay?

Como oí el otro día: "Ser gay, al fin y al cabo, es cosa de hombres".

Un saludo.
¡Ah! y perdón si alguien se sintió agredido u ofendido, no es mi intención, sólo mi modesta opinión.
Natacha.

16 comentarios:

Fercho dijo...

Hola muy interesante lo que escribes me gustó,

Espero que compartamos link en nuestros blog

www.elrincontecnologico.com
visita

www.lossecretosdelabuelo.com

hasta pronto

Natacha dijo...

Querido Fercho, gracias por tus amables palabras.
Esta mañana me levanté pensando que,quizá, encontraría mensajes tipo ¡Homófoba! o cosas así.
¡Uf! que alivio
Un beso, te visito.
Natacha.

Adolfo Calatayu dijo...

Querida Natacha: epa,como estamos hoy eh? no,de ninguna manera te tildaría de homofóbica ni de nada parecido,no tendría tan mal gusto.
Supongo o asumo que todo lo que planteás tiene que ver con la condición de minoría que ostentan,y como cualquier minoría es objeto de burlas o discriminación,perseguimiento etc etc. Quisiera transcribirte parte de una entrevista que le hicieron a D.Halperín:
"Leyes y sufrimientos

M.S.–En la reciente elección presidencial en su país se votó en varios estados con resultados positivos a favor de prohibir los matrimonios entre parejas gays. ¿Cuál es su opinión?

David Halperin –En tiempos de guerra e inseguridad, la gente en Estados Unidos tiene pánico ante los cambios sociales. El reciente espectáculo público de parejas del mismo sexo casándose produjo un shock en mucha gente, especialmente ancianos y gente de campo. Las nuevas leyes antigays son muy decepcionantes, ya que muchas de ellas también prohíben uniones civiles y beneficios sociales para parejas no casadas. Causarán mucho sufrimiento, y sin duda representan un fracaso para el movimiento gay. Pero a la vez pienso que tal vez tengan un efecto positivo a largo plazo.

M.S.–¿En qué se basa su expectativa positiva?

D.H.–Las nuevas leyes hacen más visible y desagradable la homofobia: le dan la incómoda tarea de interponerse ante el amor verdadero. Esto puede en su momento despertar la conciencia de personas que no estaban a favor de los derechos gays. En las próximas décadas el matrimonio gay será un asunto importante de derechos civiles en los Estados Unidos, para nada desaparecerá de la escena. La pelea va a ser llevada una y otra vez a las cortes, y a medida que pase el tiempo el matrimonio gay será un asunto más banal.

M.S.–¿Hay signos alentadores en este proceso?

D.H.–El Estado de Massachusetts ya ha permitido formal y legalmente el matrimonio entre parejas del mismo sexo. No hay vuelta atrás: el matrimonio gay es como el sexo: puede disgustar y mucha gente puede oponerse, pero una vez que se alcanzó, no se puede volver a la posición anterior. Espero que las malas noticias de mi país hagan avanzar la causa del matrimonio gay en Argentina. Después de todo, ¿cuántos de ustedes quieren ser vistos en la misma posición sobre este tema que Georges W. Bush?"

Comparto absolutamente,del mismo modo,varios conceptos que deslizas en tu interesantísimo post (en especial lo de "No veo la necesidad de hacer alarde de tu opción sexual",o "Vive tu vida como te dé la gana y no nos cuentes lo que haces en la cama ni con quién."
Comprendo asimismo que el concepto de lo que "normal" muta,cambia permanentemente con el signo de los Tiempos;y si algún lejano o cercano día por mi condición de heterosexual soy signado como "anormal",la verdad es que no me quita el sueño.
Muchos cariños linda.

Natacha dijo...

Gracias Adolfo.
Es, como siempre, interesante tu opinión.
Realmente no estoy en contra del matrimonio (aunque no lo llamaría así) de personas gays. Tal vez la adopción de niños ya sería otro tema de debate.
Lo que si es cierto es que el gay, no se muy bien porqué, hace de su vida sexual el centro de su existencia en la sociedad. Basar tu papel en la sociedad, sea cual sea la que te toque vivir, en lo que haces en la cama es tan absurdo como basarla en lo que comes. ¿Te imaginas carrozas llenas de verduras hermosas y personas disfrazada reivindicando la comida vegetariana? pues lo veo igual de absurdo.
Respentado a cada uno, lo que me sorprende es qué está ocurriendo hoy en día (al menos en España, no sé en otros países) con la explosión de hombres homosexuales. No puedo creer que siempre hubiése el porcentaje que hoy hay... y si no es así. ¿Cómo podría ser una moda? Acaso es posible decidir hacia qué lado dirigir tus instintos, porque eso entraría en conflicto con lo que ellos mismos defienden. ¿La raza está cambiando? ¿Por qué? ¿Es el hombre ahora más sensible? ¿Y eso tiene algo que ver en todo el cambio?
Un lío.
Un beso adolfo.
Natacha.

Juan M. Prieto dijo...

Natacha:
Creo q lo q expones d forma brillante sobre los homosexuales, es muy acertado. Últimamente sale del armario hasta el apuntador. Yo t aseguro q tengo bien claro que soy heterosexual (q me gustan sólo las mujeres) y lo seré mientras viva. No se los puede etiquetar, pero generalmente no tienen una visión sana de la afectividad. Algo enfermizo hay en su comportamiento. La pareja debe ser un intercambio generoso, un lazo afectivo muy fuerte, un compromiso, un pacto de fidelidad, pero... eso parece que no va con ellos. Me encantó tu blog. Besos. Juanma.

Natacha dijo...

Juanma, gracias por venir.
Sí ellos se empeñan en aparentar normalidad, cuando se mueven constantemente en la ambiguedad y rayando lo tolerable. No hay más que darse una vuelta por zonas de Madrid.
Lo que me gustaría de verdad es que un homosexual nos diera su valiosísimo punto de vista.. en fin.
Intercambiaremos comentarios. Te visito en breve. Suerte.
Un beso

Our house dijo...

Hola Natacha.
Bonito el tema del día.
Tienes razón en que parece que está de moda. L@s hay por todas partes. Pero sólo en una de sus modalidades: el gay.
Mariconas/es, maricas, transexuales, etc. siempre los hubo. Ahora es la explosión gay.
Cuando se tiene la opción de salir del armario (en cualquier aspecto social) se tiende a exagerar. Comentábamos el otro día lo de los 80. Airear lo que tenías prohibido.
Pero tanto "aire" cansa. Y el ver año tras año tanta carroza ya no divierte (como casi todo lo que se importa de los EE.UU).
Que no tenga nadie tan claro que su condición afectiva/sexual no va a cambiar. La canción dice: "sorpresas te da la vida, la vida te da sorpresas..."
Me gustó la entrada de "los hechos" del 11-S.

Salu2

Natacha dijo...

Hola our house. ¿De veras crees que la opción sexual puede cambiar en cualquier momento? Eso se da de bruces con lo de: "es de nacimiento, nací en un cuerpo equivocado"... Eso que afirmas entra en el gran conflicto de el vicio y todo eso...
No sé... me has dejado pensando.
Un beso
Natacha.

Rubén Iglesias dijo...

Las exageraciones siempre nos llevan de un extemo a otro. Gracias también por tu visita. Me ha gustado también mucho tu blog. Saludos.

Our house dijo...

Te cuento. Conocía a dos hermanos (metidos ya en los 50) que tenían negocios de hostelería.
Un día, de tiendas con mi mujer, nos encontramos con la mujer de uno de ellos y pregunté por su marido. Me dijo: "¡Ah! ¿no te has enterado? Nos hemos separado.
Yo contesté: "Chica, lo siento... ya sábes... la carne joven..."
Me cortó en seco diciéndome: "De carne joven nada. Se ha ido con un hombre mayor que él"
Te puedes figurar los colores por los que pasó mi cara. Quién iba a imaginar que mi amigo casado y padre de dos hijos podría irse con quien lo hizo. Conocí al viejales con el que se fué y vaya tela, telita.
Por eso estoy en la idea de que cualquier momento puede ser "bueno" para el "cambio".
Salu2

Natacha dijo...

Hola Rubén, gracias por tu visita. Estoy contigo. Sacar las cosas de quicio nunca es bueno.
un saludo
Natacha.

Our... me dejas muerta. Bueno, vigilaré a todo bicho viviente que ronde a mi marido jejeje.
Un beso.
Natacha.

MiLe dijo...

Mmmm me resulta muy interesante este artículo. La verdad es que no opino del todo como tú. Es decir, no veo mal que dos personas del mismo sexo puedan criar a un hijo/a. Para mí tienen (deberían tener) el mismo derecho que cualquier heterosexual. No es algo "anormal". El problema está en la sociedad, que por mucho que se diga que está aceptadísimo y la gente no lo ve "mal", la realidad es otra bastante distinta. Lo digo por experiencia, porque tengo amigos/as gays/lesbianas y tengo amigos/as heterosexuales y veo el comportamiento (o pensamiento) de todos ellos día a día. Realmente estamos mucho más "atrasados" en cuanto a mentalidad de lo que me gustaría.

Sí que es cierto que está más aceptado que...hace 50 años! Pero a la hora de la verdad, la gente no es tan "progre" como dice ser.

Por otra parte, es cierto eso de que se sacan las cosas de quicio con este tema también. Yo no apoyo para nada el "Día del orgullo gay". Lo encuentro inútil y un motivo más para que realmente no estén en el mismo "nivel" que todo el mundo. Me refiero a que, si de verdad quieren igualdad, que no hagan esos "tinglados". Integrados no están, pero eso tampoco les ayuda.

Así que, resumiendo, lo que veo mal es ese afán por hacerse las víctimas (que, en parte, a veces lo son). Encuentro bien que hoy en día cada uno quiera a quien quiera o se acueste con quien quiera (cuidado, que no es lo mismo acostarse que el que de verdad te gusten hombres o mujeres), pero tampoco hay que gritarlo a los 4 vientos. Sí que hay que "acostumbrar" o "concienciar" a la sociedad pero sin crearse un mundo aparte, sino simplemente siendo quienes son, con naturalidad.

En fin, eso es lo que pienso yo...jeje. Un beso grande y un saludo!!

Natacha dijo...

Hola Mile. Es verdad lo que dices. Pero yo creo que sí están del todo integrados. Ya sí. Y creo que seguir haciéndose las víctimas solo inlina su balanza hacia la discriminación de nuevo.
No entiendo muy bien en empeño por estar ahí constantemente.
Un beso. Gracias por venir.
Natacha.

MiLe dijo...

Ya, si en eso te doy la razón. No hay que estar vociferando cuales son tus gustos sexuales. Eso no lo apoyo. Aunque sigo pensando que les falta más aceptación de la sociedad, cosa que no se consigue montándote en una carroza y gritar a los 4 vientos que eres gay.

Por otro lado, en cuanto a lo de cambiar de gustos repentinamente, no creo que sea del todo así. Es decir, si este amigo suyo que dice "our house" se fue con un hombre es porque realmente le gustaban los hombre. Me refiero a que hay gente que se casa, tiene hijos y todo pero realmente lo hacen (cómo decirlo)...por inercia. No sé si me explico. No creo que realmente esa fuese la vida que quisiese llevar o, simplemente, no había descubierto su verdadera inclinación sexual, por decirlo de algún modo.

A ver, tengo un amigo que supuestamente es "hetero" pero se ha acostado con chicos por "probar". ¿Pero probar el qué? Puedes probar un plato nuevo, una camiseta o unos pantalones, pero si de verdad no te atrae tu mismo sexo, no lo hacer y punto. No sé si me sigues. Pero él, en cambio, no es sólo que lo hubiese probado. Decía que era sólo una etapa en su vida, que había pasado y ya está, pero luego volvía a acostarse con otro chico y luego otra vez. Creo yo que la gente intenta hacer cosas que le gusten, ¿no? Pues él (se) decía esas cosas para concienciarse de que no era así y autoconvencerse, ya sea por la educación que le han dado (su madre se muere si se entera), por la sociedad o por lo que sea.

Bueno, que como siempre me estoy enrollando... No sé si me he explicado bien. En fin...

Ah! Por cierto, lo que nunca entenderé es eso de las lesbianas "machotas" o los gays "locazas". Si eres gay es porque eres un HOMBRE al que le gustan los HOMBRES, y si eres lesbiana es porque eres una MUJER a la que le gustan las MUJERES. Otra cosa son los transexuales, que sí que se sienten del sexo contrario.

Bueno, un saludo natacha! ;)

Natacha dijo...

Es cierto lo que dices mile. Es triste tener que vivir en contra de tus gustos. Pero tampoco se trata de una tragedia. ¿Te imaginas cuanta gente vive en contra de sus principios? Por ejemplo,principios vitales o religiosos o educativos. Tragando toda la vida. Este es el asunto, hacer de uno de los placeres de la vida (para los gays sólo es un placer, no lo olvidemos, no de un instinto de reproducción)el centro del universo, el drama horroroso. No me parece razonable.
En cuanto a la polémica historia de Our house, estoy contigo. Ese hombre debía ser gay de siempre... y tal vez nunca se atrevió a actuar.
Como madre te diré que si unos de mis hijos fuera gay me produciría el mismo dolor que si me dijera que prefiere estudiar alemán que japonés. Sólo lo sentiría por no tener nietos. Punto.
Un besito, gracias por volver.
Natacha.

Anónimo dijo...

Cuánto facha hay por el mundo