"Nadie merece tus lágrimas... pero si alguien las merece, jamás te hará llorar..."
Anónimo.

jueves, 28 de febrero de 2008

¿Los hombres, de repente, se han vuelto locos...?



A cuento de las últimas noticias relacionadas con el recurrente tema del asesinato de mujeres en este bendito país.
¿De verdad creeis que tantos hombres se han vuelto locos? No sé si existen estudios al respecto, pero creo que sería interesante saber qué empujó a estos hombres a perpetrar semejante burrada. No olvidemos que después, muchos de ellos, se quitan la vida o se entregan a la justicia.

Quisiera exponer con la precisa lucidez que requiere el tema, lo que pienso. Las ramificaciones o los motivos que provocan esta situación social.

¿Cómo se siente el hombre separado? ¿Dónde vive y cómo? ¿Qué clase de re
lación tiene o le dejan tener con sus hijos? ¿Ha tenido que soportar humillaciones por parte de su ex-mujer? ¿Sus hijos han sido puestos en su contra? ¿Cuánto dinero le queda después de pasar la pensión a su ex? ¿Ese dinero que pasa para sus hijos, es bien administrado? ¿Cuántas veces se ha incumplido el régimen de visitas? ¿Qué tiene que hacer el poco rato que tiene para disfrutar con sus hijos? ¿Qué sentimiento de soledad le embarga? ¿Puede rehacer su vida, después de la separación? ¿De qué manera encaja otra nueva relación de su ex mujer, que es quien está criando a sus hijos? ¿Cómo asume que le nieguen la custodia de sus hijos, cuando sabe que él lo haría igual que ella? ¿Qué ocurre en Navidad, cuando no puede cenar con sus niños? ¿Por qué regla invisible, una madre es mejor que un padre? ¿Y esos cumpleaños sin el beso de tu pequeño? ¿Cómo se lleva no volver a firmar las notas o la autorización para una excursión?

Me niego a pensar, que lo que yo sentiría como madre despojada de todo, no lo pu
eda sentir también un hombre.

Pequeños detalles como estos, hacen de la vida un lugar he
rmoso. Si lo pierdes todo... psicológicamente tiene que afectar a la fuerza.
Hombres débiles y frágiles
(que afortunadamente también existen) sienten una punzada en el corazón que a veces no pueden superar y sufren depresiones terribles... Una tristeza que gobierna sus vidas y que, en ocasiones, deriva en un brote violento, que les lleva a comportarse como seres primarios, sin rumbo ni control.
No todos los asesinos de sus parejas son hombres con antecedentes de maltrato, ni eran malos padres.


Todas estas cu
estiones se obvian a la hora de condenar el asesinato de una mujer. Nos quedamos en la superficie.
Nunca es justificable una agresión, y menos si es con resultado de muerte. Pero pensemos que muchos de estos hombres viven bajo una presión, a veces, insoportable.

No debemos despreciar, ni por un momento, la situación psicológica en la que se encuentran muchos hombres separados.

Se les arranca de su hogar (que se queda la madre, normalmente) Se les arranca de sus hijos de un día para otro, sin un motivo más que el de la "costumbre legal" de otorgar a la madre la custodia
en igualdad de condiciones.
Pareciése que
los jueces no tienen huevos (perdón) para otorgar de cuando en cuando la custodia a padres perfectamente válidos (porque no olvidemos que estar separado no significa ser mala persona ni mal padre, solo significa haber fracasado sentimentalmente , que no es moco de pavo).
Padres que solicitan formalmente la custodia de los hijos y que se les niega sistemáticamente dandosela a la madre, sin razón aparente. Sin estudios previos, sin investigaciones de ning
ún tipo. Por el artículo 33, los niños para la madre, y en consecuencia: la casa para la madre, la pensión ha de recibirla y administrarla ella...

No quiero tirar piedras sobre mi propio tejado . No quiero que las posibles lectoras feministas me odien profundamente.
Pero Señores, seamos serios, hay muchas muje
res malas, mujeres que destrozan la vida de su compañero durante años de maltrato psicológico (que casi nunca se denuncia, ni se advierte a simple vista), y para más inri, cuando deciden terminar con la relación, el varón se ve despojado de casi todos sus bienes en favor de ese ser perverso que ha minado su vida pasada y ahora se ve con ese lastre al cuello para siempre.

Están subiendo la compra y alquiler de caravanas en los campings a las
afueras de las grandes ciudades. Eso que solo veíamos en las películas... Personas viviendo en roulottes o caravanas, está llegando. Y es que no se puede mantener una casa y unos niños y además, rehacer tu vida.

Así que tal vez, una parte de esos asesinatos, aun siendo horribles, tendrán detrás también una historia triste, que empuja al ser humano a sacar lo más horrible que anida dentro de su corazón y le empuja a matar a su compañera y quitarse la vida
después.

Tal vez merecería la pena resolver los problemas previos a es
tos desenlaces. Creo que tal vez sea la única manera de reducir (nunca eliminar, siempre hubo asesinos salvajes) el número de agresiones mortales.
Vamos a crear una sociedad un poco más justa. A Dios lo que es de dios y al César lo que es del césar.
Hay seres humanos buenos y malos. Ya basta de etiquetar a todos los hombres separados como posibles asesinos, maltratadores y acosadores.
Vamos a la raíz de problema y ayudemos a esas familias que se deshacen. Con esas subvenciones tan bonitas que el estado se saca de la manga para actos culturales o cosas que realmente no son tan importantes, que ayuden a TODOS a rehacer sus vidas. Vamos a intentar que los divorcios, las custodias, las pensiones sean justas de verdad.

No es bueno caer en el extremismo.

No se trata, ni m
ucho menos, de justificar lo injustificable. Pero, tal vez, si vamos a la raíz del problema, a los orígenes, eso nos dé la pista para evitar esta locura en la que estamos inmersos. Todas las nuevas leyes, las nuevas medidas policiales, han fracasado. Es más, cada vez aumenta el número de víctimas.
¿De verdad a nadi
e se le ha ocurrido tirar un poquito del hilo y hacer un estudio serio del pasado de estos asesinos de su pareja?

No es lo mismo un maltrato continuado o esporádico a un asesinato repentino. Nunca se nos aclara este punto. Y es fundamental. ¿Porqué un hombre que nunca maltrató, de repente asesina y se suicida? Creo que
tenemos derecho a saber cuántos de estos casos son así. La diferencia, creo yo, es notable.

No dejemos tampoco de lado que cuando es una mujer, la que maltrata a un hombre, se considera falta, sin embargo... todos sabemos qué significa hoy en día que un hombre maltrate a su pareja. Delito y , lo peor, casi sin preguntar se encarcela, se crucifica y se prejuzga al presunto, que cuando se trata de maltrato, nunca es presunto.
Lo de la ley de igualdad, vamos a tener que revisarla, que yo creía que era de ida y vuelta, para delante y para atrás para ti y para mi. Eso es igualdad ¿no?

Para todos esos padres que sufren por no poder ver a sus niños. Para todos aquellos hombres, que a pesar de que les hacen la vida imposible, tienen la nobleza de dialogar, aguantar y perdonar.
Para esos jueces que sean más valientes. Y para todas las mujeres que respetamos a nuestras parejas y que jamás destrozaríamos su vida si dejáramos de amarles.

Y para todos nosotros que tenemos que aprender a quitar el amarillismo de nuestra cabeza. A no ser tan superficiales e intentar comprender porqué un hombre no se vuelve loco porque sí. Un hombre no se convierte en asesino de la noche a la mañana...
Llegar a asesinar para después acabar con tu propia vida es la forma más baja de abandonar este mundo. Y todos lo sabemos.

Atajemos, o íntentémoslo al menos, la raíz del problema siendo más justos unos con otros, pensando en los niños y pensando que TODOS y TODAS (como diría aquel) tenemos derecho a rehacer nuestras vidas.
Va por tí, chaval.
Un saludo

Natacha.

67 comentarios:

Genín dijo...

Tienes mas razón que una santa...
No se como irán las esadísticas, pero me da en la nariz, que todo el tema este de los llamados asesinatos de género empezaron a llamar la atención por su frecuencia y su aumento, a partir de que en este país se legalizó el divorcio.
Yo he pasado por eso y no se lo deseo a nadie. Y eso que nos divorciamos de mutuo acuerdo, a las niñas se les preguntó como, con quien y de que forma querian vivir. Nadie puso problemas de ninguna clase a la otra parte para estar cuando y cuanto quisiese con las niñas. Los bienes se repartieron a medias asignandoles un valor.Siempre nos hemos llevado "bien". No hubo pago de pension a nadie, porque al ser yo quien mas ingresos tenia, y vivir conmigo las niñas, y ella una profesional con entradas decentes para vivr sin problemas, pensé que era natural que me hiciera yo cargo de los gastos de las niñas, colegios etc.
No quiero ni pensar que todo esto se hubiera llevado por las malas. Ya así, era un sufrimiento importante, el mas grande de nuestras vidas, conque ¿Como seria con odio mutuo, como muchos casos que conocí?
Como dices,debe de hacerse un estudio profesional del porque de estos crímenes para intentar comprender de donde viene tanto odio que genera tanta muerte, tanto las asesinadas como los que se suicidan, demuestran que existe un sufrimiento previo tal, que desquicia las mentes y se llega a despreciar la vida de ambos.
Es un problema mundial y debe atajarse mediante un estudio muy serio.
Salud, Genín

Natacha dijo...

Si Genín, es muy triste pero los hombres están siendo también "maltratados" y de eso no se ocupa nadie. No hay derecho. Las cosas como son.
Un beso cielo.
Natacha.

Gatadeangora dijo...

Creo que hay que distinguir entre los hombres que han maltratado sistematicamente y durante todo el matrimonio,y por ello la mujer se separa.Estos son los peligrosos y a los que la justica debe perseguir y controlar.Tambien estoy de acuerdo contigo,en que el gran pejudicado,con respecto a los hijos,es el hombre,la mayoria de las veces.Pero la sociedad está tan sensibilizada con todos estos mltratadores y asesinos que a veces somos injustos.
Besitos

Jerusalem dijo...

Son mentes enfermas.... es lo que quiero pensar para pensar bien. Pero solo me sale que son asesinos en potencia que están aletargados hasta que su mujer dice ¡Basta ya!

Our house dijo...

Querida Natacha:
Tan solo recordar mi post titulado "Cómo ser hombre y no morir en el intento" de fecha 4 de febrero.
Sin comentarios, bueno, uno sí. La culpa del aumento de la tremenda cifra de muertes por la llamada violencia de género es de la plaga de inmigrantes. Lo digo con todas las consecuencias y en mayúsculas, PLAGA (sálvese el que pueda). Miles de personas que parece que vienen a territorio conquistado, imponiendo su "ley" y sin ningún tipo de miedo ya que no tienen nada que perder...
Una pena.

Mil besos, guapa.

Our House

Antiqva dijo...

Esto, pienso, ha sucedido siempre. Es una constante de la historia. Las mujeres han sido maltratadas siempre.

Ahora, con los tiempos modernos, las mujeres, algunas al menos, no admiten ese maltrato, y se rebelan.

Y mueren.

Asi de sencillo.

Antes aguantaban. Hoy muchas siguen aguantando. Y esas viven.

Las que se sublevan, las matan, al menos a parte de ellas.

¿Como se sale de esto?

Dificil solucion tiene el asunto.

Cuando un tipo esta decidido a matar y a morir, mal arreglo tiene el asunto.

Y luego habria que hablar de la desidia de los estamentos oficiales: gobernantes, jueces, policias.... Pero eso daria para escribir un libro.

Un abrazo pesimista

Natacha dijo...

Gatadeangora, lo que pasa es que el ser humano es excesivo por naturaleza, creo yo, y cuando adopta una postura, la lleva al extremo y ya no es capaz de ser objetivo y justo. La sociedad engulle el sentido común.
Un beso cielo.
Natacha.

Natacha dijo...

Jerusalem. Sí hay hombres enfermos de soberbia y prepotencia, pero no olvidemos que a veces basta pulsar un botón para comenzar una nueva guerra.
Un besito
Natacha.

Natacha dijo...

Hola Our, amigo.
No he visto las cifras de incidencias en cuanto a la violencia de género en inmigrantes, pero si sigue la tónica de otros delitos, será alta.
Pero seamos justos también hay mucho energúmeno nacidito en las Españas profundas y las no tan profundas... Estoy contigo, es una pena.
Un abrazo
Natacha.

Natacha dijo...

Antiqva, es normal que seas pesimista, pasa el tiempo y todas la medidas tomadas no sirven para nada. Bien al contrario pareciése que aumentan cada vez más.
Por eso proponía otra línea de investigación. Tal vez atacando antes el problema, yendo a su origen (en los casos de los no maltratadores) podríamos evitar algún asesinato.
Un abrazo optimista, creo que esto tiene que tocar fondo o al menos estabilizarse en los famosos "crímenes pasionales" de toda la vida.
Natacha.

diaouled dijo...

Natacha, me has sorprendido muy positivamente porque has dado en todo el centro de la diana y te agraadezco mucho tu punto de vista, lejos de ardores feministas (para mí el machismo y el feminismo son expresiones diferentes de una misma cosa).

En lo que planteas hay varias dimensiones: (1) las separaciones y la situación en que pueden quedar los padres tras ellas; (2) los maltratos patológicos (normalmente físicos y psicológicos) de hombres a mujeres; (3) los maltratos patológicos (fundamentalmente psicológicos, pero no por ello menos graves) de mujeres a hombres; (4) los hijos, su salud emocional y su educación; (5) la inflexión que ha sufrido la sociedad en su cultura familiar desde la incorporación de la mujer al trabajo (que haya jalones por cubrir no quiere decir que no sea ya un hecho); y posiblemente otros aspectos que se me escapan. Todo esto da para un máster, así que intentaré no irme de onda.

1) Aproximadamente el 97% de las custodias que siguen a una separación son para las madres. Digamos por tanto que es realmente una excepción que los padres tengan la custodia y por tanto es una NORMA que sea la madre quien tenga custodia y muchas veces pensión (no la de manutención de los hijos, sino la otra). En este aspecto tienes toda la razón del mundo desde mi punto de vista al plantear las preguntas del inicio de tu entrada y no voy a contestarlas porque cualquiera con un poco de sensibilidad puede hacerlo.

2) El maltrato de hombres a mujeres, cuando es recurrente, forma parte evidentemente de una mente que está fuera de orden y la ley tiene hoy por hoy medios para castigar, que no prevenir, dichos comportamientos. Como señalas, escandaliza la forma en que sobre todo los medios se toman este problema. Señores (de los medios), un anciano de ochenta que mata a su mujer enferma de alzheimer NO ES UN MALTRATADOR. Es sencillamente una persona que se muere de pena y en muchos casos de amor. No nos tomen por gilipollas, por favor.

3) Ese gran desconocido. Está ahí, es tan numeroso por lo menos como el maltrato de hombres a mujeres, tiene efectos devastadores en las familias y en los hombres que lo sufren en concreto. Entre otros, tiene el efecto de provocar la violencia, pero sencillamente no existe, no se habla de él, no hay muertos. Muy mal.

4) El gran problema, nuestros hijos. Son los grandes perdedores de los maltratos, pero hay que distinguir entre maltratos patológicos y de calado con dar una torta en un momento dado o tener excesos verbales ocasionados por tensiones extremas puntuales. A mí mi madre me dió bastantes zapatillazos y no se lo agradezco, pero tampoco tengo traumas. Tengo más traumas debido a su comportamiento invasivo para con mi intimidad (meter las narices en todo, vamos) que debido a lo otro. El sufrimiento de los niños por nuestra causa es un problema enorme y de muy difícil solución.

5) La sociedad. Parece que tenemos unas enormes dificultades en asumir que los padres se han convertido en una proporción notabilísima en padres-madres. Mi padre trabajaba siempre, hasta los sábados. Llegaba a casa y tenía su comida, su ropa, tu siesta y punto. Yo, que no presumo de ser buen padre, hago cosas en la casa, juego con mis hijos, los ayudo en los estudios, procuro poner en práctica las "buenas prácticas" leídas en toneladas de libros y aprendidas en visitas a psicólogos, les tengo en cuenta de modo preferente para cualquier cosa, perdí más del quince por ciento de mi masa corporal (escasa) cuando nacieron debido a su prematuridad, he pasado por mil aventuras médicas y psicológicas... Yo he adquirido lo que para mi madre era propio de ella. Si un juez considera que tengo un 3% de oportunidades de una custodia respecto a un 97% de mi mujer, me siento maltratado por la sociedad, maltratado, maniatado, impotente, indefenso... Tenemos que asumir que hoy en día los padres son también madres, como las madres pueden ser padres, y debe ser caso por caso y siempre en defensa del menor como se estudien los conflictos.

En resumen, y perdón por la extensión, creo que tenemos que dar pasos muy grandes todavía para humanizarnos tras la revolución que ha supuesto que las mujeres se incorporen al trabajo (y bienvenidas, no se me malinterprete ¿eh?, que me molesta tener que justificarme para esto). Ahora somos una sociedad ultracompetitiva (sobre todo en grandes ciudades) y los niños ya no juegan como jugaba yo, es como si se les hubiera retirado esa oportunidad, que desde mi punto de vista, justifica muchas conductas desviadas. Los niños tiene que jugar y los padres tienen que disfrutar, vivir y dejar vivir, pero es que aquí también hay que añadir el precio de la hipoteca, la zanahoria, la leche, la mala leche... Es muy muy complicado y realmente creo que estamos en una fase de declive humano embebida en una fase de auge tecnológico cuya crisis está a la vuelta de la esquina ya que se basa en materias primas y energías finitas: ¿es el fin del "Imperio"? Desde luego si lo fuera, no estamos preparados como lo estuvieron mis abuelas para soportar lo que les tocó vivir.

Besos Natacha, grandísimo post, te lo agradezco.

tinez dijo...

El juez fijó la cuota en el 30% de mis ingresos. Era buen dinero. Pregunté
-¿Y si las cosas me van mal?
-Pues deberá buscar otro trabajo, y si no es suficiente, dos, me respondió.


Nada justifica un sólo acto de violencia. Su expresión más abyecta y tremenda es la que vemos e los telediarios, pero la otra, la del día a día, no sabe de géneros y no figura en las estadísticas.

Me emocionó tu post.
Un saludo.

Bowman dijo...

Bueno Natacha, es lo de siempre: pagan justos por pecadores.

O también una mala interpretación de la "democracia":
a) a las moscas les gusta la mierda (perdón)
b) a los humanos no nos gusta
c) la proporción de moscas es muy superior a la de humanos
Ergo: los humanos estamos equivocados... ¡la mierda es buena!

Quiero decir que la proporción de casos en los que la custodia entregada a la madre es 'correcta' es bastante alta. Hay mucho padre fariseo que hace mucho ruido. Conozco a padres que iban a las manifestaciones para solicitar custodias compartidas pero luego pasaban de las visitas o incluso recogían a los niños para dejarlos con un tercero, simplemente para quitárselos a la madre. Su argumento era "Ya que pago (la pensión alimenticia), esas horas me corresponden a mí y no a la madre, y hago con esas horas lo que me da la gana"). El problema es que los verdaderos "padres" sufren por la existencia de tanto impresentable, claro.
Mi experiencia al respecto está basada en trato directo con un abogado de la Asociación de Mujeres Separadas. Las estadísticas (y los casos concretos que hemos comentado) dan mayoría al padre "caradura" aunque también tienen claro que la tendencia, afortunadamente, está cambiando a gran velocidad.

Lo ideal (también lo hemos hablado) sería que verdaderamente se estudiara cada caso en profundidad en los juzgados de familia, pero eso no se hace porque no hay medios ni tiempo.

Por tanto, los jueces aplican siempre "el interés del menor". Y como no hay tiempo ni medios (¿ni ganas?) para investigar los intereses "afectivos", sólo pueden tener en cuenta "otros intereses".

Habitualmente (aunque es otra tendencia que está cambiando, y se está reflejando en las sentencias) es (o era) el hombre el que más tiempo dedicaba al trabajo y mayores ingresos aportaba, mientras que la madre tenía más tiempo para el cuidado de los hijos. Por tanto, prima ese interés a la hora de conceder las custodias. De todas formas, también se tira mucho de costumbre y se ve que casi todos los padres/madres separados/divorciados gozan (o sufren) los mismos patrones de visitas (fines de semana alternos + 1 día en medio de la semana y la mitad de las vacaciones escolares). Para los jueces es lo "cómodo". Tiran de "receta".

Lo que sí tienen en cuenta los jueces, y por eso son reticentes a las custodias compartidas, es el síndrome del "niño-maleta", del que ya tienen suficientes estudios y se está demostrando nefasto para su desarrollo social normal.

Natacha dijo...

Diauoled, poco tengo que añadir a lo que muy bien has expuesto.
Sólo decir que tal vez,y digo, solo tal vez... Deberíamos volver al hogar. A ese del parchís y el pan con chocolate.
Un beso y gracias.
Natacha.

Natacha dijo...

Tínez es la injusticia constante. Es una pena, pero como mujer, a veces me avergüenzo del saco en el que se me mete. No quiero estar ahí, por eso tengo que dar mi opinión.
Un beso
Natacha.

Natacha dijo...

Bowman, tu punto de vista diferente al que expongo es necesario para equilibrar la balanza. No tengo datos reales con los que defender mi postura y sin embargo parece que tienes acceso a datos muy fiables del tema.
el problema no es tanto el porcentaje de padres "jetas" sino los padres que quieren a sus niños, que estoy segura de que son muchísimos.
El sindrome del niño maleta es terrible y muy penoso para los pequeños, pero no se yo hasta qué punto es peor la ausencia o el critiqueo constante de su progenitor.
Lo que está claro, es que una separación es traumática para todos, incluso con buenas personas sin mala intención.
Un saludo amigo
Natacha.

Bowman dijo...

Tampoco es para tanto, amiga Natacha. Al fin y al cabo mis fuentes son de la Asociación de Mujeres Separadas... es posible que una asociación de hombres opinara lo contrario ;-)

Ten en cuenta que a la hora de enfrentarse a una separación o divorcio, son las mujeres con más problemas y menos recursos las que buscan apoyo en esta y otras asociaciones, por lo que es posible que exista cierta concentración de estos penosos casos aquí y, por tanto los datos serán necesariamente (que no intencionadamente) sesgados.

Pero sí he tenido que acudir unas cuentas veces a los juzgados de familia y me consta que los procedimientos y decisiones de los jueces se parecen bastante a los que he descrito. Y la coletilla "interés del menor" (definido por el juez, claro) es de uso casi despótico

También depende mucho del juez titular de cada juzgado, y se aprecia que, con un cambio de titularidad cambian las tendencias. De hecho, es bastante habitual que uno de los progenitores solicite cambios o revisión de los acuerdos cuando los jueces cambian, porque de lo contrario la inercia y costumbres de cada juez determinado tienen mucha inercia.

Lo único positivo que puedo decir a los padres que quieren a sus hijos es que cada vez se tienen más en cuenta las opiniones de estos (aunque los abogados, en interés del menor, no aconsejan siempre enfrentar a los hijos a una "prueba pericial" que puede muy ser desagradable para ellos). Pero a partir de los 12 años la opinión del niño es casi automáticamente aceptada: si quieren vivir con uno u otro progenitor o cambiar su régimen de visitas lo más probable es que lo consigan).

Besos

Antiqva dijo...

Querida amiga: Hoy ya no pueden acontencer esos "crimenes pasionales" a los que te remites.

Eso era en los tiempos del franquismo. Uf, recuerdo cuando yo era niño... Mi abuela y mi madre se reunian al calor de la cocina y se ponian a leer EL CASO como locas.

EL CASO, un periodico de sucesos.

Ya nadie se acuerda de EL CASO. Eso fue antes de las telenovelas.

Entonces si existian los crimenes pasionales. La mujer no tenia derechos. Juridicamente era una incapacitada. No podia siquiera abrir una cuenta en un banco, salvo que su marido o su padre la autorizaran. No tenia capacidad de obrar.

Y claro, no podia tener (Santo Dios) ni amores extraños, ni amantes, ni comenter adulteerio, ni nada.

Y los hombres, tan celosos, mataban a sus mujeres por esos motivos pasionales.

Y casi estaba bien visto socialmente. Las mujeres que se salian de lo normal de entonces eran realmente unas perdidas.

Hoy, alguien diria que ha pasado UN MILLON de años, y todo eso se ha superado. Yo no existen crimenes pasionales, sino violencia de genero.

Al menos, hoy todos estan de acuerdo es que la violencia de genero es algo malo, no como entonces, que no estaba tan claro.

Piensa que, por ejemplo, en el Derecho romano, el pater familias, en el uso de su autoridad, podia incluso, llegado el caso, matar a su hijo... Y todos lo admitian.

Otra vez me estoy liando.

Lo cierto es que en los ultimos 50 años, han pasado al menos 1.000.000 de años.

Quizas dentro de otros 50 años todas estas cosas se hayan normalizado.

Un abrazo

Natacha dijo...

Querido Antiqva, no puedo menos que discrepar (para eso estamos no?) Creo que los crímenes pasionales siguen perfectamente vigentes... Romeo y Julieta siguen existiendo y lo de :"le maté por una linde" también.
No sé qué opinarán los demás, pero creo que la España profunda, la del caso (que si que me acuerdo, el caso estuvo en los kioskos hasta los años 70 muy a finales, incluso principios de los 80) sigue ahí, vestida de hip hop, pero ahí.
Un beso.
Natacha.

Natacha dijo...

Bowman, creo que todos ya sospechabamos que los jueces "se dejan llevar" por la inercia social. Eso también es preocupante, ¿no crees? Los jueces deberían estar por encima de juicios mediáticos y de pulsos sociales... Al fin y al cabo la ley es la ley.
No sé, complicado.
Un beso
Natacha.

diaouled dijo...

Bowman, por eso que dices he dejado claro que se tendría que ver caso por caso, rechazo de plano la lucha de género (por dios, antiqva, esa es una teoría fascista!). No me gusta que se fomente el enfrentamiento entre hombres y mujeres ni entre peras y manzanas. Eso sólo genera más violencia. Siguen existiendo románticos, hijos de puta, locos, así como locas, hijas de puta y románticas (perdón, soy así) como lo existían hace cincuenta años, hace trescientos y dentro de cien.

Por eso mismo que dices, Bowman, también entiendo lo de la falta de medios en los juzgados, donde, por cierto, también hay románticos, hijos de puta y locos (dow!) al igual que sus correspondientes del sexo ¡¿débil?! ;D Yo hablo desde mi opinión y experiencia personal, claro.

La mesa camilla, el parchís, el pan con chocolate o mantequilla con azúcar, como quieras, el amor familiar es lo que se está perdiendo Natacha. Tienes razón.

Por cierto antiqva, mi abuela Teresa era de EL CASO, radionovela (Porretas, Ama Rosa) y de rezo del ángelus. Me acuerdo perfectamente, no me he olvidado y no hace un millón de años.

Besos a todos.

Natacha dijo...

Diaouled, volver a casa... Si que se echa de menos, no sé si sería posible con los cables de la wii por medio.
Las cosas han cambiado, para bien, y en lo que nos ocupa, para mal.
Desgraciadamente tu experiencia te da, seguramente, un punto de vista tan parcial como real.
Un beso, amigo.
Natacha

eva maria dijo...

Pienso que hasta que no deje de existir el machismo que queda de los hombres de una determinada edad, y de las mujeres, por cierto, que deje de influir en la educación, no se acabará esa diferencia que siempre está presente en la sociedad, por lo que yo he vivido hasta ahora, el hombre sigue tendiendo a querer tener poder sobre la mujer, y como ahora no lo tiene tan fácil utiliza en lo que sabe, que por naturaleza la supera, "LA FUERZA", no quiero meter a todos en esta línea, gracias a Dios les hay que no les supera una mujer ni con creces, pero creo que es así, y esos casos son más conocidos porque llegan a lo que llegan, "a matar" creo que nadie tiene derecho a quitar la vida a nadie, por muy hijo o hija de p... que sea, sino habría cadáveres a cada paso que damos ¿no?, si te quieres quitar la vida eres libre de ello, pero esa libertad no la tienes con la vida de los demás, eso es lo que pienso. Tampoco por esto voy a buscar una causa que lo justifique, porque sea la que sea, creo que eso no lo justifica, y ya me da igual si es hombre o mujer, hablo de personas. Querida Natacha, esos hombres puede que sean los mínimos, pero son los que dan la nota, por desgracia, y hay más de lo que conocemos y menos de lo que sabemos ¿o no?. Sólo decir, "olé" por todos los padres que quieren a sus hijos de verdad, que juegan con ellos, que los atienden, que los escuchan, simplemente por ser "PADRES" el mío no lo fué, y GRACIAS a las madres que siguen siendo madres, que también las hay. Y los que no entran en este bloque yo sacaba una ley para que tambien estudiase quien si o no debe de ser padre o madre, lo mismo nos sorprendiamos,(y acabaríamos con la natalidad del todo), además ¿ya no hay leyes para todo?. Muchos besos Natacha. Eva.

Adolfo Calatayu dijo...

Seré muy franco y personal: estoy divorciado hace 4 años y un par de meses,mi relación con la mamá de mis hijos nunca fue buena,sin embargo siempre cumplí con mis obligaciones y compromisos;no puedo decir lo mismo de esta mujer.
Hace 2 años violó el régimen de visitas y no me dió a mis hijos en las vacaciones,la denuncié (ya que es un delito),con el patético resultado que cuando nos citaron,5 meses después,el juez la reconvino y la "instó" a no "volver a hacerlo"...y qué pasó? la última vez que tuve a mis hijos un fin de semana fue el 17 de agosto pasado.
Todos los viernes los hacía faltar al cole ya que yo tenía que buscarlos allí y devolverlos los sábados por la noche;los continué viendo en el colegio,en los recreos,pero cuando terminaron las clases no los volví a ver hasta que éste lunes regresen al colegio.
Por qué tiene esta conducta? no lo sé ni me interesa,lo que sí me importa es el mal que nos causa a mis hijos y a mí,por supuesto nuevamente la denuncié y espero que esta vez sí exista otro final.
Digamos la verdad,no hay NINGÚN TRIBUNAL EN EL MUNDO que juzgue del mismo modo la misma falta cometida por una madre que por un padre,existe la falaz e insensata idea que las madres son lo mejor que le podría haber ocurrido a la Humanidad,y no es así,es como todo,hay madres buenas pero también muy malas,como los padres,como el ser humano en general.
Igual persisto en mi confianza en la justicia,sé que en algún momento la verdad sale a la luz.
Muchos cariños

JON dijo...

¿ Y si hay niños ?, son los que reciben la peor parte viviendo las situaciones de maltrato y todo lo que supone.
En muchos casos hay situaciones que pueden ser debidas a un cúmulo de problemas, alcohol,drogas,hipotecas....y el loco ritmo de vida y todo el extres que padecemos diariamente.
Por otra parte, por supuesto que los padres puedan tener a sus hijos, igual que la madre, por mutuo acuerdo y que el niño lo desee.
Estoy de acuerdo que en la mayoría de los casos el peor parado es el hombre, ¿ cuantos hay tirados por las calles debido a que le han echado de su casa, con una mano adelante y otra atrás ?
Saludos.

Natacha dijo...

Querida Eva, nadie niega la existencia de hombres perversos. Pero precisamente de eso se trata, de localizarlos y condenarlos. Lo grave es hacer justicia de la manera que se hace actualmente.
Esperemos que las cosas cambien, y personas indeseables sean apartadas de los seres a quienes dañan.
Un beso.
Natacha.

Natacha dijo...

Amigo Adolfo. Tristemente tu experiencia es bastante común. No tenemos más que ver la tónica de los comentarios.
Es necesario alzar las voces en contra del maltrato femenino, que también existe y que se obvia una y otra vez, sistemáticamente.
Es una vergüenza... y una pena.
Si pudieramos poner un poco de cordura y sensatez en esas mujeres que dañan tanto a sus hijos...
Un beso amigo.
Natacha.

Natacha dijo...

Jon, tocas la parte mas vulnerable y dañada de estas situaciones.
Es verdad que, al final, los niños observan, sienten, y sacan conclusiones, muchas veces erróneas y equivocadas de estos conflictos familiares, creándose una imagen distorsionada de los roles de padre y madre correctos. Se convierten en adultos con carecias vitales para el crecimiento personal... eso trae consecuencias nefastas.
Chavales que con 20 años siguen siendo absolutamente infantiles, incapaces de asumir su adultez y con el retraso vital que eso conlleva, consecuencias, consecuencias y más consecuencias... Mal para todos.
Un abrazo, jon.

Jerusalem dijo...

La inmadurez de los hijos no creo que venga por una separación de los padres. Conozco a muchos "cuarentones" que son más infantiles que el mecanismo un chupete y vienen de familias tradicionales (Padre y madre) Pienso que la inmadurez de mucha gente viene de una vida muy sencilla en la jamás han tenido que luchar por nada.
Besos

Natacha dijo...

Jerusalem por supuesto que ahora casi todos los jóvenes pecan de infantiles. Es verdad que han tenido la vida fácil y eso hace que no quieran crecer y tener responsabilidades.
Pero estarás conmigo en que no es la única causa del infantilismo. Todo lo que nos ocurre en la infacia tiene repercusión en nuestra madurez y un proceso doloroso de separación de los padres causa muchos daños en los niños.
Un beso y gracias por opinar.
Natacha.

los retales de Luisa dijo...

A principios de año escribí un post hablando sobre este mismo tema y pedia que por favor este año no hubiera tanta violencia de genero pero por lo qué veo esto es suma y sigue...muy triste .

Natacha dijo...

Si Luisa, suma y sigue. Hemos entrado en espiral violenta...
Una triste pena...
Un beso
Natacha.

Fujur dijo...

vaya hombre... al final serán los hombres los que nos volvemos locos... poder de las amazonas! ;-)

Fujur dijo...

realmente todo se reduce a problemas psicológicos particulares, no creo que sea un problema del género masculino como un todo... creo yo

Fujur dijo...

el maltrato psicológico masculino es una total realidad (sin justificar, muchas veces precede al físico femenino...)

por qué no te he puesto todo en un mismo comentario.... buena pregunta!

Natacha dijo...

Fojur, Nadie ha afirmado que sea un problema del género masculino, lo que ocurre es que el tema en cuestión es "le maltrato de género".
Los hombres tampoco es que se vuelvan locos, pero si es verdad que en muchas ocasiones, los ataques salvajes de algunos de ellos, se deben a un ataque de locura por la presión social, o de su esposa o del entorno más inmediato.
Un saludo (puedes comentar como quieras, en tres partes, en una o en mil, siempre serás bienvenido)
Natacha.

Pedro dijo...

Tus palabras llegan a lo más profundo, Natacha. El tema que tratas es otra de las muchas tendencias negativas que tenemos que soportar hoy; ¿hasta cuándo?
Son muchas las circunstancias que pueden llevar a una persona a cometer esas atrocidades, pero sin duda, las que tú expones están ahí presentes, y nadie debería darles la espalda.
Deberían de haber más mujeres como tú, que se sensibilizaran con este tema, ya que creo que sois las únicas que podéis darle solución (si es que esto es posible), a los hombres enseguida se nos tacharía de machistas y retrógrados, y nunca habrá ningún líder masculino que se quiera arriesgar a ponerle el cascabel al gato.
Muchos hombres que sufren agradecerán tus palabras.
Un sincero beso.

Natacha dijo...

Pedro, siempre haces que me sienta bien. Dar sentido a este post es precisamente eso. Que personas que se sienten mal, sepan que no todo el mundo opina lo mismo.
La masa ha de licuarse y comenzar a ser personas pensantes, individuales, sin miedo a expresar, como siempre, lo políticamente incorrecto.
Gracias Pedro, amigo.
Natacha.

Our house dijo...

Otra vez hola.
Voy a intentar poner la nota de humor a través de la tontería del día.
Instaría a los jueces (los de naranja y los de limón) a que leyeran nuestros blog´s y que vieran menos las noticias de televisión.
Como pulso a la opinión de la sociedad creo que les vendría mejor.
Qué tiempos aquellos de "El Caso", el pan con chocolate, las radionovelas (me empiezan a llegar los olores de mi niñez),...
Jerusalem, te rogaría un cambio de denominación. El término "cuarentón" no es que sea despectivo, pero creo que los que nos asomamos a los blog´s nos sentimos mas "cuarentañeros", ;) .
Lo que es evidente es que cada vez hay más casos de todo. También somos más los pobladores de la Tierra; también nos juntamos más en núcleos urbanos (sin haber aprendido a convivir con nosotros mismos); y por supuesto, estos sucesos venden más en los medios de comunicación. ¿Cuántas veces vemos información sobre la labor de los jóvenes voluntarios vs botellón? Por ejemplo.
Propongo la sustitución de los obsoletos jueces por flamantes ordenadores Apple. En diseño íbamos a ganar mucho.

Salu2

Natacha dijo...

Querido Our, como siempre, un poco de aire fresco que aportas a este pequeño sitio de intercambio de pareceres.
Me apunto a lo de "cuarentañeros".
Secundo la proposición de animar a los jueces que lean blogs. Las opiniones que se vierten forman parte, al fin y al cabo, del tejido social y deberíamos ser escuchados, al menos tanto como los que se manifiestan por las calles.
Hablando de la niñez, para los que vivimos en Madrid, y en nuestro barrio, una cosa ahora mejor que antes: Nunca pudimos pasear por el Puente de Toledo, sin embargo, desde hace años, se ha convertido en un centro agradable de reunión.
Un beso, amigo.
Natacha.

Anónimo dijo...

Verdades como puños. Lo he vivido a través de mi pareja (mi hijo es el tercero para su padre), y desde luego su ex... como otras muchas, lo único que ha hecho desde que se separaron es poner obstaculos a todo, casi conseguir que sus hijos pierdan a su padre, por no hablar de denuncias falsas, poner de espaldas a toda la familia y mil historias que parecen sacadas de la ficción. Después de nueve años todavía le quedan ganas de seguir haciendo daño. Y doy fé que todavía lo consigue de vez en cuando. Sólo unos pocos son los afortunados de rehacer sus vidas, aunque para la persona que esté a su lado es un peso muy grande...

Natacha dijo...

Anónimo, siento mucho que hayas tenido tan cerca experiencias como las que relatas.
Solo viene a confirmar que todo, no es siempre como parece.
Un saludo y gracias por compartirlo con nosotros.
Natacha.

Bowman dijo...

Oh, oh.. Natacha... creo que ¡somos vecinos! Antes vivía en el Puente de Segovia y ahora en el de Praga, por lo que el de Toledo queda justo en medio :D

Tras leer el comentario de Adolfo he de admitir mi cobardía por decidirme a comentar sólo una parte del problema y no hablar de las "mujeres malas", pero es que, con tantas mujeres muertas, a veces parece políticamente incorrecto hablar de ello. Y por eso valoro tanto este artículo que ha hecho Natacha (otra cosa distinta es que siempre me guste hacer de "abogado del diablo" para poder discutir varias posturas)

El caso es que me voy a atrever a hacer un comentario un poco fuerte, pero basado en experiencia personal (y que, por tanto, puede ser limitada):

El principal culpable de la educación machista es la "madre" del machista, no el padre. Estoy acostumbrado a conocer a hombres (¿con "complejo" de Edipo?) cuyas madres les han inculcado (y ahora exagero para enfatizar) que 'todas las mujeres son unas putas (menos su madre y su hermana, claro)'. Madres excesivamente protectoras y altamente misóginas que, desde que sus niños son pequeños, tiemblan ante el momento (futuro) en que vendrá una mujerzuela a quitárselos, seguramente interesada sólo en su dinero, etc.

No os podéis imaginar cuántas madres conozco así. En algunas de ellas he observado resentimiento. Vivieron en una época machista y a ellas les tocó someterse. Si hubieran tenido hijas probablemente las incitarían a rebelarse contra ello pero, teniendo hijos, parece que les fastidia que, tras el esfuerzo de criarles, venga otra a por su hijo que tenga las cosas más fáciles que ella misma. No sé si me explico.

El último caso, hace poco, una amiga se separó. Sufría malos tratos (aunque ella también es para "darla de comer aparte"). Pero ha educado dos hijos (varones) a los que, cada vez que veo, me dan ganas de abofetearles. Lo siento por ella pero los ha hecho tan misóginos y les ha consentido tanto que, al final, se le han vuelto contra ella (la tratan como su madre les enseñó a tratar a las mujeres, y le reservan el papel de esclava que ella les inculcó) Vaya, ahora que lo pienso conozco a dos jóvenes futuros maltratadores "en potencia" . Les tendré vigilados.

P.D.: Yo también abogo por crear el "Día del Orgullo Cuarentón.
;-)
P.D.2: Jo, Diaouled, me haces sentir viejo. Yo también he llegado a escuchar a los Porretas (y no me refiero al grupo de rock de nuestro ex-barrio)

Bowman dijo...

Me agrada ver que hay compañeros Mcinteros por ahí, Our House. Escribo desde un iMac G5 (y tengo por ahí el G4).

Bowman dijo...

¡Qué razón tienes Anónima! (dices: Sólo unos pocos son los afortunados de rehacer sus vidas, aunque para la persona que esté a su lado es un peso muy grande...)

No saben donde se meten ¿verdad? ;-)

Natacha dijo...

Bowman, vaya parece que todo el mundo hemos vivido en carabanchel, además de manolito gafotas ¡Claro!
Qué bien.
Bueno, de tu comentario, qué decir.
Desgraciadamente (por la parte que me toca y aunque me fastidia reconocerlo) es cierto. Hay muchísimas madres que, increíblemente educan a sus hijos como el mismo culo.
Y de la educación de las hijas ¿qué me dices?
O nos os suena eso de. "hija tu aguanta, que es tu marido" o esos consejos de: "tu pilla a uno con dinero y luego... ya veremos"
Es verdad que cuando uno escupe para arriba... ya sabeis.
Un beso.
pd.: Yo no tengo un mac, tengo un sencillito portatil acer pero me encanta el diseño de esos ordenadores. Son preciosos.
Natacha.

Alberto dijo...

Natasha, gracias por dejar tu huella en Tiflohomero. Me hace mucha ilusión ver que el esfuerzo que llevo a cabo, pese a mi ceguera, es valorado.
Por cierto, es bonito tu nombre y muy "propio" para mí, cegato, pasarme por tu blog. Seguro que me merece la pena.
Y desde luego que leyendo tu post sobre la violencia de género, sin duda que traes luz.
Y es que es muy de agradecer que no se caiga en fáciles demagogias al respecto.
Está claro que algo muy gordo está pasando cuando pese a tanta información, tanta supuesta educación... se siga con esa lacra.
Como bien dices, la cosa va más allá de caer en la lamentación fácil y superficial. Hay que analizar qué conduce a esos hombres a la tragedia.
Gracias por tu lucidez y espero tus luminosas aportaciones y visitas en:
http://tiflohomero.blogspot.com

Natacha dijo...

Hola Alberto, qué bueno verte por aquí. Espero que vengas a menudo. Serás uno más de todos los que aqui nos reunimos de vez en cuando para expresar sin problemas nuestra opinión. Como habrás apreciado es mucho más interesante esta trastienda del blog que los propios post.
¿No es maravilloso?
Un saludo y vuelve siempre que quieras.
Natacha.

Pedro Jorge dijo...

Natacha, bendita seas. estás promoviendo el equilibrio.

me encant´
o tu luz, pero es que... hay que ir hoja por hoja, paso a paso.

me tendrás asiduo aquí, muchísimas gracias por tu visita.

;)

Un saludo muy lejano

Natacha dijo...

Hola Pedro Jorge, gracias por tus bonitas palabras.
Espero que vuelvas por aquí siempre que te apetezca.
Un beso
Natacha.

Bowman dijo...

Yo soy de la otra orilla del río :)

Manuel Amaro dijo...

Una reflexión más que interesante.
Nunca se ha de justificar un asesinato, pero tal vez pudieran evitarse muchos teniendo en cuenta ciertos matices.
El problema radica en la ignorancia y en la sempiterna idea de "propiedad" marital. Todavía hoy, escucho a muchos de mis alumnos/as adolescentes decir cosas como: "mi novio es mío y no quiero que se le acerque nadie". Esta pueril idea de posesión es la que puede convertirse en demencia con el tiempo. Creo que la solución está antes, en la educación: Nadie es de nadie.
Un abrazo.

Natacha dijo...

Bowman... de la parte noble de la ciudad, no, si se te nota la nobleza jejeje. La Arganzuela, wow.
Un beso
Natacha.


Manuel, gracias por tu comentario. Espero ver otra vez por aquí.
Un saludo
Natacha.

Mujer con piernas dijo...

No lo uddes, la impotencia total es lo que los impulsa, ya sabes el refran tu violencia es tu impotencia.
No podemos generalizar, yo no hablaría de los hombres en general, se trata de personas muy limitadas, emigrantes que se encuentran perdidos y con sus valores muy tradicionales sobre la hombria perdidos....
Es una epidemis social horrible. En fin
Un besito, he estado muy ocupada últimamente pero ya voy sacando tiempo.

Natacha dijo...

Hola mujer con piernas. Nunca se puede generalizar, por supuesto.
Un beso y gracias por venir.
Natacha.

Bowman dijo...

Natacha... será nobleza por la vía marital, porque sólo soy de allí desde que conocí a mi mujer (bueno, antes salí también con una chica de Usera). He sido siempre de Canillas (como JotaJota).

Pero aprovecho para decir que esto demuestra que las mujeres nos ennoblecen
;-)

Natacha dijo...

Ole ahí, por la parte que me toca, bowman.
Un besito para ti y para tu noble mujer.
Natacha.

El lenguaraz dijo...

No puedo menos que inclinarme respetuoso ante su clarividencia madame; he suspirado mucho por leer algo como esto, pensado por una mujer.
Porque es muy fácil ponerse en el papel de víctima, pero entender la raíz del problema, lleva un poco más de atención y sentido de la justicia. No puedo agregar ni quitar una coma a su escrito; mi acuerdo es total, incluídas las mismas prevenciones que también ha mencionado oportunamente. Volveré a leerla. Gracias.

Frabisa dijo...

Quiero felicitarte por tu valentía al abordar el otro lado del cristal, no es fácil que se comprenda.

Es evidente que NADA justifica un asesinato, sea de una mujer, un hombre o un niño, por supuesto, tampoco el maltrato.

Dejando claro lo anterior, concuerdo en mucho con tus reflexiones. En los divorcios se producen situaciones tremendas para algunos hombres, se quedan literalmente en la calle, pierden todo, en un porcentaje importante, también a los hijos. Es un tema sobre el que he reflexionado mucho. Conozco muchas mujeres de un nivel social medio-alto que en situaciones de divorcio se convierten en auténticos “malos bichos” que utilizan los hijos como arma arrojadiza y convierten una separación matrimonial en una auténtica guerra donde todo vale. No me extiendo más, no es fácil hablar de este tema sin que te tilden de machista, pero estar a favor de las mujeres no significa aplastar a los hombres.
Un beso

Natacha dijo...

Lenguaraz, gracias por venir a visitarnos. Todos tenemos que hacer un esfuerzo por convivir y por ser justos.
Es imprescindible para todos, mientras no hagamos ese ejercicio, mal vamos.
Un abrazo.
Natacha.

Natacha dijo...

Hola Fabrisa, claro, si de lo que se trata es de no meter a todos en el mismo saco.
Muchos hombres (la mayoría) son maravillosos, como las mujeres. Pero así, en igual medida.
No saquemos las cosas de quicio, eso no ayuda a nadie. Ni siquiera a las víctimas.
Fíjate, que está ocurriendo un efecto rebote...
Empiezas a no horrorizarte cuando oyes las noticias.
Un beso, amiga.
Natacha.

Eduardo Arias Rábanos dijo...

Valentía, honestidad, empatía y una buena fluidez, he notado yo al ver cómo expones el espinoso tema, considerado tabú en nuestra sociedad.
Concuerdo al ciento por ciento. Enhorabuena.

Natacha dijo...

Gracias Eduardo... espero que vuelvas a visitarme, cuando quieras.
Gracias por tus amables palabras.
Un fuerte abrazo
Natacha.

Anónimo dijo...

Gracias, por tu valentia,por tu inparcialidad,creo que ser mujer no esta reñido con la objetibidad al tratar este tema.El día que se aisle cada historia,cada denuncia de malos tratos,se empiece a considerar que dentro de cada hogar se puede estar viviendo un calvario ó simplemente la mujer se canso de su marido y......
un beso para ti.

Natacha dijo...

Anónimo, gracias por tus amables palabras, que comparto y apoyo.
Un saludo
Natacha.

Ana Pérez dijo...

Acabo de encontrar tu blog y he de decirte que me ha encantado.
Tienes textos muy comprometidos y las fotografías están escogidas con mucho gusto.

Besos!

Natacha dijo...

Gracias Ana por tus palabras tan amables. Espero verte a menudo por aquí.
un beso.
Natacha.